Familia Empresaria exitosa

screenshot.65

La profesionalización como base para la consolidación de una Familia Empresaria exitosa

Como mencionamos en nuestro artículo anterior además del espíritu emprendedor como uno de los principales valores para que un grupo familiar se convierta en una familia empresaria exitosa, existe otro aspecto importante sobre el cual creemos es necesario resaltar.

El éxito de una Empresa Familiar depende de:

– Las relaciones de los miembros de una familia que trabajan en un proyecto común.

– La gestión adecuada de los conflictos que puedan surgir.

 

– La profesionalización de unas habilidades concretas.

Este último aspecto se convierte  en un componente vital para una familia que quiere desarrollar un grupo empresarial exitoso, ya que  la profesionalización sostiene los vínculos, evita conflictos entre sus miembros y logra en la mayoría de los casos sucesiones exitosas, y además genera valor para la empresa y motiva el desarrollo de emprendimientos serios que generen un crecimiento mayor. Ante esto, la incorporación de herramientas como los protocolos familiares y estructuras de gobierno y dirección se vuelven indispensables para el desarrollo empresarial.

La realidad de nuestro país vista desde nuestra experiencia en asesoría a empresas familiares, muestra algunos postulados, interesantes de comentar:

 

– Entre las empresas familiares que hemos asesorado, en el casi 90% de los casosestaban dirigidas por un miembro de la familia.

– La mayoría de empresas familiares afirma que sólo incorporaría un directivo externo, si la situación es muy crítica.

– El 90% de las empresas que hemos asesorado desean que sus descendientes se conviertan en profesionales

 

A pesar de las afirmaciones anteriores la mayoría de las empresas que asesoramos cree que es importante trabajar en la profesionalización de la empresa familiar para convertirlo en un grupo empresarial sólido, pero en la gran mayoría de los casos el inicio de esta profesionalización, o el llamado de un externo experto llega debido algún conflicto o etapa de crisis familiar o empresarial.

La profesionalización también está directamente ligada con el tamaño y generación en la que se encuentre la empresa, es decir cuanto más grande sea el grupo empresarial familiar y mayor sea la generación en la que esté mayor el nivel de profesionalización que presente, y viceversa.

¿Cómo empezar a profesionalizar mi empresa? Con una norma clara y simple que siempre sugerimos en los protocolos en los que hemos participado, las condiciones para que un miembro de la familia entre a trabajar dentro de la empresa, deben ser las  mismas que para cualquiera, es decir que sólo entren aquellos que tengan las competencias y capacidades que el puesto requiera, cualquiera que este sea, (Gerencia General, Director, Jefe de Ventas etc.), y que compita con otros candidatos para el puesto.

Si usted que nos sigue a través de estos artículos tiene como visión familiar, un crecimiento sostenido que lo lleve a convertirse en una familia empresaria exitosa, piense que la profesionalización de su empresa es una de las llaves que le abrirán paso en este arduo pero enriquecedor camino.

Gestión