Urge promulgar ley para uso medicinal del cannabis

Urge promulgar ley para uso medicinal del cannabis

 

LUIS REVOREDO

Congresista de Peruanos Por el Kambio demanda que se promulgue importante norma y que reglamento se haga pensado en el paciente, y sea producto de un proceso participativo e informado.

—Congresista Alberto de Belaunde, el Ministerio de Salud proclama que la salud es un derecho. ¿Por qué ha costado tanto, por qué ha demorado tanto, por qué se ha tenido que luchar tanto, para sacar adelante una norma que permita el uso estrictamente medicinal del aceite y otros derivados del cannabis?
—Creo que hay muchos prejuicios y miedos en torno a un tema como el cannabis medicinal. Lo que a mí me entusiasma del proceso que ha terminado el jueves 12 con la aprobación de esta norma es que si bien demoró, nos muestra que cuando uno tiene evidencia, experiencia comparada y logra desarrollar empatía, los miedos y prejuicios pueden ser vencidos. Y acá yo creo que el principal mérito de este logro son las mamás de los colectivos “Mamá Cultiva” y “Buscando Esperanza”, porque es a raíz de sus casos que podemos ponerle rostro humano a la discusión; ya no es un debate medio académico o lejano sino que estamos hablando de personas de carne y hueso.

—Tras la aprobación del dictamen que usted ha impulsado, ¿qué otros pasos se tienen que dar para devolver la esperanza a aquellas personas que lamentablemente tienen la vida truncada por sufrir enfermedades que terminan postrándolos?
—Yo creo que acá, el principal tema después de la ley, es el reglamento. Un buen reglamento puede potenciar la ley, un buen reglamento puede cambiarle la vida a miles de pacientes y sus familias, como un mal reglamento puede vaciar el contenido de la ley y un mal reglamento puede matar la norma.

— Ese reglamento pasa por diferentes instancias, ¿verdad?
—La responsabilidad como sector es del Ministerio de Salud, pero yo quiero pedir a la Presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, con quien tengo una reunión en estos días, que sea una Comisión de Alto Nivel la que se encargue de hacer el reglamento y que sea un reglamento participativo, y que se escuche la voz de las mamás, de los especialistas internacionales y nacionales, porque necesitamos un reglamento que nos llene de orgullo como lo hace la aprobación de la ley.

—Tengo entendido que esto se movió un poco más a raíz de una intervención policial…
—Así es, en febrero pasado, la policía hizo una intervención en una casa en San Miguel como si se tratase de un operativo contra el narcotráfico, pero no encontraron narcotraficantes en esa casa, encontraron un grupo de mamás que cultivaban y producían en manera artesanal el aceite medicinal para sus hijos enfermos.

—¿De no haberse hecho público hace ocho meses la clausura de ese laboratorio que elaboraba aceite de cannabis (marihuana), en San Miguel, el Pleno del Congreso habría aprobado por esa contundente mayoría (64 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones) el dictamen?
—De ninguna manera, el desarrollo de la empatía ha sido gracias a ese caso. Nosotros ya veníamos conversando sobre la importancia del cannabis medicinal; pero todavía no había el consenso político, siquiera para presentar el proyecto de ley. Es a raíz de ese caso que el Ejecutivo envía un proyecto; y Tania Pariona de Nuevo Perú y yo presentamos un proyecto conjunto y empezamos a avanzar en esta discusión.

—Yo le hacía esa pregunta porque hacia afuera da la impresión de que el Congreso se mueve solamente ante la presión mediática y aunque no sea su caso, me gustaría saber ¿qué opinión tiene sobre esa apreciación?
—Yo entiendo esa apreciación, es una apreciación que me preocupa y creo que en muchos casos tiene asidero en la realidad.

—¿Por ejemplo?
—Por ejemplo, lo ocurrido el día domingo con esta señorita del censo es un caso que nos llena de indignación, nos llena de tristeza. Esa persona era voluntaria y estaba prestando su tiempo y su servicio al Estado, para el bien de todos los peruanos y pasa esa desgracia (violación) y claro, a mí lo que me preocupa es el ciclo de indignación política de estos casos.

—¿Cómo así?
—Se produce el hecho terrible, genera indignación de la sociedad y el Congreso reacciona dando una ley elevando las penas. Es el ciclo que se da siempre. Puede que en este caso se tengan que subir las penas, no estoy diciendo que no, pero seguimos actuando de manera reactiva. Esperamos a que algo pase y aprobamos una ley que lo único que hace es elevar el castigo para cuando otro caso así vuelva a pasar.

— Congresista De Belaunde, explíquenos un poquito, ¿en qué consiste la norma y a cuántas personas pretende beneficiar?
—La ley lo que permite es, por un lado, la importación de medicina derivada del cannabis medicinal. Pero por supuesto no queríamos que solo sea importación, como al comienzo hubo algunas propuestas; porque si solo importamos genera dos cosas: uno, altos costos, y segundo la imposibilidad de contar con medicamentos variados, con diferentes sepas, diferentes Cannabinovis Medicinal. Entonces también hablamos de producción nacional.

— ¿Y cómo se realizaría la producción?
—Nosotros creemos que está bien que las empresas farmacéuticas entren a producir y se genere competencia, pero también hay un deber por parte del Estado. Entonces se ha permitido que también sea el Estado el que produzca cannabis medicinal y también se ha agregado un elemento esencial para mí, que estuvo también en nuestra mente desde el primer momento que empezamos a escribir de este tema, que es promover la investigación científica, y en el Perú tenemos muchísimo que aportar al mundo en esta materia.

—¿Y el tema del cultivo?
—Uno de los aspectos en que lamentablemente no logramos obtener consenso, que era central en el proyecto de Tania Pariona y mío, era el permitir el cultivo de asociaciones de pacientes. Ahí entra la importancia del Reglamento. Se puede dar, porque podemos hacer que haya un convenio de alguna entidad del Estado que produzca cannabis con los pacientes; o de las universidades con los pacientes. Por ejemplo la Universidad Particular Cayetano Heredia, que seguro va a tener un programa de investigación que va a necesitar pacientes, entonces podrían hacer una alianza con “Buscando Esperanza” o “Mamá Cultiva” y cerramos este círculo.

— ¿Y a quiénes beneficia esta norma?
— Se necesita tener un consentimiento informado del paciente, pero beneficia a toda persona con cáncer avanzado porque esto ayuda mucho para el dolor, la falta de sueño, falta de apetito; también a las personas que tienen enfermedades que implican convulsiones, porque está demostrado que disminuye considerablemente las convulsiones; personas con enfermedades degenerativas, con atrofia muscular, párkinson, en fin, un número bastante alto, es cierto no cura, pero sí da calidad de vida a los pacientes y a las familias.

—¿De qué manera?
—Muchas veces nos centramos en el paciente y nos olvidamos de la salud mental de las personas que atienden al paciente. Muchas personas que por razones económicas tienen que dejar suspendidas sus aspiraciones de vida para dedicarse de lleno al cuidado de su familiar enfermo.

—¿No hay cifras todavía?
—Es una cifra difícil de estimar, pero es muy alta y va incrementándose porque los descubrimientos científicos se siguen dando. Ya hay estudios en España a nivel pre-clínico, que demostrarían que el uso del cannabis medicinal junto con medicinas antitumorales, podría potenciar el efecto de estas medicinas y ser un arma efectiva para luchar contra los tumores cancerígenos.

— ¿Para cuándo piensa usted que esto estaría funcionando?
— La ley todavía no se promulga. Una vez que se promulgue, el Ejecutivo tiene 60 días. Yo espero contagiar de este sentido de urgencia a mis amigos en el Ejecutivo pero también en ese sentido de responsabilidad histórica que tenemos. Una mala reglamentación podría hacer que este logro que nos ha puesto en los ojos del mundo, pueda ser contraproducente. La responsabilidad es grande. Yo el jueves en la noche celebré después de la aprobación y el viernes en la mañana me desperté preocupado, como hasta hoy, por lo que será la reglamentación de esta ley.

ESTIMA JUAN LOCK, MÉDICO DE ASOCIACIÓN BUSCANDO ESPERANZA
Beneficios llegarán a más de siete millones

— Dr. Juan Lock, ¿qué propiedades en cuanto al uso medicinal tiene el cannabis?
—Muchas, nosotros tenemos en nuestro cuerpo un sistema denominado endocannabinoides, y se llama así por la planta del cannabis porque se une en nuestro organismo, como una llave y un candado perfecto para realizar una función generalmente de regulación. Lo que el cannabis hace es regular muchas funciones en el organismo porque en realidad ese sistema lo tenemos en casi todo el cuerpo, en el sistema nervioso central, sistema inmune, en el aparato digestivo, los huesos, en el corazón y el aparato reproductor. Cualquier enfermedad que afecte a estos sistemas, el cannabis va a ayudar a regular cualquier desequilibrio.

— ¿En el caso de pacientes, existen cifras sobre cuántos se beneficiarían con la ley?
—Se está hablando de unos siete millones de personas, pero pienso que es más porque no estamos hablando de la parte preventiva de enfermedades neurológicas y oncológicas, por ejemplo.

— ¿Esto no funciona como se usaba antes para fumar?
— El efecto de quemado del cannabis produce sustancias perjudiciales para los pulmones, en cambio si se vaporiza con un aparato especial no hay efectos secundarios. El efecto medicinal se da en 3 minutos. Existen distintas vías de administración del cannabis; son varias, en forma de aceite (sublingual), vaporizado, cremas, comidas.

— ¿En qué enfermedades se puede disminuir los síntomas con el cannabis?
—Enfermedades del sistema nervioso central, como convulsiones en los niños, autismo, enfermedades degenerativas de adultos como la demencia senil, párkinson, alzheimer. También pacientes con asma ya que es un broncodilatador. También alivia el dolor inflamatorio, neuropático, oncológico, visceral. Sirve para disminuir las náuseas, vómitos de pacientes que utilizan quimioterapia, para estimular el apetito, entre otros. Disminuye los síntomas y tiene efectos secundarios mínimos.

—Disminuye los síntomas del paciente básicamente y mejora su calidad de vida, ¿no?
—Va mucho más allá de la disminución de los síntomas. Ya existen estudios donde se ve los efectos anticancerígenos del cannabis. En el cáncer de mama, de próstata, donde se ve cómo el cannabis hace que la célula cancerígena se suicide por sí sola. No hay que adelantarnos mucho pero se podría hablar de una curación.

ALGO MÁS

— ¿Qué llamado haría al Ejecutivo?
— Hago un llamado al Ejecutivo para que se inspiren de este ejemplo de valentía y amor de las madres que han luchado tanto tiempo por el cannabis medicinal y que esa inspiración los lleve a hacer un reglamento amigable, un reglamento pensado en el paciente, que sea el producto de un proceso participativo e informado.

http://diariouno.pe/2017/10/27/urge-promulgar-ley-para-uso-medicinal-del-cannabis/