El gobierno flexibilizará la norma para evitar el cierre de fundición de La Oroya

screenshot.60También se busca dar continuidad a labores de la refinería de Ilo mediante rebaja de estándar ambiental.

Con el fin de que continúen operando las refinerías de Doe Run Southern Copper, el gobierno central exceptuará de estrictos estándares de calidad ambiental a las zonas donde están ubicadas estas unidades, señaló ayer el jefe de la unidad ambiental del Ministerio del Ambiente, Juan Narciso.

“En estos días debe estar saliendo el dispositivo legal que señala cuáles son estas cuencas (…); en la ciudades de Arequipa, Ilo y La Oroya permanecerá el valor de 80 microgramos de dióxido de azufre”, manifestó Narciso a la agencia Reuters.

“Ese temor que tenían hoy en día está cubierto: sigue siendo 80 pero se debendesarrollar medidas para que llegue a debajo de 20“, agregó.

Con la flexibilización de la norma se beneficiaría al complejo metalúrgico de Doe Run,ubicado en La Oroya, que reinició a mediados del año pasado su proceso de refinación del circuito de zinc, luego de tres años de haber estado paralizado por millonarias deudas.

Las importantes líneas de producción de plomo y cobre de este complejo –que ahora está controlado por una junta de acreedores– siguen paralizadas por no haber cumplido aún los requisitos ambientales para su funcionamiento.

El complejo metalúrgico La Oroya fue en su momento el sexto exportador de metales del país, pero sus operaciones fueron afectadas en el 2009, cuando incumplió con la última extensión del plazo que el Congreso le dio para concretar su plan ambiental a fin de mejorar o remediar la contaminada zona.

La refinería de Ilo de Southern Copper –uno de los mayores productores de cobre del mundo– y la de Arequipa, que sufre de contaminación producida por su actividad automotora, también son excluidas de la nueva norma de calidad ambiental del aire.

LA CLAVE
Estándar ambiental. Una norma legal del Ministerio del Ambiente obliga a mejorar el estándar de calidad del aire de las ciudades a 20 microgramos de dióxido de azufre por metro cúbico desde los 80 microgramos de dióxido de azufre actuales, y ello será a partir del primero de enero del 2014.

Fuente: Diario La República 12.07.2013