Consejo Nacional de Educación y la repartija política a favor del fujimorismo

Consejo Nacional de Educación y la repartija política a favor del fujimorismo

El ministro Idel Vexler designa a María Isabel León Klenke para el CNE y el fujimorismo pretende copar el sector Educación.

ERNESTO TOLEDO

El ex decano el Colegio de Profesores y experto en temas pedagógicos, Julio Mendoza García, dijo al Diario UNO que la designación de María Isabel León Klenke en el Consejo Nacional de Educación (CNE) responde a una repartija política entre la mayoría fujimorista en el Parlamento y el oficialismo.

“Los miembros del Consejo Nacional de Educación son designados por una especie de repartija política. Salvo prestigio pedagógico. María León está presente como parte de los esfuerzos de PPK por mejorar sus relaciones con el fujimorismo. En el caso de los maestros, la vía es el SUTEP y usualmente no se consulta ni informa a ningún partido”, sostuvo Mendoza, en referencia a María Isabel León, quien fue coordinadora técnica de educación de Fuerza Popular (FP) en la campaña electoral del 2016.

Sobre esto, el pedagogo aseguró que la presencia del fujimorismo en el CNE se debe a los esfuerzos de copamientos de diferentes espacios políticos e institucionales.

El CNE es un órgano especializado, consultivo y autónomo del Ministerio de Educación (MINEDU); participa en la formulación de políticas y planes educativos de mediano y largo plazo, así como en políticas intersectoriales que contribuyan al desarrollo de la educación.

Asimismo, Mendoza, quien también es catedrático de la Universidad Nacional Enrique Guzmán y Valle “La Cantuta”, señaló que se debe cuestionar la forma de nominación de los miembros del órgano especializado del sector Educación y que la presencia de éstos no debiera ser solo potestad del Poder Ejecutivo sino que debiera tener una representación institucional de los gremios del sector educacional, como el Sindicato Único de Trabajadores de Educación Peruana (SUTEP), Federación Nacional de Docentes Universitarios (FENDUP) y el Sindicato de Docentes de Institutos Superiores del Perú(SIDESP), así como del Colegio de Profesores, de la Derrama Magisterial, de los Institutos pedagógicos, de la facultades de educación y de la Universidad Nacional de Educación.

“Representantes del Poder Ejecutivo y Legislativo también deberían invitar a distinguidos educadores del país; sin embargo, lo que se ve con la presencia de María Isabel León Klenke es que se negocia con diversas fuerzas políticas y las ONG de educación la nominación de los miembros”, añade.

En otro momento, Mendoza recordó que el actual ministro de Educación, Idel Vexler, llegó a ejercer el máximo cargo en la cartera después de la crisis del gabinete de Fernando Zavala y por la propuesta del Partido Aprista, respaldada por el fujimorismo.

Aseguró que la presencia de María Isabel León Klenke en el CNE garantiza el continuismo a las políticas educativas neoliberales y las políticas anti magisteriales del mismo.

Ministro de Educación

Ministro de Educación

EDUCACIÓN PRIVADA
Los sectores que se oponen a la presencia de María Isabel León en el CNE sostienen que con su designación el ministro Vexler buscaría relacionar la educación con el sector privado y con fines de lucro.

León es licenciada en Educación, además de directora y fundadora del Centro de Estudios de Aviación Profesional (AVIA); ello le valió para presidir la Asociación de Institutos Superiores y Tecnológicos (ASISTE), manteniendo una estrecha relación con universidades privadas. También ha sido directora de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP); durante su gestión, el gremio empresarial expresó sus reparos a la nueva Ley Universitaria y rechazó lo que llamó “intervencionismo en la educación superior” que se configuraría con la Superintendencia de Educación Universitaria (SUNEDU). Asimismo, se ha desempeñado como miembro del comité organizador de las CADE 2016 y 2017.

El fujimorismo siempre estuvo contra la gratuidad de la enseñanza y primer ejemplo al respecto fueron sus intentos de limitarla en el Congreso Constituyente Democrático de 1993. Estos criterios son defendidos por María Isabel León, quien, en artículo publicado en el diario “El Comercio”, el sábado 14 de octubre de 2017, presentó la gratuidad de la enseñanza como una forma de financiar la educación para aquellos que no la necesitan mientras se desprotege a la mayoría.

“Debemos reflexionar si debemos continuar subvencionando la educación superior pública y gratuita a favor de todo aquel que libremente desee tomarla”, sostuvo. Asimismo, se opone a las universidades públicas, señalando a la Universidad nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), con el Programa Nacional de Becas (PRONABEC) y sus programas como Beca 18, planteando una supuesta mayor eficiencia de estos últimos sobre las primeras.

FUJIMORISMO PRESENTE EN EL CNE
A través de una resolución ministerial, el MINEDU designó a mitad de semana como nueva integrante del CNE a María Isabel León, vinculada estrechamente al fujimorismo.

Su nombramiento lleva la firma del ministro Idel Vexler y permite su ingreso, luego de la renuncia de Henry Harman Guerra, quien pasó al Viceministerio de Gestión Institucional para completar el período 2014-2020.

Como vocera en temas de educación en la campaña del fujimorismo, María Isabel León participó de diversas actividades representando a FP y a su candidata presidencial Keiko Fujimori.

En mayo del 2016, participó de la actividad académica “Elecciones 2016: Presentación de políticas educativas para el quinquenio 2016-2021”, evento organizado por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Ese mismo messe reunió con el entonces ministro de Educación Jaime Saavedra, asegurando que el fujimorismo respetaría la Ley Universitaria y a la Superintendencia Nacional de Educación Superior (SUNEDU). En noviembre de ese año y en una columna de opinión difundida en un portal, criticó la “falta de gestión” de Saavedra en el MINEDU.

En agosto del 2016 y durante una entrevista con el diario “El Comercio”, la legisladora fujimorista Úrsula Letona —ex jefa del plan de Gobierno de Keiko Fujimori— comentó que el partido aún contaba con María Isabel León. Apuntó que ella y otros ex miembros del equipo técnico de campaña “siguen yendo a las reuniones del partido que tenemos con los jóvenes, a las charlas técnicas y políticas a las que vamos los congresistas para establecer, por ejemplo, la doctrina partidaria”.

Frente a ello, el presidente del CNE, César Guadalupe, dijo que la presencia de León como una de los 25 consejeros reforzará la presencia femenina en el organismo y le dará pluralidad al mismo; sin embargo, los cuestionamientos hacia la presencia de María Isabel León en el órgano especializado se vienen haciendo sentir en el ambiente pedagógico y académico.

Alfredo Velásquez, dirigente del SUTEP, también criticó el nombramiento.

Alfredo Velásquez, dirigente del SUTEP, también criticó el nombramiento.

BUSCANDO APOYO FUJIMORISTA
El secretario general del SUTEP, Alfredo Velásquez, dijo a Diario UNO que considera lamentable la designación de María Isabel León en el CNE.

“Es lamentable lo que acaba de suceder, en una instancia donde no se debe partidarizar; están tomando una decisión política. El ministro Vexler está buscando el apoyo del fujimorismo”, señaló Velásquez tras recordar que su gremio realizará próximamente una movilización al Congreso de la República, exigiendo los compromisos a los que llegamos con el gobierno, y que esa debe ser la prioridad en este instante “y no el copamiento de las instancias por el fujimorismo”.

El gobierno ha entregado al fujimorismo varios sectores.

El gobierno ha entregado al fujimorismo varios sectores.

ESTÁN EN TODOS LADOS
Fujimorismo busca copamiento

Como coordinadora técnica de educación de Fuerza Popular, María Isabel León sostenía que la prioridad educativa del fujimorismo es la disminución del gasto estatal en educación, pues el programa económico neoliberal exige ahorrar recursos para resolver los desequilibrios macroeconómicos, pagar la deuda externa y otorgar a los grandes empresarios mayor capacidad financiera para sus intereses privados.

Para ello se impone el recorte de los derechos económicos de los maestros, la municipalización de la educación, la reducción de los gastos del Estado en el mantenimiento de los centros educativos, la imposición del Proyecto Educativo Institucional que contempla el autofinanciamiento del centro educativo a través de los “recursos propios”, la privatización de la educación en su conjunto, abriendo el mercado educativo a las personas jurídicas e individuales, la reducción de las atribuciones del Ministerio de Educación, encargando a terceros privados los procesos administrativos y académicos, la conversión de la administración educativa en gestión empresaria y una política antisindical contra el SUTEP.

Una segunda prioridad del fujimorismo es la adecuación pedagógica de la educación al modelo económico neoliberal, en el sentido de poner a la educación al servicio de las grandes empresas privadas.