Conflicto en Islay sigue sin solución: Manifestantes se mantienen irreductibles contra minera y Alan los llama “ínfimas minorías”.

Publicado: Sábado 17 de abril del 2010 | Política | Imprimir | Compartir

Diario La Primera

| 491 Lecturas

Manifestantes se mantienen irreductibles contra minera y Alan los llama “ínfimas minorías”.

Conflicto en Islay sigue sin solución

Conflicto en Islay sigue sin solución(1) Pobladores se mantienen irreductibles en su posición de rechazo total a la presencia del proyecto minero. (2) García no habla de diálogo. Dice que manifestantes son ínfimas minorías.

La carretera Panamericana Sur permanece interrumpida por la ocupación de miles de pobladores de la provincia de Islay (Arequipa) que se mantienen irreductibles en su posición de rechazo total a la presencia del proyecto minero Tía María, sin que asome una posibilidad de diálogo con el gobierno.

 

 

DETALLE

En el Hospital Honorio Delgado de Arequipa se recuperan los dos jóvenes agricultores, uno de ellos menor de edad, que fueron baleados durante la protesta del jueves. Se trata de Ronaldo Tito Acrota (17) quien fue herido en la pierna derecha y Pedro Taype Huarca (19) quien registra una perforación de bala de entrada y salida en el estómago. Los dirigentes de Islay denunciaron que la policía utilizó armamento de guerra para enfrentar a los manifestantes, disparando al cuerpo. Este hecho ya ha sido denunciado a la Fiscalía. 

 

 

En medio de esta tensa situación, el presidente Alan García sacó a relucir una vez más su estilo confrontacional y en lugar de convocar al diálogo a los manifestantes, calificó de “ínfimas minorías” a quienes toman carreteras o puentes, refiriéndose evidentemente a la protesta de Islay.

“Cuando la ínfima minoría bloquea una carretera no es un conflicto social, eso es un conflicto politiquero, pero el país grande y mayoritario pasará por encima de esos conflictos momentáneos”, dijo, durante su discurso en una actividad oficial.

Sus palabras no quedaron allí pues también criticó a quienes promueven en el país “conflictos politiqueros” y los retó a participar en las próximas elecciones, “y una vez que sean rechazados por la población, que no vuelvan a aparecer como lo hacen cada cuatro años”.

El estilo presidencial fue imitado por el jefe del gabinete, Javier Velásquez, quien señaló que prefería “irse a su casa”, antes que aceptar el diálogo con las carreteras tomadas.

No obstante, dijo que tiene disposición al diálogo y está dispuesto a viajar a Islay, como se lo hizo saber a los huelguistas. “¿Cuál ha sido la respuesta?, no señor. No van a dar marcha atrás en su medida de fuerza, no van a dejar la carretera y lo que quieren es que el presidente del Consejo de Ministros vaya y expulse a la minera, ¿eso se puede aceptar en un Estado democrático?, y les he dicho, con el mayor de los respetos, que ese tipo de actos no los voy a convalidar”, manifestó Velásquez.

Aseguró que el gobierno ha agotado todo, y no se va a repetir lo de Bagua “porque hemos dialogado y tomado las previsiones en Islay”. Enfiló sus críticas igualmente en contra de la Defensoría, al señalar que algunos funcionarios pagados por el Estado tengan una visión restringida” y consideren que sólo un sector de la población en Islay tiene derechos humanos.

No hubo diálogo
En respuesta a las palabras del primer ministro, los voceros de la protesta de Islay, señalaron que tomaron la medida extrema de interrumpir la importante vía al sur porque agotaron todos los recursos para lograr el diálogo con el gobierno. Hemos presentado memoriales y pedidos de diálogo en los últimos ocho meses, al primer ministro, al ministro de Agricultura, al de Energía y Minas, a todos, y no hemos tenido ningún resultado declaró Ricardo Quispe, secretario de la CGTP de Islay.

Al cumplirse ayer el tercer día de protesta, el dirigente informó que durante una manifestación a la entrada del distrito de Cocachacra, los pobladores detectaron y rechazaron a un infiltrado que instigaba a cometer actos de violencia a los manifestantes. Denunció que el sujeto llegó a refugiarse entre los efectivos policiales que vigilan el lugar fuertemente armados.

Hasta ayer miles de manifestantes mantuvieron bloqueada la carretera Panamericana Sur en el Km 1049, así como el puente Santa Rosa, que comunica con los departamentos de Moquegua y Tacna, impidiendo el pase de vehículos de transporte de pasajeros y de carga. Unos 40 camiones procedentes de Bolivia y varios turistas extranjeros se encuentran varados a consecuencia de la interrupción de la vía. También se impide el pase por el puente El Fiscal, donde se concentraron una gran cantidad de personas, y muchos comerciantes fueron obligados a mantener cerrados sus puestos de venta, generando escasez de alimentos.

La población de Islay está a la espera de la conformación de una comisión de alto nivel para conversar con el gobierno. La posición de los huelguistas es rechazar la actividad minera en la zona que se caracteriza por su producción agropecuaria, camaronera, pesquera y actividad turística.

Señalaron que el 94% de la población de la provincia se pronunció en contra de la actividad minera en la audiencia del 27 de setiembre y acusan la empresa Southern Perú a cargo del proyecto Tía María de haber presentado un estudio de impacto ambiental plagado de mentiras.

 

Notas relacionadas

– Conflicto de poderes por García (668 lecturas)
– Sigue el Parlandino (72 lecturas)
– Toledo no tiene escape (383 lecturas)
– TC rechaza demanda de San Isidro contra Magadalena (169 lecturas)
– Presidente Humala afirma que Perú sigue liderando crecimiento económico (200 lecturas)
– Fujimorismo sigue atacando a Arbizu (472 lecturas)
– Hoy sigue el diálogo político: Perú Posible y Restauración Nacional (233 lecturas)
 
Tags: dialogogobiernopoblacioncarreteraactividadmineraministroprotestamanifestantes,presidente,