El policía, la ambulancia y la raíz del mal

El policía, la ambulancia y la raíz del mal