Irak: Washington y su descalabro

Al-Maliki-trata-de-recuperar-la-iniciativa-tras-el-descalabro-militar-400x266Por Pablo Jofré Leal

Irak se debate en una lucha que intensifica la destrucción del país, la muerte de sus ciudadanos y sobre todo el camino al despeñadero después de años de intervención estadounidense; cuyos resultados sólo han sido intensificar las divisiones en este país de Oriente Medio.

La ofensiva del grupo Estado Islámico de Irak y al Sham (ISIS por su sigla en inglés) perteneciente a la corriente islámica Takfirí/Wahabista y que en sus orígenes constituyeron una fuerza mercenaria financiados con dinero saudí y estrategia política diseñada en Washington y Tel Aviv, ha puesto en el tapete el rotundo fracaso de la política exterior estadounidense y sus intervenciones militares en Oriente Medio.

Fiasco particularmente visible en Irak, que tras la ejecución del ex dictador Sadam Hussein (otrora aliado de Estados Unidos, Inglaterra y Francia) comenzó el año 2003 una etapa de ocupación, que no cumplió ninguno de los objetivos planteados: no hay democracia, no hay unidad nacional, no existe un proyecto de país que reúna los intereses de kurdos, chiitas y sunníes. No se ha fortalecido la economía y sólo han sido favorecidos el complejo militar industrial estadounidense, las empresas que han reconstruidos refinerías, puentes, carreteras, y otras obras de infraestructuras por decenas de miles de millones de dólares. Mismas que fueron destruidas tras la invasión a Irak.

MUERTE A TODOS LOS INCRÉDULOS

A pesar de sus promesas como postulante presidencial, como candidato a la reelección y como Premio Nobel de la Paz, Barack Obama ha sido incapaz de concretar sus compromisos. No pudo sacudirse el pesado fardo de una política exterior errada, agresiva, militarista y también vacilante, llevada a cabo por los Bush (George padre e hijo) y que terminó convirtiendo a Irak en un hervidero de intereses económicos, luchas religiosas y políticas. A cada paso de las milicias Takfirí hacia Bagdad, Irak va en camino de convertirse en un Estado fragmentado y dominado por los mismos que Estados Unidos y sus aliados sauditas, han utilizado en su lucha contra Irán y Siria y que hoy se vuelcan contra sus padres putativos. Cría cuervos y te comerán los ojos es la máxima aplicable para la política exterior estadounidense.

Los Estados Unidos no parece aprender de sus estrategias fallidas. Les pasó con Al Qaeda y hoy con el ISIS o Daesh como se le conoce en árabe. Grupo nacido en las cárceles egipcias bajo el Gamal Abdel Nasser. Corriente fundamentalista en pugna contra todas las corrientes islámicas a las cuales cons

TELESUR