EE.UU. lanza ejercicios de guerra y Rusia envía flotillas de caza y 80 mil efectivos a la frontera

40204_640KIEV (AGENCIAS).- El Mar Negro se convirtió en un inminente explosivo escenario de una nueva conflagración bélica de imprevisibles consecuencias al darse inicio a una operación de maniobras de buques de guerra de Bulgaria, Rumanía y Estados Unidos en la zona occidental del Mar Negro, así como ejercicios navales de entrenamiento a cargo de buques de Polonia y del propio Estados Unidos, coincidentemente inmediatamente después de que el presidente de EE.UU., Barack Obama, endureció su posición frente a Rusia y notificó a Vladimir Putín de que tendrá que enfrentarse a“costos” -no especificados- si consuma la anexión de Crimea.

Putin en respuesta a este desafío militar dispuso el desplazamiento de más de 80 mil efectivos militares a lo largo de la frontera con Ucrania y el envío de flotillas de aviones de guerra para sobrevolar la amplia zona del Mar Negro donde tendrán lugar las maniobras de Bulgaria, Rumania y EE.UU., a lo que se sumó el pedido del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, de unos 12 ó 15 aviones de guerra a su territorio, para realizar maniobras paralelas a las de Estados Unidos y Polonia, en las que estarían interviniendo unos 12 cazas F-16.

Según Andriy Parubiy, secretario del Consejo Nacional de Seguridad yDefensa de Ucrania, los 80,000 efectivos que Rusia ha apostado cerca de la frontera, es una “amenaza de una invasión en regla desde varias direcciones”.

En los ejercicios de Bulgaria, Rumania y EE.UU. participan la fragata búlgara “Dryzki”, tres buques de guerra de la Marina rumana y el barco destructor estadunidense “Truxtun”, con 300 marinos y lanzaderas de misiles de crucero a bordo, reportó la agencia rusa de noticias RIA Novosti. El USS Truxtun está equipado con el sistema de defensa antimisiles Aegis y lleva además misiles de crucero Tomahawk.

En otro pronunciamiento, la presidenta lituana, Dalia Grybauskaite, no tuvo pelos en la lengua para decir la semana pasada en Bruselas que Rusia intenta “reescribir las fronteras de la Segunda Guerra Mundial” en Ucrania, donde ocupa la Península de Crimea desde fines de febrero, y que Europa “sigue siendo incapaz de entender lo que está sucediendo”.

De otro lado, la OTAN confirmó que ya están operando los aviones radares de tipo AWACS enviados para ocupar los cielos Polonia y Rumania “como parte de los esfuerzos de la Alianza para observar la situación en Ucrania”.

Respecto al endurecimiento de la posición del presidente Barack Obama frente a Rusia, esta fue hecha en el curso del encuentro que sostuvo en el Salón Oval de la Casa Blanca con el primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, quién arribó a solicitar el apoyo estadounidense a su país, para defender la integridad territorial ucraniana.

Obama dijo textualmente que Moscú tendrá que enfrentarse a“costos” -no especificados- si el presidente ruso Vladimir Putin no modifica su postura, y reiteró que Washington no reconocerá el referéndum independentista que tendrá lugar este domingo 16 en Crimea.

“Hay otro camino disponible y tengo la esperanza que el presidente Putin desea tomar ese camino”, dijo Obama, sentado al lado de Yatseniuk. “Pero si no lo hace, tengo confianza en que la comunidad internacional permanecerá firme detrás del gobierno de Ucrania”, añadió.

Yatseniuk también llegó a EEUU para gestionar un paquete de ayuda del FMI por 35.000 millones de dólares que, según afirmó, el país precisará en los próximos dos años, ante lo cual Jacob Lew, secretario del Tesoro de EEUU, informo al Congreso que la ayuda del FMI solo podría ascender a los US 15,000 millones.

LA RAZÓN