Máxima Acuña denuncia al Estado ante la CIDH

Máxima Acuña denuncia al Estado ante la CIDH

Seis años después, cansada del permanente hostigamiento de la minera Yanacocha, la campesina cajamarquina Máxima Acuña presentó una demanda contra el Estado peruano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por incumplir con su deber de brindarle protección.

Tras agotarse la vía interna en cuanto a requerimiento de justicia, Acuña de Chaupe, con el respaldo de las organizaciones Grufides y DEMUS-Estudio para la defensa de los derechos de la Mujer, acude al sistema interamericano.

“Esta violencia no solo ha sido reiterada sino que ha aprovechado la condición de mujer de esta ciudadana habiéndose configurado como violencia de género en un contexto de conflicto socioambiental”, informa su abogada Mirtha Vásquez, directora de Grufides.

Para llegar a la CIDH, se requería que se agotara la vía interna en el Perú. Fue así que en abril de este año, Máxima Acuña presentó ante el Ministerio Público una denuncia por violencia de género en contexto de conflicto socioambiental, la que fue archivada.

“Esperamos que la CIDH evalúe estas vulneraciones de derechos humanos sufridas por Máxima Acuña, en quien se han profundizado las secuelas ocasionando el deterioro de su salud física, psicológica y emocional, por el constante hostigamiento de la empresa minera, lo que no debe quedar impune”, refiere Vásquez.