Poder en la sombra

Publicado: Domingo 14 de marzo del 2010 | Política | Imprimir | Compartir

Diario La Primera

| 710 Lecturas

Poder en la sombra

Poder en la sombraGente de Pastor está bien ubicada en la nueva dirigencia aprista.

Con el nuevo CEN aprista que juramentó ayer en Trujillo, ante la tumba de Haya de la Torre, el poder de Mantilla crece en el Partido Aprista. “Mi silencio tiene un precio”, habría dicho hace unos meses.

 

“Compañeros, mi silencio y carcelería tiene un precio y eso lo sabe el presidente García”, habría dicho meses atrás el ex ministro aprista Agustín Mantilla durante una de las reuniones que acostumbra convocar en su casa o en el local del Partido Aprista en Pueblo Libre El precio al que aludía el hombre fuerte del partido de la estrella en la sombra sería la presencia de gente de su confianza en la nueva directiva del Partido Aprista.

A la “elección” de su principal allegado Carlos Arana como nuevo secretario de organización del partido, y de Omar Quesada como secretario general institucional se suma la de Javier Barrera Jara, viceministro de Trabajo y quien fuera asesor parlamentario de Mantilla. Ahora es uno de los nuevos miembros de la comisión política del APRA.

Las expresiones de José Vargas, presidente de la célula parlamentaria aprista, quien recientemente expresó que Mantilla es un expulsado del partido, causó, según allegados al ex ministro comentarios burlones, ya que son de conocimiento general en el local de Alfonso Ugarte sus estrechos vínculos con los flamantes dirigentes.

“El compañero Vargas, al parecer, olvida que además Mantilla mantiene excelente relación con dirigentes políticos del régimen así como con personajes ligados al fujimorismo. No es raro encontrar en su casa, principalmente en sus cumpleaños, líderes gremiales, jueces y militares, entre otros. Todos sabemos de su amistad con César López Meneses, el ex cajero de Montesinos”, precisó nuestro informante.

La relación entre Mantilla y Vladimiro Montesinos es conocida en el partido de la estrella. Muchos recuerdan cuando un grupo de médicos apristas organizaron en 1994 la fuga de don Agustín del Hospital de Policía, donde había sido encarcelado. El encargado de comunicar a Mantilla el plan fue el dirigente aprista y entonces secretario nacional de Relaciones Exteriores del partido, Carlos Roca, a quien Mantilla le dijo: “No te preocupes, ya hablé con Montesinos y salgo en pocas semanas”, y así ocurrió.

Reunión pre-elecciones
El último número de la revista “Caretas” informa que antes del proceso eleccionario aprista Javier Velásquez, a quien se considera incondicional del presidente García, se reunió en Palacio con Del Castillo y Omar Quesada para exigirles la presidencia de la comisión política del partido. En ese conciliábulo puedo haberse tomado la decisión de colocar como secretario de organización a Carlos Arana, hombre de confianza de Mantilla y de García.

Ahora que se cuestiona el indulto a Crousillat, que tuvo como uno de sus principales propulsores al ministro de Justicia, Aurelio Pastor, protegido de Del Castillo e integrante de la comisión política del PAP, muchos recuerdan no sólo su vinculación con la Universidad Alas Peruanas sino que trabajó para el legislador fujimorista Rolando Reátegui.

También Quesada, con un amplio prontuario de denuncias sobre su desempeñó como presidente del gobierno regional de Ayacucho y otro de los cercanos de Mantilla, tiene también su corazoncito fujimorista. Los huamanguinos tienen presente que cuando llegó a esa ciudad el dictador Fujimori, el flamante secretario general adjunto del APRA lo declaró “huésped ilustre”. Se le acusa, asimismo, de utilizar a los trabajadores de Cofopri para fomentar su candidatura a la secretaría general del PAP.

Coincidentemente, la actual ministra de la Mujer, Nidia Vílchez, quien habría brindado su chacra en Huancayo para acoger y brindar facilidades operativas a los integrantes del comando paramilitar Rodrigo Franco, que tuvo como jefe a Agustín Mantilla en el primer gobierno aprista, es ahora jefa de Carlos Arana. El hermano del jefe de Foncodes, Manuel Augusto Arana Vivar, es secretario general del partido de gobierno en Pueblo Libre y presunto socio en algunas de las empresas de Mantilla.

En este último cónclave aprista hay aún más sorpresas. El nombramiento como subsecretario general de Javier Morán, hombre de alta confianza de Jorge del Castillo, ex empleado suyo en su despacho congresal y cuestionado secretario nacional de organización en las elecciones del 2000 en las que fue acusado de realizar fraude en la confección de la lista de candidatos al Congreso.

Asimismo, en el congreso aprista la gente vinculada a Mantilla respaldó la elección de Luis Molero Coca y Luis Jiménez Borra al comité ejecutivo nacional del APRA. La madre de Luis Jiménez, Virginia Borra Toledo, ex ministra de la Mujer y Desarrollo Social, fue integrante de la comisión organizadora del congreso aprista donde abundaron las grescas y los insultos.

Denis Merino
Redacción

 

Notas relacionadas

– Jueza actúa con valentía (423 lecturas)
– Sumamente preocupante intervención (372 lecturas)
– Reorganizarán el Congreso (254 lecturas)
– Toledo no tiene escape (354 lecturas)
– Toledo tras los pasos de García (440 lecturas)
– Ante escándalos, reforma política (375 lecturas)
– Se juega 35 años de cárcel (327 lecturas)
 
Tags: mantillaapristapartidosecretariocarlospresidentecomisionnacionalmontesinoscastillo,