Correos revelan pago de presuntas coimas en el servicio de grúas en Arequipa

Estamos 29 de agosto y tenemos que dar el porcentaje de los autos entrados al depósito al Sr. Izmael Ortiz. Este texto es enviado de la dirección electrónica mgonzales@triplea.pe, que administra Martín Gonzales, encargado en Arequipa de la empresa limeña de grúas Triple A.

La comunicación está dirigida a sus jefes en Lima Zarela Gonzales, administradora general y a Juan Gonzales, gerente general de dicha compañía. De la comunicación se desprende que Triple A,  empresa que remolca a vehículos estacionados en zonas rígidas pagaría una “comisión” a Ismael Ortiz a cargo de la Subgerencia de Transporte y Circulación Vial de la Municipalidad de Arequipa.

El e-mail entra en otras precisiones. Informa sobre el ingreso de 561 autos al depósito municipal del 25 de julio al 28 de agosto y el pago de una comisión de S/ 20 por cada unidad remolcada al funcionario municipal. En total suma 11 mil 220 pero le restan dos mil soles de un adelanto. Concluye el correo: Total a dar al Sr. Ismael Ortiz S/ 9220. Sra. Zarela tener en cuenta ese monto ya que en el caso no se cancele no nos dejarán trabajar a partir del 01 de setiembre.

Esta es una de las cuatro comunicaciones electrónicas que este medio entregó a la Procuraduría Anticorrupción de Arequipa y que revelarían el negociado que existe detrás de los operativos realizados para limpiar las calles de infractores que estacionan vehículos en zonas rígidas. Mientras más carros ingresan al depósito, mayores serían las ganancias, no solo para la empresa, sino para el funcionario.

Esta aseveración coincide con otro e-mail supuestamente enviado por Martín Gonzales a sus jefes en Lima, donde realiza cálculos de cuánto dinero podrían generar si les envían más grúas a Arequipa.

Sr. Juan, con una sola grúa Ford hemos hecho casi 70 000 (soles) aproximadamente, ya que con la Hyundai es un poco lenta, usted mismo saque sus cuentas si con una Ford se hace aproximadamente 15 servicios diarios, al mes sería 56 000 y si usted multiplica por 4 sería 22 4000 que se pudiera hacer y sería nuestra meta de la central de Arequipa…

Los otros dos correos van en la misma línea. El enviado el 31 de agosto por Zarela Gonzales a Juan Gonzales señala: “El martes conversé con Martín, y se acordó, que él depositaría el dinero y se les pagaba por transferencia, y a la vez que se gire sus recibos por honorarios. Por otro lado, también acordé con Martín que esta semana no iba a depositar para que reúna la comisión del Sr. Ismael”.

Y finalmente en el cuarto e-mail Martín Gonzales le comunica a Juan Gonzales que procedería a pagar a los choferes de Arequipa, administrativos y a juntar el dinero para Ismael Ortiz. Los autores y aludidos fueron contactados para conocer su versión. Niegan la autenticidad de los mismos. Sin embargo, este medio pudo corroborar que las direcciones electrónicas de los ejecutivos de esta empresa son verídicas. La misma Zarela Gonzales proporcionó el suyo y que coincide con el de las comunicaciones reveladas. Otro elemento que validaría la autenticidad de esta información es un rol de grúas de todas las empresas que ingresaron al depósito municipal durante la semana del 24 al 29 de julio. Precisa que las grúas de placa ARP913 y ARS913 de la empresa Triple A son las únicas autorizadas para el ingreso. Y precisamente en uno de esos correos se cita a la ARP913.

La República fotografió a las grúas de la empresa que ingresaron al depósito. Sus placas ahora son ARR947 y ARS900. No son las mismas con las que empezaron. Eso también se explica en uno de los correos: Para informarle, según conversación con el Sr. Ismael, tenemos cupo para que trabajen 4 grúas para la municipalidad y hacer intercambios de placas para que trabajen otras grúas.

Además de ello, La República cuenta con un testimonio que da cuenta de los negociados de esta empresa (será publicado mañana). 

Favorecidos

Lo primero que hay que entender sobre cómo funcionan los operativos en zonas rígidas es que la Policía, municipalidad provincial y empresas de grúas trabajan juntos para remolcar vehículos infractores. Lo hacen sin un convenio oficial. Están al margen de la formalidad, porque aún no se firma un acuerdo entre la Policía y la municipalidad, para que se regule la prestación de este servicio. Hasta 2014, la comuna provincial proporcionaba grúas a la Policía para mantener las calles limpias de infractores.

Debido a que el municipio no firmó un convenio con el Ministerio del Interior, no volvió a licitar el servicio de grúas. Esta situación aunado a que cada día hay más infractores, la Policía determinó realizar un llamamiento a las grúas de la ciudad para que brinden el servicio de remolque en cada intervención.

En julio se lanza esta especie de convocatoria. La municipalidad provincial colabora remitiendo una lista de características técnicas que debe contar una grúa para realizar el servicio. El 10 de julio se termina el plazo de requerimiento y se escoge a las empresas destinadas a remolcar vehículos. Esta convocatoria no permite el ingreso de más remolcadores.

A diario, policías de tránsito suben a estos vehículos y remolcan al depósito municipal aquellos carros estacionados en zonas rígidas. Una vez dentro del depósito los infractores pagan por el servicio de remolque hasta la avenida Independencia S/ 146 por automóvil y S/ 168 por camioneta. Abonan a la municipalidad S/60 por depósito y retiro de auto y S/55 a la Policía por la papeleta. Las empresas se llevan el pedazo más grande de la torta.

Niegan acusaciones de “coimas”

El subgerente de Transportes de la municipalidad provincial, Ismael Ortiz, negó rotundamente estar implicado en el presunto cobro de coimas. Sobre los correos señaló que eran falsos. Manifestó que él no decide qué grúas ingresan al depósito. Añade que es facultad de la Policía, quien realizó la convocatoria y se encarga de remitir al depósito la relación de las grúas con las que se trabaja. Señaló que él nunca vio ningún papel del proceso ni lo tramitó, por lo que como funcionario no tendría ninguna responsabilidad. Los documentos del llamamiento fueron vistos por otra servidora municipal, de la cual Ortiz no quiso dar el nombre. Dijo estar listo para someterse a investigaciones .

Percy Velarde, gerente de Transportes de la municipalidad provincial, dijo que no podía meter las manos al fuego por nadie; sin embargo, descartó que algo irregular ocurriera en la municipalidad y preguntó: ¿Por qué no se podría pensar que la Policía estuviera implicada?

El jefe de la Región Policial Arequipa Fredy Zegarra Black dio su versión. La autoridad policial revisó los correos y señaló que era preocupante ya que podrían esconderse apetitos personales, tras la iniciativa de tener las calles libres de infractores. Aseguró que se darían nuevas disposiciones para el empleo de las grúas, a fin de cortar algún hecho irregular.

La República entrevistó a Zarela Gonzales, en la sede en Lima de la empresa Triple A. Al principio se negó a responder sobre algún cuestionamiento.
Se le envió las preguntas por correo, las mismas que no fueron respondidas. Se intentó contactarla por teléfono en dos ocasiones. La segunda vez se pudo conseguir algún descargo. Como administradora también negó que su empresa “con más de 20 años de servicio y dedicada a realizar obras de caridad” estuviera implicada en actos de corrupción.

“Nosotros no le vamos a pagar ni un puto sol a alguien que no conocemos”, aseguró.

Negó enfáticamente conocer a Ismael Ortiz. No quiso dar muchas respuestas con referencia a los cuestionamientos y en todo momento habló agresivamente.

LA REPÙBLICA