La voz clara

0430 (1)Ántero Flores-Aráoz propuso incorporar en el Código Penal la figura de la “doctrina del castillo”, según la cual un ciudadano tiene el derecho de rechazar, usando cualquier arma a su disposición, el ingreso no autorizado de cualquier persona a sus propiedades. Según esta doctrina la vivienda, el lugar de trabajo y el vehículo de transporte, son los “castillos” de los ciudadanos, cuya propiedad no puede ser violada bajo ninguna circunstancia.

DIARIO UNO