Mayoría no cree el cuento de pago de estudios de hermanos Fujimori

0517Paco Moreno
Diario UNO

La candidata presidencial Keiko Fujimori nació el 25 de mayo de 1975, de modo que en 1994, cuando empieza a estudiar en los Estados Unidos y cuando se convierte en primera dama, tenía 19 años de edad, es decir, era adulta para darse cuenta o preguntar de dónde salía realmente el dinero para pagar sus estudios universitarios.

Estos datos desbaratan, según la jurista Beatriz Mejía, la defensa fujimorista de que Keiko era menor de edad para darse cuenta que era posible que sus estudios se pagaban con dinero de todos los peruanos.

Mejía indicó: “Era adulta cuando ocupó el puesto de su mamá como primera dama. Era adulta para preguntar de dónde salía la plata para sus estudios si su padre nunca cobró el sueldo de presidente según un informe oficial. La Contraloría detectó que Alberto Fujimori gastó un millón 225 mil por los estudios de sus hijos Keiko, Hiro, Sachie y Kenji. ¿Keiko dijo algo?”.

LA GENTE NO LE CREE
Keiko no cuestionó el origen del dinero; es más, sigue armando un rompecabezas que se cae por todos lados y la reacción ciudadana sobre sus declaraciones es lapidaria. La última encuesta de Ipsos los grafica de esta manera. El 56% de los consultados conoce el caso.

De los que conocen el tema del pago de los estudios de Keiko y sus hermanos, el 77% cree que los Fujimori estudiaron con fondos del Estado y la corrupción. Precisamente es así: el 44% cree que la plata salió del Estado y el 33% dice que provino de la corrupción. Conclusión: una abrumadora mayoría no le cree.

La directora de la empresa de sondeos de opinión Imasen, Giovanna Peñaflor, dijo a este diario que la candidata “no logra generar un nivel bueno de credibilidad” y que por eso no sube considerablemente; mientras que su contrincante Pedro Pablo Kuczynski ha subido ampliamente respecto a la primera vuelta.

“No estoy diciendo que va a ganar uno u otro, porque las cifras están ajustadas en un empate estadístico. Pero es posible que Keiko pierda más puntos porque carece de credibilidad”, manifestó.

BECA TÍO VLADI
“Es evidente que ella estudió con nuestra plata, y ella lo sabe y que bien que hay un 77% que tiene los ojos bien abierto”, dijo Beatriz Mejía, quien conoce bien la podredumbre en que se había convertido la dictadura fujimontesinista porque en el 2001, con Valentín Paniagua en la presidencia, investigó aquel gobierno por encargo del entonces ministro de Economía, Javier Silva Ruete.

El exprocurador anticorrupción Julio Arbizu dijo a este matutino que es como si Keiko se hubiera sacado la beca “Vladimiro Montesinos” y que todos los peruanos la hemos pagado.

“Son muy importantes las cifras de Ipsos. Es muy importante que la gente se esté dando cuenta que Keiko no es clara y cae siempre en contradicciones en torno al pago de sus estudios. La Fiscalía dijo en su momento que ella por lo menos debió sospechar de dónde salía el dinero para pagar sus estudios. Espero que la reacción ciudadana en el sentido de la encuesta siga creciendo”, refirió.

LA PRESCRIPCIÓN
Arbizu explicó que la exfiscal de la Nación Gladys Echaíz consideró, después de investigarla, atribuir a Fujimori el presunto delito de receptación.

“Hay que precisar que Echaíz, en su resolución del 30 de enero de 2012, decidió no entregar el expediente al fiscal correspondiente para que formule acusación porque el delito de receptación había prescrito”, anotó.

Indicó que Echaíz consideró insostenible, por ejemplo, la versión de la donación o préstamo de cien mil dólares que supuestamente hizo su abuelo materno, Koshiro Higuchi, a su padre. Susana Higuchi dijo que el abuelo había pagado el íntegro del costo de los estudios de Keiko porque era millonario. Pero ante el Congreso, indicó que ni ella ni su padre pagaron nada y que Alberto Fujimori se encargó del asunto.

SI QUIERE SER PRESIDENTA…
Arbizu dijo que Keiko debe allanarse a cualquier tipo de investigaciones. “Escudarse en la prescripción para evitar una investigación es lo que hacen personajes sumamente cuestionados y no es propio de alguien que aspira la presidencia de la República”.

“Lo que tendría que hacer una ciudadana digna de aspirar a conducir un país es someterse a todas las investigaciones de los órganos de justicia y deslindar ahí cualquier tipo de responsabilidad”, manifestó.

Agregó que Keiko seguirá bajando en las encuestas por este caso porque hay muchas contradicciones en sus afirmaciones y la gente no se deja engañar fácilmente.

ADEMÁS
La encuesta Ipsos indica que el 66% de los consultados considera que sí debe investigarse el caso del financiamiento de los estudios de la candidata presidencial Keiko Fujimori.

DIARIO UNO