La condena que sufren 20 policías en penal de Challapalca

imagen-t-challapalca-6servicio. No solo soportan extremas condiciones climáticas, viven hacinados y sin servicios básicos. Son relevados cada 29 días. Pareciera que estos efectivos cumplen un castigo.
Luz Elena Vega Nieto

Tacna

A 4 mil 800 metros de altura, en la provincia de Tarata, cerca de la frontera con Puno, se ubica el penal de Challapalca. Esta cárcel está diseñada para albergar a delincuentes de alta peligrosidad que no pueden convivir con reos comunes.

La zona es agreste y desolada. A la prisión solo se puede llegar en camioneta. Desde Tacna se hacen seis horas de viaje.

” Timana” o el “Cholo Jacinto”, delincuentes de alto vuelo, han sido recluidos en este centro. Sin embargo, no solo los delincuentes afrontan las difíciles condiciones carcelarias, por ejemplo, las temperaturas caen a seis grados bajo cero. También lo padecen los 20 efectivos policiales que prestan servicio de apoyo.

Son las dos de la tarde del jueves. Un equipo de La República llegó hasta Challapalca acompañado del congresista Juan Pari quien realizó una inspección al lugar.

El frío es penetrante. Acuchilla la cabeza, afectada también por el mal de altura. El personal que está en la zona parece haberse acostumbrado a esa sensación.

Al costado del penal se ubica un cuartel del Ejército. En este recinto se habilitó un pequeño espacio para que los efectivos de la Policía puedan albergarse mientras prestan servicio en la zona.

El espacio es tan pequeño que el hacinamiento fácilmente podría compararse al que tienen los reos en la celda de un penal.

En el mismo lugar donde duermen, los efectivos policiales tienen que realizar la labor administrativa.

Deben dividir el espacio para acomodar los camarotes, el escritorio, máquina de escribir y todos los implementos que requieren para ejercer su función.

En época de lluvia los problemas se agudizan, el techo de la habitación se vuelve una coladera y tienen que repararlo haciendo uso de resina y papel.

Hablar de servicios básicos es aún más deprimente. El río que pasa se convirtió desde hace mucho en la zona de aseo y el punto para realizar sus necesidades fisiológicas.

” Estas son las condiciones en las que debemos trabajar durante 29 días, hasta que venga el otro servicio a relevarnos. Nosotros también cumplimos condena, pero poco o nada se dice sobre el tema”, señaló uno de los efectivos que presta servicio en Challapalca.

Cabe destacar que los policías asignados al penal no reciben ningún bono adicional a su salario por trabajar en esas condiciones. ♣

Penal declarado inhabitable

La construcción del penal de Challapalca se inició en agosto de 1996 durante el gobierno de Alberto Fujimori.

Fue creado para albergar a reclusos de alta peligrosidad, entre ellos a terroristas que debían ser trasladados del penal de Yanamayo.

A pesar que la Defensoría del Pueblo lo declaró inhabitable por no contar con las medidas para la resocialización de los reos, fue puesto en funcionamiento.

El penal inició funciones con 50 presos trasladados de Puno y Arequipa, en la actualidad esta cifra casi se triplica.

En el 2003. un conjunto de instituciones lideradas por la Defensoría del Pueblo, solicitaron nuevamente el cierre de este penal, no solo por las condiciones de vida de los presos, sino también los efectivos policiales y del Inpe que prestan servicio en la zona, pero no fueron escuchados.

LA REPUBLICA