EE.UU. reconoce muerte de ciudadanos de EE.UU. durante ataques con "drones"

screenshot.50En el informe hecho público un día antes del esperado discurso de Obama sobre el uso de aeronaves no tripuladas por parte de su gobierno como estrategia antiterrorista, se especifica que tres de los cuatros fallecidos en los ataques no tripulados fallecieron en Yemen.

El gobierno de los Estados Unidos, presidido por Barack Obama, admitió este miércoles que cuatro ciudadanos norteaméricanos han perdieron la vida desde 2009 en Yemen y Pakistán tras ser alcanzados por aviones no tripulados (drones), según informó el Fiscal General de ese país, Eric Holde mediante una carta enviada al Congreso.

En el informe hecho público un día antes del esperado discurso de Obama sobre el uso de aeronaves no tripuladas por parte de su gobierno como estrategia antiterrorista, se especifica que tres de los cuatros fallecidos en los ataques no tripulados fallecieron en Yemen.

Los dos primeros son los islamistas Samir Khan y Anuar al Aulaki, abatidos en septiembre de 2011; Sin embargo en la carta escrita por el Fiscal General, el gobierno de EE.UU reconoce que mató deliberadamente a Anwar al-Awlaki y aseguró que “La decisión de perseguir a Anwar al-Awlaki fue legal, fue considerada y fue justa”; alegando que Al-Awlaki había participado en la planificación de varias conspiraciones contra “intereses estadounidenses y occidentales”.

La tercera persona en perder la vida fue el hijo adolescente de Al Aulaki-, Abdulrahmán al-Awlak, que nació en Denver y murió por “error” en Yemen unos días después; mientras que la última víctima llevaba por nombre Jude Khan Mohamed y su identidad no se conocía hasta ahora, se conoció que era natural de Florida y murió durante un ataque con un avión drones en Pakistán.

Los republicanos han criticado el supuesto abuso de este tipo de operaciones desde la llegada de Obama a la Casa Blanca. La utilización de aviones teledirigidos es un tema candente en Estados Unidos, donde los congresistas cuestionan la legalidad o no de emplear estas aeronaves para ejecutar extrajudicialmente a ciudadanos de Estados Unidos.

Mientras tanto las autoridades estadounidenses se niegan a hablar públicamente de los detalles del programa secreto de los drones y la cifra exacta de muertos como consecuencia de los ataques aéreos de EE. UU. con este tipo de aeronaves.

teleSUR-HispanTV-ABC-El Mundo.es/ba-GP