Defensor del Pueblo alarmado por crimen y corrupción en Áncash

base_image (1)El defensor del Pueblo del Perú, Eduardo Vega Luna, dijo sentirse alarmado por la terrible situación que vive la región Áncash, la cual “está inundada de corrupción y de crímenes en los últimos tiempos”.

En declaraciones a un medio de comunicación local, se sumó al llamado del obispo emérito de Chimbote, monseñor Luis Bambarén. “Nos llama a vencer al miedo y a denunciar la mano negra, oculta y poderosa que está detrás de todos los crímenes y que intentan ocultar la corrupción en la gestión de la región”, refirió.

Recordó que en el 2013 se registraron 131 homicidios en Áncash, 70 de los cuales fueron perpetrados con armas de fuego y, principalmente, en la modalidad de sicariato.

Vega Luna se dirigió también al presidente regional de Áncash, César Álvarez Aguilar. “Quiero decirle que deje de hacerse la víctima. Yo lo he escuchado varios días aquí en medios nacionales diciendo que lo quieren perjudicar relacionándolo con la muerte de Ezequiel Nolasco. No se mata a la gente para hacerle daño, que deje de hacerse la víctima”, cuestionó.

EL COMERCIO