Médico que patentó déficit de atención confesó que es un trastorno ficticio

screenshot.13El investigador que patentó el descubrimiento del trastorno de déficit de atención, que según estimaciones afectaba entre un cinco hasta un 10 por ciento de la población infante-juvenil, confesó antes de morir que se trata de un trastorno ficticio.

El psiquiatra estadounidense Leon Eisenberg, quien registró la invención del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), confesó siete meses antes de su muerte que este es un trastorno ficticio.

Se trata de “un ejemplo de enfermedad ficticia” afirmó el médico. La información fue publicada por el semanario alemán Der Spiegel.

Las primeras iniciativas para explicar la existencia de este trastorno se efectuaron en la década de los años treinta. Para la fecha, los médicos que atendían a niños con un carácter muy inquieto y con dificultad para concentrarse eran diagnosticados con el síndrome posencefálico, a pesar de que la mayoría de los infantes nunca habían padecido de encefalitis.

En los años sesenta, Leon Eisenberg, consiguió que el general de la población aceptara la existencia de la TDAH y, además, relacionarlo a causas genéticas. Al parecer el médico llegó a esta determinación para que el sentimiento de culpa de los padres desapareciera, así el tratamiento prescrito sería menos cuestionable.

“La predisposición genética para el TDAH está completamente sobrevalorada”, confirmó. En 1968, Eisenberg incluyó la enfermedad en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales.

Siete meses antes de su muerte, Leon Eisenberg, declaró que lo que debería hacer un psiquiatra, en casos de niños inquietos y con dificultad para concentrarse, es tratar de establecer las razones psicosociales que pueden provocar estas determinadas conductas. “¿Hay peleas con los padres, hay problemas en la familia? Estas preguntas son importantes pero requieren mucho tiempo” por lo que “prescribir una pastilla contra el TDAH es mucho más rápido”.

Cuando se consagró como investigador con la falsa enfermedad, el médico asumió la gestión de psiquiatría en el Hospital General de Massachusetts (noreste de Estados Unidos) y se convirtió en uno de los psiquiatras más famosos del mundo.

Trastorno de déficit de atención

Fue catalogado como un trastorno de comportamiento, caracterizado por una distracción que variaba en intensidad, de grave a moderada, con períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales señala que “habitualmente, los síntomas empeoran en las situaciones que exigen una atención o esfuerzo mental”.

teleSUR-rt/bm – GP   25 de Mayo de 2013, 10:42 pm