Hallan 36 nuevos fardos funerarios en una pirámide de la huaca Mateo Salado

screenshot.69Positivo. De esta cifra, 6 se encuentran intactos, pero 30 han sido profanados. En total, ya van 48 contextos descubiertos.

Carlos Contreras Chipana.

Hasta antes del 2007 eran muy pocos los que apostaban por la huaca Mateo Salado, que lucía sectores abandonados en el Cercado de Lima. Sin embargo, las importantes evidencias arqueológicas halladas en los últimos años hablan por sí solas.

Solo en estos 10 días, un equipo de investigadores del Ministerio de Cultura descubrió un nuevo lote de fardos funerarios en una de las cinco pirámides que integran el complejo monumental. Se trata de aquella que se la conoce con la letra “E”.

En esa área, que ha sido intervenida por los especialistas desde principios de año, se han encontrado 36 fardos o contextos funerarios, de los cuales 6 permanecen completos y 30 fueron huaqueados. Los fardos que no presentan daños se muestran como paquetes tubulares formados por un textil de algodón cuyo extremo fue cerrado con un tejido de lana.

Según el Ministerio de Cultura, hasta la fecha en la cima de la pirámide “E” se han hallado 48 contextos funerarios. También se descubrieron ceramíos, vasijas, pinzas y ornamentos en miniatura durante los trabajos de investigación, conservación y puesta en valor de este complejo arqueológico perteneciente a la cultura Ichma (1.100-1.450 d.c.).

PRIMERAS EVIDENCIAS

Hace tres meses, en la cima de la pirámide “E” de la huaca Mateo Salado se encontraron las primeras evidencias. Eran objetos pertenecientes a un cementerio Inca, y en los que figuran vasijas con influencia Chimú, ceramíos y ornamentas de arcilla en miniatura. Además se registraron prendedores de hueso que representarían la cabeza de un cóndor, pinzas de metal e implementos para confeccionar textiles.

“Estos hallazgos son importantes porque nos brindan nueva información sobre los modos de vida de la población Ichma , bajo la influencia de los incas”, explica Pedro Espinoza, director de dicho proyecto en la huaca Mateo Salado.

El especialista sostiene que un adecuado análisis de los fardos funerarios descubiertos permitirá conocer sobre las actividades económicas de los pobladores Ichma, sus costumbres sociales, sus modos de vida y su dieta alimenticia. “Hasta el momento, lo que hemos hallado, a pesar de que las crónicas indican que esta era una zona de pescadores, es que el área, en realidad, era de agricultores”, revela Espinoza.

Además se supo que hace unas semanas se procedió a cercar provisionalmente el sector “B”, recuperándose casi 6 mil metros cuadrados de área intangible. Así, se ha asegurado la protección del tramo más imponente de la muralla que encerró parte del sitio desde hace siglos. También, cerca de la pirámide “A” se ha recuperado una zona de casi 500 metros cuadrados que era ocupada por una vivienda precaria. Para todos estos trabajos, en uno de los 366 complejos arqueológicos que hay en la capital, el sector Cultura ha invertido más de 7 millones de soles.

La República