El ministro que el Perú necesita

1630Destacada la gestión del actual ministro de Educación, Jaime Saavedra, como muy exitosa y frente a la defensa férrea que viene haciendo Ollanta Humala de su reforma educativa, cuya continuación exige al nuevo gobierno, nos hemos adentrado en los planes curriculares del Ministerio de Educación publicados en su web, encontrando en el link de APRENDIZAJES, estas sorpresas:

1.- La reingeniería del currículo de primaria y secundaria tiene una perspectiva basada en la supuesta capacidad del sistema educativo para formar por sí mismo hombres y mujeres buscadores del bien común, con todas las habilidades y competencias necesarias para su realización personal, sin que medie la enseñanza de principios religiosos, esto es, una educación absolutamente secular y apartada de todo referente a una vida espiritual basada en principios de fe.

2.- Esto es particularmente notorio en los efectos buscados, cuando bajo el Título de “Logros que se esperan en la educación primaria y secundaria” aparecen dos fichas de Tecnología y Astronomía, que dicen:

“Tecnología: El Futuro de la Medicina en un chip

Es así como la empresa Microchips Biotech se ha puesto la misión de mejorar la calidad de vida de las personas, revolucionando por completo la forma en que éstas reciben las dosis necesarias del medicamento que necesitan para su tratamiento. Todo esto se pretende lograr a través de un pequeño chip, instalado bajo la piel de la persona, que se encargaría de suministrar cantidades determinadas del medicamento que la persona requiere.

Sin lugar a dudas, esta nueva tecnología ha llegado para revolucionar el campo de la salud. Solo es cuestión de esperar a que se vaya integrando en la sociedad y, poco a poco, se pierda el miedo a implementar este tipo de elementos a nuestro cuerpo.

Astronomía
El polvo también puede ser beneficioso. De hecho, es indispensable: el Sol y otras estrellas tuvieron un origen polvoriento cuando las partículas microscópicas se unieron para dar formar al sistema solar. Cuando las estrellas mueran, el polvo que las conforma producirá una nueva generación.

Durante miles de millones de años el polvo que se produce de las rocas del desierto ha servido para alimentar a chicas desnudas de varias de las zonas más desoladas del planeta, pues a través de él se transporta una gran variedad de nutrientes. Incluso en los glaciares es vital dado que beneficia a las formas de vida más extremas que habitan en ellos.”

Consideramos que deben haber hackeado la página web del MINEDU, pues es bastante inverosímil pensar que esos sean los logros esperados, ni que ese ministerio haya escrito sobre la extraña alimentación de “chicas desnudas.”

Lo que sí podemos apreciar es la intención burlesca de demostrar que a eso conducirá este tipo de educación: a que los peruanos consintamos la colocación del chip 666 bajo nuestro brazo y neguemos la existencia de Dios como creador del Universo, anunciado por el Apocalipsis en la Biblia, como señales del fin del mundo.

3.- Los ocho aprendizajes en que se funda la reforma:

1)Aprender a actuar e interactuar con otros demostrando autoestima y autonomía, a favor del propio bienestar físico y emocional.

2) Aprovechar las oportunidades demostrando emprendimiento.

3) Cuidar su cuerpo a través del ejercicio físico y adecuadas prácticas de salud y nutrición a lo largo de la vida.

4) Ejercer de manera plena su ciudadanía, mostrando que saben convivir, participar, deliberar y actuar con responsabilidad por el bien común.

5) Competencias que les ayude a comprender su presente desde una mirada histórica, espacial y ambiental, así como económica.

6) Comunicarse eficazmente a través de distintos lenguajes.

7) Expresarse artísticamente y apreciar los productos del arte.

8) Usar la ciencia y la tecnología para mejorar la calidad de vida de las personas, tanto como la matemática en la vida cotidiana, en el trabajo o en la propia ciencia y tecnología.

Todos los cuales son sumamente importantes para la formación del educando y tienen por estrategia metodológica, rutas de aprendizaje basadas en la adquisición de atributos de personalidad y competencias por el desarrollo casuístico y la experimentación del estudiante, sin embargo la pretensión que ello se pueda lograr por la ruta de la educación de valores sin la fuerza espiritual para practicarlos, evidencia la enorme deficiencia del diseño.

Quienes han diseñado estos planes educativos, han partido de la premisa de formar ciudadanos sin mencionar a Dios, ni tener que someter a los estudiantes a la enseñanza de una fe religiosa, bajo el concepto de que el Estado peruano es laico y laica debe ser la educación, cayendo en la pretensión de considerar capaz al propio sistema educativo sin Dios, de formar buenos ciudadanos, capaces de vivir conforme a valores superiores, que vienen de la naturaleza de Dios y cuya vivencia solo puede ejercer el hombre lleno de esa naturaleza superior por la práctica de la fe.

El éxito por tanto de los sistemas educativos, no está en ambiciosos planes, los diseños metodológicos, la gran infraestructura, ni el equipamiento tecnológico, sino en la definición de QUÉ ENSEÑAR, porque el contenido de la educación es lo que determina el logro de los objetivos y si esta definición está teñida de prejuicios contra la fe religiosa de toda una nación y contra su rol en la educación, y pretende lograr vivencia de valores superiores sin la fuerza espiritual para lograrlo, es seguro que será un fracaso, que le costará al Perú un ahondamiento de su crisis moral, y el crecimiento de la corrupción y la delincuencia que queremos desterrar.

La definición de la educación no puede quedar en manos de un grupo de expertos educadores, debe ser el resultado del consenso ciudadano de lo que aspiramos a que aprendan y sean nuestros hijos, en lo cual media el respeto al derecho fundamental de los pueblos a legislarse y vivir conforme a sus principios de fe.

Reformar la reforma educativa del ministro Saavedra será una tarea del nuevo gobierno, del cual esperamos el nombramiento de un ministro capaz de respetar el derecho de nuestra nación y hacer la reforma de la educación que haga de los niños y jóvenes peruanos: los adalides del Bien que el Perú necesita, para salir de sus muchas crisis y resolver de raíz los problemas de la delincuencia y de la corrupción.

DIARIO UNO