Hay una derecha cada vez más dispersa

Hay una derecha cada vez más dispersa