Pastor prepara maletas: Ministro sabía que empresario estaba clínicamente estable y quiere bajar tensiones ante inminencia de su retiro del gabinete.

Publicado: Sábado 13 de marzo del 2010 | Política | Imprimir | Compartir

Diario La Primera

| 345 Lecturas

Ministro sabía que empresario estaba clínicamente estable y quiere bajar tensiones ante inminencia de su retiro del gabinete.

Pastor prepara maletas

Pastor prepara maletasLa situación de Pastor se definiría luego de la revisión de los informes médicos.

El ministro de Justicia, Aurelio Pastor, dejaría el gobierno en cualquier momento, cercado por el escándalo del indulto a José Enrique Crousillat, dijeron ayer fuentes cercanas al Ejecutivo, a tiempo que en ese ministerio se conoció que el informe de la Junta Médica Penitenciaria que indica que el empresario estaba “clínicamente estable” y que no necesitaba atención médica permanente, estuvo varias veces en las manos del ministro.

 

 

Titular de Justicia revisó junto el presidente de la Comisión de Indultos los exámenes médicos al empresario. Ninguno de estos documentos sostiene que éste se encontraba en grave estado de salud. 

 

 

Ese documento, que fue el irregular sustento para otorgar el indulto a José Enrique Crousillat, fue revisado –según corroboraron las fuentes- en el propio despacho ministerial por el titular de Justicia y el aprista Miguel Facundo Chinguel, presidente de la Comisión de Indultos, quien es investigado por este caso en la Segunda Fiscalía Anticorrupción.

El informe, suscrito por los médicos Félix Revilla, Frank Britto y Pedro Cubillas, consigna una descripción de las condiciones físicas y mentales del paciente, sus antecedentes clínicos y los procedimientos a los que ha sido sometido por su afección cardíaca, y precisa que cada uno de los galenos le practicó a Crousillat un examen clínico y de esfuerzo físico y los tres concluyeron que estaba “clínicamente estable”.

Esto significa que Pastor sabía que no era necesaria la excarcelación del condenado por corrupción, pues estaba bien de salud, pero aún así propuso al presidente Alan García que lo indulte, lo cual se concretó el 11 de diciembre de 2009.

Globos de ensayo
Aún si Pastor ensayara la tesis de que no revisó exhaustivamente los documentos médicos, de ninguna manera podría salvar su participación en este caso, pues durante las semanas previas al otorgamiento del indulto fue intensa la campaña periodística que no sólo advertía que la salud de Crousillat era estable, sino que, además, adelantaba la posibilidad de que le sea otorgado un indulto con sabor de impunidad.

Durante esas semanas (última quincena de noviembre y primera semana de diciembre de 2009) los medios de comunicación destacaban los informes clínicos del médico José Janampa Coronado -emitidos el 5 de noviembre de 2008 y el 7 de febrero y 6 de marzo de 2009- que establecían que la salud del paciente era totalmente estable.

La pregunta que surge evidentemente es qué razón poderosa llevó al ministro a avalar una propuesta de indulto sabiendo que no existía justificación para ello. La siguiente interrogante sería si Pastor actuó individualmente en este caso o lo hizo motivado por algún proyecto ensayado desde el Ejecutivo.

Deshojando margaritas
El escándalo producido por el indulto concedido al hombre que protagoniza un video grabado en una oficina del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), en 1999, cuando Vladimiro Montesinos le entregaba grandes fajos de dólares, ha originado que en estos últimos días el ministro Pastor empiece a evaluar la posibilidad de su renuncia, antes de que el tema se agudice y sea retirado del cargo.

Funcionarios de su portafolio señalaron que, en efecto, el también legislador aprista no descarta alejarse del portafolio de Justicia con la finalidad de bajar la tensión a la polémica que ha surgido por este caso y que ha alcanzado hasta al propio presidente García.

En horas de la mañana de ayer en su despacho y por la tarde en el Congreso, Pastor volvió a comentar que no se aferra al cargo, el que siempre está a disposición del presidente, lo que ha comentado no solamente en privado o a sus colegas congresistas, sino también ante las cámaras de televisión.

En una breve entrevista que concedió a un grupo de periodistas la noche del jueves, el todavía ministro admite, tras el escándalo, que estaría dispuesto a dejar el cargo.

Uno de los periodistas le preguntó si estaría evaluando su renuncia y Pastor respondió que lo haría si tuviera responsabilidad de algo que no es regular “pero por eso revisamos antes de enviar al presidente que todo esté regular”.

La próxima semana un grupo de profesionales médicos, escogidos por el gobierno, revisará el informe de la Junta Médica Penitenciaria, y sacará sus propias conclusiones. Como ya se ha mencionado, en ese informe se dice que Crousillat está clínicamente estable, por lo que Pastor sabría cuál será su final.

Raúl Sánchez
Redacción

 

Notas relacionadas

– Mulder jala alfombra a abogado de García (1008 lecturas)
– Buscarán reportados como desaparecidos entre 1980-2000 (222 lecturas)
– Canciller al Congreso (262 lecturas)
– No hay primera sin segunda (111 lecturas)
– Cadena de mando en “narcoindultos” (791 lecturas)
– Mintió y su caso se complica (591 lecturas)
– Hay otro video que incrimina a Pastor (442 lecturas)
 
Tags: pastorindultopresidentecrousillatministroestableescandaloclinicamentejusticiamedicos,