MENSAJE DEL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DEL PERÚ, COMANDANTE OLLANTA HUMALA TASSO, ANTE EL CONGRESO NACIONAL, EL 28 DE JULIO DE 2013

MENSAJE DEL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DEL PERÚ,
COMANDANTE OLLANTA HUMALA TASSO,
ANTE EL CONGRESO NACIONAL, EL 28 DE JULIO DE 2013
Señor Presidente del Congreso de la República;
Señores Presidentes de los Poderes Públicos;
Señoras y señores Congresistas de la República;
Señoras y señores ministros de Estado;
Señoras y señores miembros del Cuerpo Diplomático;
Dignas autoridades civiles, militares y eclesiásticas;
Señoras y señores;
Queridos compatriotas:
Nuestro país se encuentra en uno de los momentos más importantes de su
historia. Gracias al esfuerzo que todos y cada uno de nosotros hemos desplegado
durante los últimos años, podemos mirar el futuro con optimismo y entusiasmo, y
la esperanza de tener ese país que queremos no es una quimera, sino un objetivo
alcanzable, que tenemos a la vista y que podemos lograr.
Debemos sentirnos satisfechos también de no haber perdido la capacidad de
aprender de nuestros errores y los últimos acontecimientos son una muestra de
ello. Hemos aprendido y nos hemos rectificado. En el proceso de fortalecimiento
de la democracia eso es fundamental.
Compatriotas:
Al conmemorarse el 192º aniversario de la independencia del Perú, por intermedio
del honorable Congreso de la República, me dirijo a ustedes con respeto y
humildad, en mi calidad de Presidente Constitucional de la República, para hacer
una reseña de la ruta seguida y de las reformas emprendidas para avanzar en mi
compromiso como primer servidor del Perú.
El país que queremos es un país próspero, donde todas las peruanas y peruanos,
sin distinción puedan disfrutar los beneficios del crecimiento de manera digna,
segura y con libertad.
Por eso, renuevo el día de hoy mi más firme compromiso por mantener el rumbo
de mi gobierno en pos de la inclusión social. Solo en la medida en que más
peruanos y peruanas se integren como ciudadanos plenos al progreso del país,
podremos conseguir el desarrollo. Ya no se trata solo de crecer para incluir, sino
también de incluir para seguir creciendo.
La economía global se debate en la incertidumbre. En estas circunstancias, los
precios y la demanda externa empiezan a retroceder. En la misma medida,
1
Fuente: Diario Oficial El Peruano, 29 de julio de 2013. 2
observamos que algunos rubros de nuestras exportaciones se contraen. ¿Son
señales de que el ciclo que favoreció nuestro crecimiento económico está llegando
a su fin? Es posible. Sin embargo, tenemos con qué defendernos.
La seriedad con la que hemos construido nuestro crecimiento en las últimas
décadas nos permitirá hacer frente a esta compleja situación actual. Las elevadas
reservas internacionales, los bajos niveles de endeudamiento público, la solidez
de nuestro sistema financiero, la mayor capacidad adquisitiva de una pujante clase
media y el notable esfuerzo emprendedor de nuestra población son nuestros
principales activos en este escenario.
Mi gobierno ha asumido el manejo económico con la mayor responsabilidad, y es
así que en el transcurso de estos dos años los indicadores señalan que se han
tomado las decisiones correctas. El Perú se mantiene como uno de los países de
mayor crecimiento en el mundo, y se calcula que la expansión de nuestra
economía en el segundo trimestre de este año se ubicará alrededor del 6%.
El manejo responsable de este crecimiento ha ayudado a generar 800.000 nuevos
puestos de trabajo en lo que va de nuestra gestión y también a reducir el
desempleo en 7%.
Las cifras demuestran que estamos progresivamente diversificando nuestra
economía. Las exportaciones no tradicionales representan un tercio del total de
nuestras exportaciones, superando los 11.000 millones de dólares; y las de
servicios, los 5.000 millones.
Otras muestra de este dinamismo la ofrece el turismo. Hemos recibido dos
millones 800 mil visitas y el ingreso de más de 3.000 millones de dólares. Pero las
cifras del turismo interno también revelan que los peruanos hicimos 35 millones de
viajes para disfrutar de nuestros tesoros naturales y culturales. Esto solo ocurre en
una economía dinámica y saludable.
Pero debemos estar preparados y en la capacidad de mantener el ritmo. La clave
de la sostenibilidad de nuestro crecimiento económico está en la inclusión social, y
en esta tarea se encuentran empeñados los esfuerzos de nuestro gobierno.
La inclusión social es un proceso de cambio que apuesta por el futuro y que lleva
a cabo la transformación de las personas, a las que se les abre la oportunidad real
de convertirse en ciudadanos, de ejercer como tales, de acceder a sus derechos y
de hacerlos respetar.
Este proceso exige que se reorienten los esfuerzos del Estado, sus prioridades y
acciones. Hemos avanzado en esta tarea, pero aún hace falta “ordenar la casa”,
fortalecer la democracia y sus instituciones, hacer más eficiente la gestión pública,
desarrollar buenas prácticas y consolidar una nueva cultura de servicio. También
crear mecanismos más justos y eficientes de recaudación, reorientar las 3
prioridades del gasto y gastar bien, con responsabilidad, rindiendo cuentas con
transparencia y eliminando de una vez por todas la lacra de la corrupción.
Tener una presencia efectiva del Estado en todos los confines de nuestra patria
demanda la generación de ingresos tributarios permanentes. Así, desde el inicio
de nuestro gobierno emprendimos una reforma tributaria, destinada a contar con
un sistema de recaudación claro, eficiente y justo.
Los resultados empiezan a notarse. Se observa mayor eficiencia en la
recaudación. En el pasado, ésta giraba en torno al 13% de PBI. Hoy, que el
número de contribuyentes crece, la recaudación representa ya un 16% del PBI, la
mayor tasa registrada en nuestra historia republicana.
Esta es una buena noticia, aunque algunos no lo consideren así. A ellos les quiero
reiterar que mejorar el sistema es ampliar la base de contribuyentes, combatir la
informalidad y hacer más equitativa la recaudación, con el compromiso de que el
dinero será mejor gastado y que veremos resultados. Y en esto hay que ser
claros: todos debemos aportar.
Junto a la Reforma Tributaria, era preciso comprometernos con la esencia misma
de la labor pública: el servicio. En los últimos años la contratación de empleados
públicos y la asignación de recursos se han dado en forma inercial, con escasa o
nula planificación, lo que se traduce en la coexistencia de múltiples regímenes
laborales y más de 400 conceptos remunerativos y no remunerativos. Esto no
podía seguir así.
La Ley de Reforma del Servicio Civil que acaba de promulgarse tiene por objeto
mejorar las reglas y prácticas del sector, así como la profesionalización del
servidor para satisfacer las necesidades y requerimientos de los ciudadanos, para
lo cual, entre otras medidas, se ha creado la Escuela Nacional de Administración
Pública.
Debo aclarar que en modo alguno se busca resolver los problemas como se hizo
en el pasado, mediante ceses y despidos. Todo lo contrario: se trata de fortalecer
el servicio civil, dignificando la tarea, elevando su categoría, premiando la
meritocracia, la línea de carrera, la capacitación, la eficiencia y la rendición de
cuentas.
REFORMA DE LA EDUCACIÓN
El principal, el más importante servicio que un Estado puede ofrecer a sus
ciudadanos es también la educación de calidad. No lo perdamos de vista, el
objetivo se encuentra en el largo plazo, en nuestras nuevas generaciones. Nada
tendría sentido sino enfrentamos la problemática de la educación y hacemos de
ella una vía para la inclusión y una palanca hacia el desarrollo, la democratización
de la sociedad y el bienestar. 4
Mi gobierno ha reorientado los esfuerzos del Estado, encaminándolos hacia una
Reforma del Sistema Educativo. Esto se expresa en una serie de resultados, entre
los cuales quiero resaltar la incorporación de 248.000 docentes bajo un régimen
de formación continua y con mejores remuneraciones.
Buscando cerrar las brechas de atención a niñas y niños de tres a cinco años, se
ha ampliado la cobertura de educación inicial a 2.000 comunidades, que por
primera vez tienen acceso a este servicio; se ha incorporado a 400 escuelas
rurales y más de 600 urbanas al sistema de teleeducación; y se ha distribuido más
de un millón de textos y otros materiales en 13 lenguas originarias.
Para nuestros jóvenes, tengo la enorme satisfacción de anunciar que estamos
abriendo caminos: Este año, más de 14.000 jóvenes con alto rendimiento,
provenientes de las zonas más pobres del país y antiguos servidores de la patria,
están estudiando una profesión a través del Programa Beca 18 y otras
modalidades de beca.
Esto, hermanas y hermanos, es cambiarle la vida a las personas. Soy testigo del
efecto transformador de estas nuevas oportunidades en la vida de estos
estudiantes. Ellos serán el soporte del desarrollo del país en los próximos años.
Por eso he dispuesto la meta de llegar al 2016 con 25.000 becarios.
Además, con la beca “Presidente de la República”, también recientemente creada,
400 jóvenes de excelencia estarán empezando estudios de maestría en las
mejores universidades del mundo (Estados Unidos, México, Brasil, Francia,
España, Alemania y el Reino Unido, entre otros).
No hay desarrollo sin educación, pero tampoco futuro sin progreso científico. Por
ello, el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación cuenta con diversos
fondos concursables para proyectos por alrededor de 800 millones de nuevos
soles, al mismo tiempo que se ha duplicado el presupuesto del Concytec.
REFORMAS SOCIALES
Nuestro gobierno está comprometido con reformas que transformen la vida de las
personas y que sean sostenibles. Para ello se ha diseñado la estrategia Incluir
para Crecer, que acompaña las distintas etapas de la vida.
El primer eje de esta estrategia se dirige a reducir la desnutrición crónica infantil y
fomentar el desarrollo inicial temprano de las niñas y niños. El segundo se orienta
a que los infantes crezcan en ambientes de cuidado y con una educación de
calidad. 5
Los servicios de “Cuna Más” están llegando a más de 56.000 menores en los
Centros Infantiles de Atención Integral y, en el ámbito rural, cuenta con un servicio
de Acompañamiento da Familias, que hoy orientan a 29.000 hogares.
El tercer eje plantea que los niños, niñas y adolescentes puedan culminar
satisfactoriamente sus estudios escolares y se encuentren en mejores condiciones
para acceder a una educación superior, o insertarse en el mundo laboral.
Bajo esta perspectiva, el Programa Qali Warma de desayunos y almuerzos
escolares atiende hoy a 2 millones y medio de escolares, esperándose que en el
2014 se llegue a 3 millones. Igualmente, cerca de 40.000 jóvenes en el ámbito
urbano y rural han sido capacitados para la inserción laboral a través de los
programas “Jóvenes a la Obra”, “Vamos Perú” y “Trabaja Perú”.
El cuarto eje consiste en un conjunto de intervenciones articuladas para que los
hogares en zonas de pobreza y exclusión eleven la productividad e incrementen
su capacidad de generar ingresos autónomos.
En este sentido, me complace anunciar que un renovado programa “Juntos” hoy
llega a más de 700.000 familias, que van ingresando a los proyectos de desarrollo
productivo y educación financiera que conduce Foncodes.
El quinto y último eje busca que los adultos mayores más pobres gocen de
protección social y servicios de calidad en salud. A ello se dirige el esfuerzo de
“Vida Digna” y “Pensión 65”, que actualmente proporciona una pensión a 275.000
adultos mayores.
La política social que venimos desarrollando se articula e implementa de manera
multisectorial. Se trata de llevar el Estado como un solo bloque. Los ministerios no
solamente coordinan y se apoyan; actúan juntos obteniendo mejores resultados.
El Programa del “Buen Inicio del Año Escolar”, que articula el trabajo de los
sectores de Salud, Educación, Inclusión Social y Vivienda con los gobiernos
locales, es un buen ejemplo de esta articulación. Por su parte, el Fondo para la
Inclusión Económica en Zonas Rurales (Fonie) es otro modelo exitoso que, a siete
meses de su creación, hay financiado 759 intervenciones en distritos pobres para
cerrar brechas de infraestructura básica.
Pero hay que saber dónde actuar. Por ello se ha dispuesto un empadronamiento a
escala nacional, a fin de detectar dónde hay personas en situación de
vulnerabilidad y pobreza; y la publicación de un Registro Nacional de Usuarios de
Programas Sociales para garantizar la transparencia y la vigilancia ciudadana en
la afiliación a los programas sociales.
Para mi gobierno, las mujeres son socias del desarrollo. Quiero dejar sentado que
no toleramos la violencia contra ellas. Se han puesto en marcha 37 nuevos
Centros de Emergencia Mujer y, recientemente, se ha aprobado la ley que tipifica
el delito de feminicidio. 6
REFORMA DE LA SALUD
Inspirados en reorientar los esfuerzos del Estado hacia el bienestar de las
personas y la familia, hemos iniciado, gracias a la delegación de facultades
otorgada por este honorable Congreso, una importante reforma destinada a
mejorar los servicios y lograr la universalización del Seguro Integral de Salud.
Este esfuerzo incluye la reorganización del Ministerio de Salud, la modernización
de la gestión de sus inversiones y una nueva escala remunerativa, dirigida a
revalorar los recursos humanos que sustentan estos servicios.
Es cierto que aún falta mejorar el servicio, pero a la fecha son más de 12 millones
los peruanos afiliados al Seguro Integral de Salud y 2 millones y medio de niñas y
niños atendidos por el programa Qali Warma que cuentan con un Seguro Integral
de Salud.
En este esfuerzo se incluye el intercambio de prestaciones, en virtud del cual los
afiliados al Seguro Integral de Salud y a Essalud en 13 regiones del país pueden,
a la fecha, atenderse indistintamente en sus establecimientos. Gracias a esto, el
80% de la población rural cuenta con cobertura médica.
Nuestro compromiso en la lucha contra el cáncer a través del plan Esperanza se
viene cumpliendo. Se han realizado acciones de detección temprana en 650.000
personas a escala nacional y se ha dado tratamiento gratuito a más de 18.000
pacientes. Además, se ha ampliado el Fondo Intangible Solidario para atender
enfermedades de alto costo, el cual ha pasado de 20 millones de nuevos soles a
180 millones de nuevos soles.
POLÍTICA DE INFRAESTRUCTURA
El crecimiento de nuestro país también depende de cerrar con mayor velocidad la
enorme brecha de infraestructura que aún nos aqueja. Este esfuerzo implica
necesariamente un trabajo conjunto entre el Estado y el sector privado.
En lo que va de nuestra administración, se han adjudicado 12 proyectos en
Asociación Público-Privada, con montos de inversión de alrededor de 3.600
millones de dólares. Entre los principales proyectos concesionados tenemos tres
líneas de transmisión eléctrica, con inversiones que superan los 600 millones de
dólares. Adicionalmente, una inversión de 65 millones de dólares para la Reserva
Fría de Generación-Planta Pucallpa y Puerto Maldonado; suministro de energía de
Iquitos, por 118 millones de dólares y la central hidroeléctrica de Molloco por 700
millones dólares. Además, tenemos el proyecto de masificación del uso de gas
natural por 242 millones de dólares, que beneficiará con conexiones domiciliarias
a más de 200.000 familias en 11 ciudades del interior del país. 7
En el sector telecomunicaciones tenemos inversiones en las bandas anchas a
escala nacional por 400 millones dólares y la adjudicación de frecuencias de
Internet de rápida velocidad con tecnología 4G con compromisos de inversión que
superan los 1.000 millones de dólares. Mientras en el sector Transportes tenemos
la construcción y el mantenimiento de la carretera Panamericana Sur Quilca-La
Concordia, por 231 millones de dólares.
Se cuenta con una cartera de proyectos hasta el 2014 por un monto de inversión
que supera los 14.400 millones de dólares en todos los sectores. La más
importante en nuestra historia. Esto incluye proyectos en transporte aéreo,
terrestre y fluvial por más de 6.800 millones de dólares; inversiones en electricidad
e hidrocarburos por 5.400 millones de dólares; en telecomunicaciones por 370
millones de dólares; en saneamiento por 600 millones de dólares; y un proyecto de
irrigación por 715 millones de dólares, entre otros.
Contar con agua y saneamiento básico, energía para las tareas cotidianas y el
trabajo, caminos seguros y vivienda climatizada son aspectos que no pueden ser
olvidados en un país que crece y se transforma. Necesitamos invertir para ampliar
y renovar la infraestructura que nos permita seguir avanzando, generando, al
mismo tiempo, miles de puestos de trabajo digno para las peruanas y peruanos.
Nuestro gobierno ha destinado más de 4.500 millones de nuevos soles en el
interior del país para la ejecución de 822 proyectos de inversión pública de agua
potable y saneamiento, que beneficiarán a corto plazo a más de 4 millones de
personas.
Del mismo modo, Sedapal viene implementando un plan de inversiones para el
periodo 2013-2016 que ampliará la cobertura de servicios en Lima y Callao. Para
julio del 2016 se espera que todas las obras necesarias para dotar de agua y
saneamiento a toda Lima Metropolitana estarán culminadas o en construcción; y
las aguas residuales tratándose al 100%.
En el Ámbito rural, para cerrar las actuales brechas, lanzamos el Programa
Nacional de Saneamiento Rural, un enorme esfuerzo del Gobierno que nos
permitirá duplicar al 2016 la actual cobertura de agua y saneamiento en estas
poblaciones.
Las obras de saneamiento y muchas otras de apoyo a la infraestructura
comunitaria se vienen realizando desde los Tambos, una plataforma del Estado
cuya finalidad es acercar los servicios y programas que generalmente están en las
capitales de región, a las poblaciones más alejadas y en situación de mayor
vulnerabilidad, en las zonas altoandinas y de la Amazonía. Hasta la fecha, se han
construido e implementado 145 Tambos, en igual número de distritos rurales, y
para julio del próximo año llegaremos a 350. 8
En la Amazonía, llevamos el Estado móvil a través del Programa Kanwa Kani, que
en castellano significa “Estoy Contigo”, a través de embarcaciones especialmente
diseñadas para la plataforma de servicios bancarios, de salud, Reniec, entre otros.
Las carreteras son instrumentos de inclusión. Permiten el desplazamiento de
ciudadanos y productos acercando los centros de producción y consumo,
generando así riqueza. Este Gobierno ha dado un decidido empuje a la
construcción y rehabilitación de carreteras.
En lo que va de nuestro gobierno hemos intervenido a nivel de construcción,
mejoramiento y rehabilitación 6.652 kilómetros de la Red Vial Nacional, con una
inversión de 8.245 millones de nuevos soles. Esto incluye el pavimentado de 538
kilómetros de la carretera Longitudinal de la Sierra.
Hemos financiado obras para avanzar en 835 kilómetros de caminos
departamentales y 1.142 kilómetros de caminos vecinales, en coordinación con
gobiernos regionales y locales.
Asimismo, se entregará la concesión para la construcción de 13.500 kilómetros de
fibra óptica, que permitirá a todas las capitales de provincias tener acceso a la
banda ancha.
Quienes hemos caminado por el interior de nuestra patria sabemos cómo cambia
la vida de la gente cuando se abre una vía o se tiende un puente. Por ello,
creamos Pro Puentes, con una meta final de 1.000 puentes más a nivel nacional.
En este año hemos concluido 54 puentes y se encuentra 130 más en proyecto
para fin de año.
También podemos mencionar la carretera Longitudinal de la Sierra, la cual hemos
asfaltado en más de 500 kilómetros, alcanzando el 73% de avance, y el gran
proyecto de la Línea 2 del Metro de Lima, que nos permitirá unir los distritos de
Ate y el Callao con un ramal adicional al Aeropuerto Jorge Chávez, con una
inversión que supera los 5.000 millones de dólares. También están encaminados
el Aeropuerto de Chinchero en Cusco y el Puerto General San Martín en Pisco,
entre otras grandes obras de infraestructura.
GENERANDO RIQUEZA PRODUCTIVA
Nuestro crecimiento se ha venido configurando en el país desde el interior mismo
de nuestras comunidades con su infatigable trabajo, su tenacidad y
emprendimiento. Hoy, el mundo admira nuestros productos nativos, cultivados y
conservados hace miles de años por nuestras familias agricultoras.
En esta línea, nuestra política agraria busca generar un agro inclusivo, eficiente y
moderno, que mejore la calidad de vida de las familias del campo. Esta política –
enfocada en innovación agraria, inversión en infraestructura y provisión de 9
servicios y financiamiento– viene dando resultados: La agricultura peruana hoy día
es la de mayor crecimiento de la región.
En esta línea, reafirmamos este compromiso del gobierno y declaramos el año
2013 como el “Año de la Inversión para el Desarrollo Rural y la Seguridad
Alimentaria” y creamos el novedoso Programa Mi Riego, con un fondo de 1.000
millones de nuevos soles destinados a financiar obras de riego tecnificado en
zonas altoandinas, beneficiando a 250.000 personas y 40.000 hectáreas. A la
fecha, el programa viene trabajando en 19 regiones del país.
De otro lado, estamos fomentando el crecimiento y desarrollo de la actividad
acuícola a través de un nuevo ordenamiento legal que siente las bases para su
modernización. Además, estamos avanzando en la adecuación a las normas
sanitarias de los desembarcaderos pesqueros artesanales para impulsar el
consumo de productos hidrobiológicos a través del programa “A comer pescado”.
POLÍTICA MINERA
La puesta en marcha de proyectos mineros implica fortalecer el contrato social
entre la comunidad, la empresa y el Estado, propiciando una relación armoniosa
donde todos ganen. Debemos mitigar las externalidades negativas de la actividad
extractiva y respetar el medio ambiente, y adelantar los beneficios de dichas
actividades a la población de las zonas de influencia directa.
Es el caso de la experiencia del proyecto minero Las Bambas, donde el Gobierno
Nacional ha adelantado, con cargo al canon futuro, importantes obras de
infraestructura y provisión de servicios de educación y salud en Apurímac y,
particularmente, en la provincia de Cotabambas. Esta es una experiencia
replicable en el resto del país.
En el último año, la inversión minera superó los 8.500 millones de dólares, 18%
más respecto al año anterior, un record histórico que consolida una tendencia
creciente durante seis años consecutivos.
Lo importante de resaltar es que a mayo del 2013 la actividad minera en el Perú
permitió el sustento de un total de tres millones y medio de peruanos y peruanas,
entre empleos directos e indirectos.
Queremos, además, reafirmar nuestra voluntad de continuar el proceso de
formalización de los pequeños mineros artesanales con una perspectiva de
inclusión social, así como la firme decisión de luchar contra la minería ilegal, lacra
que viene depredando nuestro medio ambiente y destruyendo nuestro patrimonio
nacional. Se aplicará todo el peso de la ley y se intensificarán las interdicciones.
Las metas en electrificación se van cumpliendo conforme a lo previsto, y para el
período 2013-1026 se espera una inversión de más de 2.000 millones de nuevos 10
soles, alcanzando una cobertura energética de 92% en el ámbito rural y de 96% a
nivel nacional.
Se está convocando a licitación una serie de proyectos, entre los cuales destaca
uno destinado a dotar de paneles solares a 500.000 viviendas en las zonas más
pobres y excluidas del país.
Mi compromiso de abaratar el gas para consumo doméstico se está cumpliendo.
Con la creación del Fondo de Inclusión Social Energético (FISE), actualmente
medio millón de familias pueden contar con gas barato a través de un descuento
de 16 nuevos soles por balón de gas.
En la misma línea, seguimos extendiendo la red de conexiones domiciliarias, lo
que permite un ahorro del orden del 30% en las familias que ya lo vienen
utilizando. Hemos instalado a la fecha 85.000 conexiones y se espera incrementar
el ritmo a 100.000 por año.
En el marco de una iniciativa más amplia de modernización de Petroperú, a fin de
introducir las mejores prácticas de gobierno corporativo, se procederá con el
Proyecto de Desulfurización y Ampliación de la Refinería de Talara, el cual
requiere de una inversión estimada d 2.730 millones de dólares. Esta inversión se
hace cumpliendo los requerimientos ambientales y de salud pública.
Con este fin se contratará a una consultora internacional que asesore y acompañe
a Petroperú en el diseño e implementación de las acciones correspondientes, para
poder listarla en la Bolsa. De esta manera, todos los peruanos podríamos
participar directamente en la propiedad de la empresa junto a inversionista locales
e internacionales.
POLÍTICA AMBIENTAL Y CULTURAL
La economía, el desarrollo y la inclusión van unidos a la sostenibilidad ambiental y
el respeto a la diversidad cultural. De este modo, se han logrado importantes
avances para la institucionalidad y el mejoramiento del desempeño en estas
tareas.
Hemos avanzado con la normativa relacionada con la Consulta Previa y acabamos
de realizar el primer proceso de consulta en la Región Loreto para el
establecimiento del Área de Conservación Regional-Maijuna. Ha sido un proceso
serio y respetuoso, donde una vez más hemos comprobado que los peruanos
podemos avanzar equilibradamente en el aprovechamiento racional de nuestros
recursos naturales y el fomento de la inversión.
POLÍTICA DE SEGURIDAD Y DEFENSA 11
Pero tenemos un problema que merece toda nuestra atención. En el Perú se viene
observando un crecimiento de las acciones delictivas. Tenemos que actuar con
decisión porque la inseguridad hace difícil el camino al desarrollo.
Por parte del Estado, aún tenemos un déficit de presencia policial, una legislación
muy laxa para los delitos menores, falta de equipamiento y hacinamiento de la
población penitenciaria que facilita la organización de un conjunto de delitos desde
su interior.
Por ello, las políticas públicas que en materia de seguridad implementamos tienen
por finalidad mejorar la eficacia de nuestra Policía, tanto en el combate contra la
delincuencia como en la prevención del delito, desde una perspectiva intersectorial
e intergubernamental.
Presento ante ustedes los 7 ejes sobre los cuales venimos desarrollando la lucha
contra el crimen.
1. Implementar el Plan de Seguridad Ciudadana 2013-2018 y el apoyo
incondicional a los acuerdos suscritos con todas las fuerzas políticas en el
Pacto de Seguridad Ciudadana. En este marco, seguiremos generando los
espacios de coordinación de todos los poderes del Estado, así como de los
distintos niveles de gobierno para la coordinación y suma de esfuerzos en
este tema.
2. Impulsar decididamente la Reforma Policial emprendida, que implica
múltiples acciones dirigidas a la consolidación de la actividad policial y la
introducción de cambios institucionales.
3. Incorporar una subpartida de hasta 250 millones de nuevos soles en el
Fondo de Promoción a la Inversión Pública Regional y Local (Foniprel) para
que los gobiernos regionales y locales puedan concursar en proyectos en
materia de seguridad ciudadana y, así, consolidar sus esfuerzos en este
tema.
4. Impulsar junto a los gobiernos locales y regionales una política de
recuperación de espacios públicos, acciones de prevención, trabajo social
con jóvenes y control del consumo de drogas, entre otras medidas. Invoco
a los ciudadanos a unirse y volver a ser dueños de sus barrios, a
organizarse y colaborar participando activamente en la tarea de la
seguridad; a denunciar sin temor y a tomar las medidas razonables de
seguridad en el quehacer diario.
5. Continuar la lucha contra la corrupción policial a través del Sistema de
Inteligencia y Contrainteligencia para identificar, denunciar y destituir
penalmente a los malos policías.
6. Implementar unidades de élite policial, para combatir el crimen organizado
en las regiones de mayor incidencia delictiva, con la participación de la
Dirección Nacional de Inteligencia, la Unidad de Inteligencia Financiera,
Sunat, Ministerio Público y Poder Judicial.
7. Impulsar centros de comando y coordinación para la seguridad ciudadana
con el uso de tecnologías, inteligencia y consolidación de los centros de 12
video vigilancia para atender los puntos críticos en las ciudades con mayor
incidencia delictiva.
Para mejorar la capacidad operativa de la Policía se han hecho inversiones por
más de 650 millones de nuevos soles. Se han remodelado comisarías, puestos de
frontera y centros regionales; hemos constituido en el interior del país tres
laboratorios de Criminalística y previsto uno central en Lima. Hemos establecido
rutas fiscalizadas para el tránsito de insumos químicos y, por primera vez en
nuestra historia, lo asume la Sunat.
Asimismo, contamos ya con una plataforma de comunicaciones para emergencias
que se está extendiendo a todo el país, y modernos sistemas de video vigilancia.
Además, hemos fortalecido el equipamiento de nuestras fuerzas policiales con la
adquisición de 800 patrulleros inteligentes, 4 helicópteros, 1.500 motocicletas,
entre otras adquisiciones. Adicionalmente, estamos preparando la compra de
2.000 patrulleros para vigilancia de carreteras y 2.000 motos patrulleras.
Aun cuando tenemos un largo trecho por recorrer, los resultados empiezan a
notarse. En el último año se han llevado a cabo 300.000 intervenciones policiales,
la detención de 56.000 requisitoriados y la de otros 90.000 por la comisión de
diversos delitos; se desarticuló 4.844 bandas y se intervino a 42.000 jóvenes por
pandillaje. Se incautaron más de 5.000 armas de fuego y mercadería de
contrabando por más de 350 millones de nuevos soles, y más de 80 millones de
nuevos soles en efectivo.
Confiamos en que veremos mayores y prontos resultados en la protección de
nuestros ciudadanos, y lograremos reducir los índices de criminalidad en nuestro
país.
El narcotráfico y la minería ilegal producen el 60% de la inseguridad en el país, en
la medida en que, a su sombra, surgen delitos conexos como el terrorismo, tráfico
de insumos, lavado de dinero, sicariato, entre otros.
Por eso, seguimos en franca lucha contra el narcotráfico. En el 2012 se han
erradicado más de 14.000 hectáreas de plantaciones de hoja de coca y, para este
año, nos hemos propuesto erradicar 22.000 más, cifra sin precedentes en nuestro
país. También se destruyeron 33 campos aéreos clandestinos, 810 laboratorios de
clorhidrato de cocaína y 1.421 pozas de maceración. Además, hemos incautado
más de 22 toneladas de pasta básica de cocaína, alrededor de 14 toneladas de
cocaína y más de 7 toneladas de marihuana. Como parte de esta lucha contra el
narcotráfico, estamos estableciendo Frentes Policiales, como el recientemente
inaugurado en la zona del Pichis-Palcazu.
Para hacer del Perú un país decente, digno y sin impunidad promovimos en los
últimos dos años más de 500 investigaciones por delitos de corrupción.
Adicionalmente, con la Ley de Pérdida de Dominio, que busca decomisar el 13
patrimonio de organizaciones criminales, hemos incautado bienes por más de 180
millones de dólares.
Exhorto al Congreso de la República a dar prioridad a los proyectos de ley que
proponen la “muerte civil” a deudores por corrupción, la imprescriptibilidad de
estos delitos, así como todas aquellas iniciativas encaminadas a sancionar
drásticamente a los corruptos. Porque si se roba al país, se roba a cada uno de los
peruanos.
Esta redoblada política de seguridad del Gobierno ejercerá, sin duda, una presión
adicional sobre nuestras capacidades de albergue penitenciario, por lo que se ha
emprendido la tarea de implementar una política que combine seguridad con
tratamiento. En tal sentido, se prevé la construcción de 8 nuevos establecimientos
penales y la remodelación de otros 11 penales en el país.
En lo que concierne a la defensa nacional, pretendemos unas Fuerzas Armadas
modernas, eficientes, interoperativas, de accionar conjunto y que, además,
participen activamente en el desarrollo nacional. Un paso importante en este
proceso de modernización ha sido la reposición de material obsoleto y el
equipamiento, especialmente de nuestros soldados que luchan en el VRAEM.
Las acciones militares se reiniciaron con una clara disposición: recuperar un
territorio que es de todos los peruanos, con el menor costo de vidas posible. Y es
así que se diseñó una nueva estrategia, a base de la inteligencia producida y bajo
un comando y control unificado. Se han incrementado considerablemente las
intervenciones de las Fuerzas Armadas en el VRAEM, lográndose controlar las
vías de acceso y neutralizar la influencia de las organizaciones terroristas en
dichas jurisdicciones.
Todos estos procesos de cambio consideran, en primer término, el fortalecimiento
de los recursos humanos que sirven en nuestras Fuerzas Armadas y Policía
Nacional; una reforma de sus ingresos y bonificaciones, incluyendo un sistema de
pensiones que les garantice un retiro digno. Esta reforma permitirá incrementos
significativos en un lapso de cinco años, en algunos casos de hasta 80%.
POLÍTICA EXTERIOR
La controversia sobre delimitación marítima con Chile ante la Corte Internacional
de Justicia ha unido al país. Se viene trabajando en crear un ambiente de
cooperación y serenidad, en cuyo marco tanto nuestro país como Chile han
reiterado su compromiso de acatar y ejecutar el fallo de La Haya.
La protección de los derechos de los peruanos en el exterior es una de las más
altas prioridades, y se hacen esfuerzos permanentes para la modernización de los
servicios consulares. Asimismo, para aquellos que quieren regresar se ha
aprobado la Ley de Reinserción Económica y Social para el Migrante que retorna. 14
La integración regional es otro de los grandes ejes de la acción exterior del Perú y,
en este sentido, se renueva nuestro compromiso con la Comunidad Andina, la
Celac y Unasur, cuya secretaría pro témpore ejercemos. En este sentido, una de
las plataformas más exitosas para la proyección de nuestros intereses es la
Alianza del Pacífico, en cuyo marco se viene negociando para que entre
Colombia, Chile, México y el Perú exista una libre circulación de bienes, servicios,
capitales y personas.
Esta proyección se dirige a consolidar la presencia del Perú en el mundo, abrir
mercados y captar inversiones; por ello, existe también una renovada relación con
África y el mundo árabe, en cuyo marco hemos realizado en Lima la Tercera
Cumbre de Jefes de Estado de América del Sur – Países Árabes.
El prestigio que viene adquiriendo el Perú se expresa en la confianza de la
comunidad internacional y en la realización en los próximos años de eventos
internacionales de gran envergadura.
ANUNCIOS
Compatriotas:
Para seguir mejorando la calidad de vida de más peruanos y peruanas
necesitamos mantener nuestro ritmo de crecimiento, mejorar nuestras prácticas y
combatir la corrupción. Y esto, en un entorno de estabilidad y respeto irrestricto a
la seguridad jurídica y al Estado de derecho. Todo ello nos ha convertido en un
país líder receptor de inversiones extranjeras.
Recientemente, mi gobierno ha dictado una serie de medidas para generar
resultados de impacto inmediato. Estamos haciendo énfasis en destrabar la
ejecución de inversiones con un equipo especializado de seguimiento a proyectos
de inversión. Hemos establecido también sanciones a los funcionarios que
apliquen arbitrariamente barreras burocráticas, agilizando la aprobación de
trámites y reformulando reglas del mecanismo de obras por impuestos, entre
otros.
Planteamos al Congreso de la República un proyecto de ley para promover la
presentación de mejores y mayores proyectos de inversión con participación del
sector privado. Con el fin de asegurar el cofinanciamiento público para aquellos
proyectos que sean declarados viables, se constituirá, en la Ley de Presupuesto
para el año 2014, un fondo para Iniciativas Privadas Cofinanciadas hasta por
1.500 millones de nuevos soles en su primer año.
Para continuar creciendo, generando empleo, reduciendo la pobreza y la
desigualdad de manera significativa tenemos que asegurar que nuestras
empresas, sobre todo las medianas, pequeñas y microempresas, tengan acceso a
alternativas de financiamiento razonables. Por eso hemos lanzado una ambiciosa 15
reforma, para que el mercado de capitales peruano sea el más eficiente y
competitivo de la región.
Esta reforma complementa la que realizamos a nuestro Sistema Privado de
Pensiones para ampliar la cobertura previsional, aumentar la rentabilidad de
nuestros fondos y beneficiar a los afiliados, habiéndose logrado, a la fecha,
disminuir las comisiones a la tercera parte del promedio cobrado.
Con una visión de mediano plazo, el cierre de las brechas de productividad que
aún nos separan de las economías más exitosas es un gran desafío pendiente.
Lograr el tránsito de una economía basada en ventajas comparativas a ventajas
competitivas es imprescindible.
El Plan Nacional de Desarrollo Industrial que venimos diseñando tiene como
objetivo la diversificación productiva y el fomento del valor agregado. Esto lo
lograremos potenciando el capital humano técnico y acercando la investigación
aplicada a las necesidades del mercado. En esta línea se encuentran los recientes
incentivos tributarios que les hemos otorgado a las pequeñas y medianas
empresas.
Asimismo, estamos planteando una reforma de nuestro Sistema Nacional de
Calidad, lo que permitirá el cumplimiento de los estándares internacionales de
bienes y servicios producidos por nuestras empresas, especialmente las de menor
tamaño. Hoy el Perú tiene acuerdos comerciales con muchos países y el principal
impedimento de acceso a nuestros productos son los estándares de calidad.
El esfuerzo por mejorar la calidad de los recursos humanos del Estado tiene que
venir acompañado de otras reformas fundamentales. Nuestro Sistema de
Contrataciones del Estado debe evolucionar hacia uno alineado a la gestión por
resultados, con procedimientos simples y que cuiden la eficiencia y calidad en la
gestión de los recursos públicos. En ese sentido, mi gobierno propondrá en la
presente legislatura un proyecto para fortalecer la Ley de Contrataciones del
Estado.
Para que estas reformas tengan éxito, vamos a complementarlas con una revisión
integral del Sistema Nacional de Control, que vele por el buen uso de los recursos
del Estado y premie la eficiencia.
Se requiere, también, plantear un debate nacional sobre la efectividad del proceso
de descentralización, en el cual venimos avanzando hace ya una década. Cabe
preguntarnos si hemos logrado construir un Estado presente, efectivo y
transparente al servicio de todos los compatriotas.
En torno a estas reflexiones, invito a la Representación Nacional a iniciar un
amplio debate con miras a fortalecer el proceso de descentralización y presentar
propuestas normativas para lograr los objetivos de modernización del Estado y
mejorar los servicios que requiere el ciudadano. 16
En el gobierno tenemos un claro compromiso en este sentido y, desde hace un
año, descentralizamos los Consejos de Ministros, trabajando de manera articulada
y buscando objetivos comunes con las autoridades regionales y locales, para
sumar en una acción planificada más eficiente y eficaz.
A la fecha hemos realizado 9 Consejos Descentralizados de Ministros y en ellos,
junto con las autoridades de la zona, hemos comprometido en obras más de
22.700 millones de nuevos soles.
Sabemos que no es fácil transitar la ruta del crecimiento con inclusión. Sabemos
de las piedras que entorpecen nuestro andar y reconocemos también nuestros
propios errores. Eso es parte del aprendizaje.
Posiblemente la lección más importante de los últimos años es que la situación
prometedora en la que se encuentra el país ha sido producto de la unión de los
peruanos, que aprendimos en las últimas décadas a valorar la democracia, a
rechazar la violencia y a desenmascarar la corrupción.
El Gobierno está redoblando esfuerzos, llevando a cabo un conjunto de reformas
con las que pretendemos avanzar hacia ese país que queremos próspero,
igualitario y justo.
Hemos trazado un camino, es nuestro objetivo de Estado convertir al Perú en un
país industrializado que dependa cada vez menos de sus materias primas y cada
vez más del talento de sus jóvenes.
Nuestro gobierno trabaja en esta tarea desde el primer día, sin buscar un
protagonismo fatuo, sin esperar reconocimientos. Lo hace con espíritu de servicio,
con honestidad y rectitud, de cara a la historia y a la nación, a la cual convoco en
este esfuerzo.
A los trabajadores y trabajadoras, a las amas de casa y especialmente a todos los
jóvenes, debo decirles que para recorrer este camino no basta la acción del
Estado. El país que queremos lo hacemos todas las sangres de esta amada
nación.
Cada uno de nosotros ayuda a construirlo o a demorar su desarrollo. Los convoco
a mantener el espíritu vigilante y la capacidad de indignación para no dejar pasar
la injusticia, la discriminación, la corruptela.
Reafirmo mi voluntad de escuchar y trabajar en conjunto.
La opción del crecimiento con inclusión no nos divide, por el contrario, nos une en
la extraordinaria posibilidad de construir ahora el país que queremos.
Muchas gracias a todos ustedes. ¡Y que viva el Perú!