Vivimos en una crisis generalizada permanente

Vivimos en una Crisis Generalizada Permanente

Henry Cotos Campeán

El gobierno nos está empujando a una grave situación política, económica y social y los entendidos señalan que para salir de esta circunstancia que afecta a los ciudadanos se necesita una verdadero guía; exhortar a los políticos a no mentir, no engañar, no robar; consolar a las víctimas del terrorismo de ambos lados, de violaciones y otros graves delitos; motivar a los que se han dejado llevar por la inacción.

Luis Benavente, director de la consultora Vox Populi, manifestó que el Perú se encuentra permanentemente controvertido y lamentablemente nos hemos acostumbrado que la inestabilidad sea una antorcha de la política y que el presidente debe ser el guía principal de los ciudadanos.

“Siempre inventamos formas nuevas de crisis. Odebrecht, el indulto, mañana pasado serán otros, esto no es muy alentador. Veo que el país no madura políticamente. Las figuras políticas están desgastadas, al igual que los partidos”, declaró.

Sostuvo que hay una política de muy baja calidad, con políticos acostumbrados a mentir con una marca de la corrupción muy fuerte y le llama la atención que no haya reflexión y que vayamos de mal en peor, con un gobierno de lobistas.

“Hay que exhortarlos a no mentir, a no robar, a no engañar. Tal parece que no se aprendió nada después de todo lo que hemos vivido los políticos al final del fujimorismo, con acusaciones de corrupción contra todos los gobernantes de los últimos 30 años sin excepción, así como los representantes de municipios y regiones, donde la corrupción campea”, comentó.

LOS LOBBYS
Benavente comentó que un ejemplo del poder de los lobbys en nuestro país es la Ley de Alimentación Saludable que ha sido bloqueada por un sector de la industria, que ejerce una fuerte presión en el Congreso para que no salga esta norma que busca proteger la salud.

Refirió que la corrupción es una marca demasiado fuerte, con casos como Odebrecht que puede comprometer a las más altas autoridades y por ello hay una agenda complicada con un gobierno débil políticamente.

“PPK se la jugó con la cuestión de confianza de Fernando Zavala para equilibrar un poco las fuerzas con la bancada fujimorista, pero tampoco le ha ido bien. Pese a ser un gobierno de empresarios no tiene capacidad de gestión. Estuvieron estancados los Panamericanos, ahora está estancada la reconstrucción y también las gestiones para la visita del Papa. Es un Ejecutivo poco ejecutivo. Falta motivarlos a los que han caído en el desgano y la inacción”, comentó.

INDULTO
Consideró que otro punto en la agenda es el tema del indulto y parece que ha habido un simulacro de indulto. “El tema (del indulto) está flotando y este globo de ensayo lo lanza el mismo presidente y no un vocero o un ministro. Es un tema que va generar mucha controversia, independientemente que sea válido o no. Hay una factura muy grande que va tener que pagar PPK”, dijo Benavente.

Consideró que con el indulto a Fujimori la izquierda va saltar hasta el techo, una parte de la prensa va estar en desacuerdo, las calles se van a mover, igual que las redes sociales. “Va haber una factura muy fuerte. No sé si sería un indulto humanitario y tampoco se sabe a ciencia cierta qué se está negociando”.

Indicó que las víctimas de los delitos de terrorismo, de las violaciones y otros graves delitos necesitan el consuelo de la justicia.

BUENOS AIRES
El analista dijo que el país entra a una etapa en el que hay algunos aspectos que pueden ser favorables al gobierno. “Si el fútbol tiene un resultado favorable (si Perú clasifica al mundial Rusia 2018), eso va satisfacer a los peruanos. Vamos a estar embriagados de felicidad, luego viene Navidad y Año Nuevo. Además tenemos la visita del Papa que el gobierno va intentar capitalizar”, señaló.

PENA DE MUERTE
Otro tema que mueve el escenario es el proyecto de pena de muerte planteado por el fujimorismo. Benavente recuerda que Alan García proponía la pena de muerte y ahora Mauricio Mulder está en contra, lo que consideró como muy curioso, pero es una muestra de las contradicciones en la política.

“Es un tema muy populista pues la gran mayoría quiere la pena de muerte. La inseguridad ha empeorado y hay agresiones a mujeres y violaciones a niños. Es una reacción lógica. La gente mayoritariamente siempre está a favor de la pena muerte, del toque de queda y la Ley Seca. Probablemente no tenga mayor viabilidad jurídica, pero puede tener una simpatía importante”, anotó.

SIN LIDERAZGO
Precisó que en medio de todo eso, hay una crisis de liderazgo a todo nivel y eso tiene que ver ya con algo nacional. PPK no da la talla, pero la oposición tampoco tiene un liderazgo estructurado y un buen ejercicio de liderazgo. No tiene un proyecto claro de políticos de oposición y se necesita un guía que brinde esperanzas a los peruanos de un verdadero cambio.

Comentó que esas variantes en la política, la falta de liderazgo, la corrupción enquistada, y las propuestas populistas hacen que se perciba una situación de crisis generalizada permanente.

ALGO MÁS
El congresista Richard Arce (Nuevo Perú) dijo que para salir de la crisis se requieren reformas estructurales, no reformas parciales. Cuestionamos las recientes normas impulsadas por Fuerza Popular y el Apra que pretenden limitar la participación de los movimientos regionales.