Keiko y Kenji creen que el Perú es “una piñata”, dice Kuczynski

1128Pedro Pablo Kuczynski lamentó que los hermanos Fujimori “se estén peleando para perpetuarse en el poder; creen que el Perú es una piñata”, según aseguró en Estados Unidos, donde realizó actividades proselitistas con la comunidad peruana en ese país, donde radican más de 200 mil electores.

“La candidata y su hermano se están peleando, para ver quién se perpetúa en el poder hasta el año 2021; yo les quiero decir una cosa (…) el Perú no es una piñata. Yo me iré tranquilito a mi casa a leer mis libros, al terminar mi gobierno”, señaló.

El candidato advirtió que en un eventual gobierno fujimorista el Perú podría sucumbir nuevamente en las garras antidemocráticas y de una “negra corrupción”.

“CUENTAZO”
Kuczynski desmintió las acusaciones del fujimorismo sobre una posible eliminación de la CTS. “Es un cuentazo. Lo que sí voy a hacer es poner el seguro de desempleo adicional, y si alguien va a suprimir la CTS va a ser el Congreso controlado por el fujimorismo. No yo”, precisó.

Sobre la propuesta del fujimorismo de retornar al sistema 24x 24, PPK ratificó su posición en contra; y dijo que es “irresponsable hablar nuevamente del tema como una medida temporal”.

El analista José Carlos Requena dijo que las discrepancias entre Keiko y Kenji Fujimori es la continuación de fricciones que ya se veían desde el 2011 entre las facciones “albertistas” y “keikistas”.

KEIKO, MISMO ANTAURO
“La destreza no es una cualidad que haya tenido Kenji Fujimori a lo largo de su vida pública, siempre ha sido díscolo. Yo diría que es más o menos el equivalente de Antauro, es el sincerote que dice las cosas como realmente las piensa y termina poniendo en problemas a un grupo que quiere mostrarse moderado”, manifestó.

Consideró que la mayoría lograda por Fuerza Popular en el próximo Congreso ha perjudicado las aspiraciones de la candidata presidencial Keiko Fujimori de cara a la segunda vuelta pues ha generado temor en la población.

ADEMÁS
Tras la respuesta de Keiko, Kenji Fujimori trató de bajar el impacto, asegurando que “este malentendido ha servido para demostrar que mi hermana no se casa con nadie”. Ayer, Keiko señaló sobre la advertencia del martes a Kenji: “No ha sido una indirecta, ha sido un mensaje bastante claro y directo, pero este tema ya lo he conversado ayer con él y es un capítulo cerrado”.

DIARIO UNO