Seis guerras que podrían estallar el 2014 y poner en jaque al mundo

screenshot.15El mundo vive un recrudecimiento de las tensiones en el Oriente Medio y la difícil coyuntura financiera aumenta las posibilidades de conflictos bélicas ¿Cuáles son entonces los conflictos armados más probables? El sitio ruso rbc.ru, junto con expertos militares y politólogos, identificaron los focos de seis posibles guerras que podrían estallar el 2014.

1. Guerra contra Irán

Uno de los problemas claves de la política internacional, que, según los expertos, está a punto de provocar el estallido de las operaciones militares a gran escala se relaciona con el programa nuclear de Irán.

El jefe del Centro de Pronóstico Militar, Anatoli Tsyganok, cree que una solución militar al problema nuclear de Irán “por parte de los estadounidenses, los israelíes o de su esfuerzo conjunto” es el escenario más probable para el futuro cercano.

Sin embargo, según algunos expertos, una supuesta “conspiración”de la República Islámica es solo un pretexto para el estallido del conflicto.

“La razón principal para desencadenar una guerra contra Irán es liquidar el centro de la consolidación del mundo islámico, que representa Irán. Y el centro es estrictamente antioccidental, que bajo ciertas condiciones podría consolidar alrededor países islámicos”, opinó el doctor en ciencias militares, Konstantín Sivkov.

2. Una guerra en Medio Oriente

Medio Oriente se parece cada vez más a un barril de pólvora que puede estallar en cualquier momento. “Es difícil predecir qué y dónde… El nivel de preparación para este proceso es muy alto, por lo que desde el Atlántico africano -Mauritania y Marruecos- a las fronteras del subcontinente indio, en el 2014 ocurrir todo”, dijo el jefe del Instituto del Medio Oriente, Evgueni Satanovski. El primer conflicto real puede ocurrir en Siria, donde tras varios meses persiste una guerra civil.

3. China

La consolidación de las posiciones económicas y políticas de China también figura como uno de los posibles escenarios para futuras operaciones militares. El rápido desarrollo de China crea muchos problemas para el país, tanto demográficos como económicos y ecológicos. Los expertos destacan que la guerra más probable es entre EE. UU. y China. En noviembre China amplió unilateralmente su zona de defensa aérea sobre las islas Senkaku (Diaoyu para China), que Pekín reclama aunque estén administradas por Tokio. Como consecuencia, Japón denunció la violación de su soberanía marítima por parte de China. Casi a la vez Corea del Sur anunció la ampliación de su zona de defensa aérea al islote disputado Roca Socotra, que se encuentra en la esfera de los intereses surcoreanos, japoneses y chinos.

En medio de las disputas diplomáticas, China está estudiando una reorganización de sus siete zonas militares para reducirlas a cinco con el objetivo de responder más rápidamente a una crisis.

Japón, a su vez, anunció que revisará su Constitución, que desde el final de la Segunda Guerra Mundial limita sus actividades militares a la legítima defensa.

4. Corea del Norte contra otra Corea del Sur

Otro antiguo foco de tensión es Península de Corea, donde desde la Segunda Guerra Mundial se observa una confrontación entre los dos países, con ideologías diferentes, que tiene todas las posibilidades para entrar en una fase de conflicto armado. Aunque en febrero del año pasado trataron de sentarse a la mesa de negociaciones, la relación entre ellos no se puede calificar de buena vecindad. Un argumento importante en el conflicto coreano son las armas nucleares que posee Corea del Norte.

En la primavera de 2013 la tensión entre las dos Coreas aumentó considerablemente cuando Corea del Norte declaró que las relaciones en la península habían entrado en la fase de guerra. Pyongyang incluso anunció que había puesto fin al Acuerdo de Armisticio de 1953, y aseguró que era capaz de realizar una “guerra relámpago”.

El 1 de enero el líder norcoreano Kim Jong-un aprovechó su mensaje navideño para advertir que una nueva guerra en la península podría desatar un desastre nuclear. La retórica del líder norcoreano deja claro que una guerra en la región es una opción muy posible.

5. Sobre las ruinas de la Unión Soviética

Los expertos predicen un futuro inquietante en el territorio de la antigua Unión Soviética. En el centro de las tensiones se destaca un tema de larga data: el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán de Nagorno-Karabaj. Además las actuales relaciones entre Tayikistán y Uzbekistán causan preocupaciones a la luz de la colocación de minas fronterizas, problemas de tránsito de mercancías y la controversia en torno a la central hidroeléctrica Rogunskaya.

6. Batalla de los tuaregs

Según los expertos, en un futuro próximo, los países africanos serán de los puntos más calientes en el mapa mundial. La principal causa de grandes conflictos en el continente será la rebelión de tuaregs. Se trata de una tribu nómada que desde hace años lucha por su propio Estado.

Otra causa de grave conflicto será la lucha por los depósitos de uranio que pertenecen a los franceses y chinos y que fueron tomados por los tuaregs. Entre los principales focos de tensión figuran Libia, Sudán, Eritrea y Etiopía pero se descarta que un levantamiento pueda estallar“en cualquier lugar y en cualquier momento”.

La Razón