Álvarez se entregaría a las autoridades en los próximos días, según vocero

49318_640El Poder Judicial ordenó la detención preventiva hasta por 15 días del presidente regional de Áncash, César Álvarez, y otras 28 personas de su entorno, por los delitos de homicidio y asociación ilícita para delinquir.

El Tercer Juzgado Penal de Lima Especializado en Crimen Organizado ordenó también el descerraje y allanamiento de viviendas y establecimientos vinculados a la investigación contra Álvarez, por lo que la Policía ingresó al inmueble del alcalde provincial del Santa, Luis Arroyo Rojas, mano derecha del presidente regional ancashino.

Desde las primeras horas del jueves, agentes de la Policía Nacional llevaron a cabo en Chimbote y Nuevo Chimbote una serie de operativos relacionados al asesinato del exconsejero regional Ezequiel Nolasco y el caso de corrupción y sicariato con el que se relaciona a Álvarez.

Se supo que agentes del orden intentaron ingresar a la vivienda del presidente regional pero no lo encontraron.

Como previendo esta situación, Álvarez presentó el 15 de abril un recurso de hábeas corpus ante el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Huaraz mediante el cual pide “el cese de toda investigación” en su contra.

Sin embargo, un vocero del presidente regional anunció que Álvarez se entregaría a las autoridades en los próximos días y espera que se le brinden las garantías para un proceso justo. Hasta el cierre de esta edición eran 18 los detenidos, trasladados hasta las instalaciones de la Policía de Carretera de la ciudad de Chimbote.

En el lugar había un fuerte resguardo policial y un grupo de familiares que fue a visitar a los detenidos. Se informó que todos ellos serían trasladados a Lima.

Cerca del local de la Policía de Carreteras se concentró un grupo de simpatizantes del presidente regional, César Álvarez, que por la noche marchó para pedir la liberación de los involucrados.

LA RAZÓN