Vientos de Guerra: Rusia exhibe sus tropas en la frontera con Ucrania y envía cazas a Bielorrusia

imagen-mundoMientras EE.UU. manda sus aviones de combate a Polonia y Berlín, advierte a Moscú de que la situación de Ucrania puede generar “daños políticos y económicos”. Todo ello en vísperas de la consulta en Crimea, el primer paso para que esta región termine en las manos de la Rusia de Putin.

Stephen Brown. REUTERS

El Ministerio de Defensa ruso dijo que 8.500 soldados estaban participando de nuevos ejercicios militares cerca de la frontera con Ucrania, probando artillería y lanzadores de cohetes, practicando una respuesta ante un enemigo convencional.

Este es el segundo ejercicio militar importante ordenado por Moscú desde el inicio de la crisis. El primero, que involucró importantes unidades de infantería, comenzó antes de que las fuerzas de Rusia tomaran Crimea y finalizó tres días después de que Putin declarara que Moscú tiene derecho a invadir. El Kremlin envió cazas bombarderos SU–27 a Bielorrusia.

EE.UU. SE MOVILIZA

En tanto, la respuesta que occidente está dando al desafío de Rusia en Crimeaadquiere tintes defensivos. EE.UU. envió este jueves los primeros aviones de combate F–16 para proteger a Polonia, uno de los cuatro países de la Unión Europea que comparten frontera con Ucrania.

En un discurso inusualmente duro, la canciller alemana, Angela Merkel, advirtió de una “catástrofe” si Moscú no cambia su postura.

En la víspera, El Kremlin inició maniobras militares en la frontera y envió cazas bombarderos SU–27 a Bielorrusia.

Merkel se expresó en los términos más fuertes desde el comienzo de la crisis, despejando cualquier sospecha de que Alemania quiera evitar una confrontación con el presidente ruso,Vladimir Putin.

Merkel ha reconocido que han fracasado sus esfuerzos para persuadir a Putin de que negocie con el Gobierno de transición en Kiev, al que el mandatario ruso acusa de destituir ilegalmente al presidente Víktor Yanukóvich.

En tanto, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, dijo que el lunes Washington y Europa tomarían medidas contra Moscú si se lleva adelante el referéndum del domingosobre la anexión de Crimea a Rusia.

Merkel reiteró que si Putin continúa despreciando la diplomacia y deja que el referéndum de Crimea siga adelante, la UE –en estrecha coordinación con Washington y la OTAN– impondría sanciones más duras.

CAMBIO DE ESCENARIO

Soldados rusos tomaron el control de la región ucraniana de Crimea, en el Mar Negro, en respaldo a separatistas que han tomado el gobierno local.

Rusia ha anexado territorios de sus ex vecinos soviéticos en el pasado sin que se produjeran consecuencias serias. La última fue en 2008, cuando Putin ordenó invadir Georgia y tomó el control de dos regiones separatistas sin oposición internacional. Pero las cosas han cambiado.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (UE) podrían aprobar el lunes prohibiciones de viajes y congelamiento de activos de personas y firmas acusadas por Bruselas de ayudar a violar la integridad territorial de Ucrania.
Una decisión de la UE es crítica, ya que Europa tiene un intercambio comercial con Rusia 10 veces mayor al de Estados Unidos, comprando la mayor parte de las exportaciones de gas y petróleo ruso.

Bruselas parece menos dispuesta a actuar que Washington, debido a las relaciones económicas más cercanas con Rusia y por el largo proceso de toma de decisiones y las divisiones internas del bloque de 28 miembros.

El referéndum en marcha

El referéndum de la autonomía ucraniana de Crimea sobre su reunificación con Rusia se acerca inexorablemente y Moscú, que ha garantizado a las autoridades crimeas la adhesión del territorio, se ve cada vez más arrinconada por el resto del mundo, aunque mantiene la esperanza de que las sanciones se limiten al ámbito político.

La bolsa de Moscú retrocedió a sus peores números en casi cinco años. Dos índices se situaron en registros de la dura crisis económica que golpeó Rusia en 2009.

CLAVE

Moscú, cada vez más presionada por la comunidad internacional, entreabrió el viernes una puerta a un eventual primer contacto con las nuevas autoridades de Ucrania, mientras que la rebelde Crimea ya da por hecho su pronta adhesión a Rusia.
LA REPUBLICA