Los nexos con Perú del detenido presidente de Odebrecht

p19ob9vcr3ot2dhb8v2133hi3c4Marcelo Odebrecht es acusado de dirigir una red de corrupción para beneficiarse con contratos de Petrobras en Brasil

La Policía Federal de Brasil detuvo, el 19 de junio, a los presidentes de las constructoras Andrade Gutierrez y Norberto Odebrecht en una nueva operación como parte de la investigación denominada “Lava Jato” sobre presunta corrupción en el manejo de la empresa estatal Petrobras. Ambas compañías forman parte de los consorcios encargados de la Interoceánica Sur, obra por la que Camargo Corrêa – socia de Andrade Gutierrez, habría pagado sobornos como revelaron Convoca y BRIO. Pero no es el único vínculo que mantienen con Perú: el hoy detenido Marcelo Bahía Odebrecht tuvo por lo menos dos reuniones con el ex presidente Alan García en Palacio de Gobierno.

El juez Sergio Moro ordenó la detención de Marcelo Bahía Odebrecht y Otávio Marques de Azevedo, junto a otros 9 funcionarios de las compañías brasileñas Odebrecht y Andrade Gutierrez al considerar que existen elementos que evidenciarían su presunta participación en un esquema de corrupción para repartirse contratos de la estatal Petrobras. Además, se autorizó el allanamiento de las oficinas empresariales y congelar las cuentas de los investigados.

En la resolución judicial, como parte del caso “Lava Jato”, iniciado en 2014, se señala que “las grandes empresas de Brasil”, entre las que destacan OAS, Camargo Corrêa, Odebrecht, Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao, todas encargadas de importantes obras en el Perú, concertaban para repartirse las licitaciones de Petrobras para la ejecución de “grandes obras”. “Además, las empresas integrantes del cartel, pagaron sistemáticamente propinas a los directivos de la empresas estatal calculadas en porcentajes, de uno a tres por ciento en promedio, sobre los grandes contratos obtenidos y sus adicionales”, explica la resolución que señala que existen evidencias de la participación de Odebrecht como presunto líder de la red.

Entre los documentos obtenidos desde febrero de 2014, se encontró un correo electrónico que confirmaría que Marcelo Bahía Odebrecht conocía de las operaciones ilícitas.  La comunicación, de marzo de 2011, fue remitida por Roberto Prisco Ramos, directivo de Braskem, compañía petroquímica de Brasil, al detenido presidente del grupo Odebrecht y otros funcionarios de la empresa. El reportero Fausto Macedo del portal Estadão publicó un artículo sobre este correo electrónico.

En el correo, Prisco detalla que coordinó un “sobre-precio en el contrato de operación del orden de $20-25000/día (por sonda)” en una transacción comercial con Petrobras. Además, se detalla cómo sería el reparto entre las empresas que participaban del contrato.  La compañía brasileña afirmó que los mandatos de detención eran “innecesarios, ya que la empresa y sus ejecutivos, desde el comienzo de la operación “Lava Jato”, siempre estuvieron a disposición de las autoridades para colaborar con las investigaciones”.

Las empresas involucradas en el caso de corrupción que remece la vida empresarial y política de Brasil, son las mismas que participaron en la ejecución de la Interoceánica Sur. El 9 de junio, Convoca y BRIO revelaron que, durante el 2009, la Policía Federal de Brasil detectó documentos de Camargo Corrêa – socia de Andrade Gutiérrez en la obra – que daban cuenta de presuntos sobornos pagados durante los gobiernos de Alejandro Toledo y Alan García por la carretera. Entonces, Odebrecht  rechazó “se pretenda involucrar a la Organización Odebrecht en pagos de sobornos durante este o cualquier otro proceso de adjudicación de contratos, pues estas prácticas son ajenas a nuestra cultura organizacional y nuestro Código de Conducta”; en el nuevo comunicado no hay mención a las imputaciones judiciales.

Odebrecht en Perú

El hoy detenido Marcelo Bahía Odebrecht no es lejano al Perú. Entre las 16 reuniones sostenidas por funcionarios de Odebrecht en Palacio de Gobierno durante el entre julio de 2006 y julio de 2011; en dos ocasiones se consigna la presencia del empresario. La primera reunión se dio el 20 de setiembre de 2006, dos meses después de iniciado el mandato de Alan García. El presidente de la constructora brasileña visitó Palacio de Gobierno junto con su representante en Perú, Jorge Simoes Barata. La reunión con el entonces mandatario peruano duró casi dos horas.

Luego de eso, Odebrecht regresó casi dos años después. El 11 de setiembre de 2008, el ex presidente García Pérez recibió durante 26 minutos a Jorge Simoes Barata, Emilio Odebrecht y al directivo brasileño acusado de liderar la red de corrupción para obtener contratos de Petrobras, la petrolera estatal brasileña que está en el medio de una tormenta judicial por desviar dinero público y que, el 27 de setiembre de 2006, suscribió un convenio con Petroperu y Perupetro en una ceremonia dentro de Palacio de Gobierno en la que participaron los representantes de Odebrecht.

Pero no es la única muestra de la cercanía con el hombre que, según correos electrónicos obtenidos por las autoridades brasileñas, habría coordinado la manera en que las empresas de ese país se repartirían las ganancias de los sobreprecios de las obras encargadas por Petrobras.

En abril de 2011, la compañía donó el monumento Cristo del Pacífico, aceptado mediante una resolución de la PCM. Según la empresa, la representación del Cristo de Corcovado de Brasil tenía un valor de más de 830 mil dólares. Contrario a lo señalado por la compañía en su comunicado del 10 de junio, el Patronato del Cristo del Pacífico no fue quien realizó la donación ni estuvo conformado por varias empresas brasileñas.

En marzo de 2011, la Asociación Odebrecht Perú para el Desarrollo Sostenible y la Conservación hizo formal la donación del monumento que, en declaraciones públicas, García calificó como un “sueño personal”. Dos meses antes de la decisión de la PCM, aceptarse la donación, en febrero de 2011, se creó el Patronato del Cristo del Pacífico para ocuparse de las gestiones para la instalación del monumento en Chorrillos.

Según consta en registros públicos, el Patronato fue constituido por Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción S.A.C, representada por Jorge Simoes Barata y la ex directora de Sedapal Fiorella Simeone Blondet. En la reunión participó el entonces presidente de la República, Alan García Pérez quien fue nombrado promotor ad honorem. El 30 de junio, un día después de la inauguración del Cristo al que el propio ex mandatario donó 25 mil dólares, se confirmó la Buena Pro otorgada al consorcio liderado por Odebrecht para la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima, tras los reclamos de los otros postores entre los que figura Andrade Gutierrez, la otra empresa sindicada como parte de la red de corrupción.

La Interoceánica

El 9 de junio, Convoca y BRIO revelaron irregularidades en la concesión y ejecución de la carretera Interoceánica Sur a cargo de empresas brasileñas. En 2009, la Policía Federal de Brasil obtuvo documentos de Camargo Corrêa en los que se registraron presuntos pagos de sobornos relacionados con la mencionada carretera.

Mientras Odebrecht lideró el consorcio a cargo de los Tramos 2 y 3; Camargo Corrêa estuvo a cargo del Tramo 4 de la Interoceánica, junto a Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao. El presidente de Andrade Gutierrez, Otávio Marques de Azevedo, fue otro de los detenidos el 19 de junio por la Policía Federal de Brasil. El tramo 4 tuvo un incremento del costo en más del 230%, de 198 millones a 667 millones de dólares, entre 2006 y 2015.

Camargo Corrêa respondió que el caso “Castillo de Arena” estaba anulado y rechazo su vinculación con actos de corrupción. Hoy, Camargo Corrêa y Andrade Gutiérrez figuran entre los principales involucrados en las irregularidades en el manejo de Petrobras; mientras que en Perú se inician las investigaciones sobre las operaciones de estas empresas en las obras nacionales.

 

DIARIO 16