MENSAJE DEL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DEL PERÚ, DOCTOR ALAN GARCÍA PÉREZ, ANTE EL CONGRESO NACIONAL, EL 28 DE JULIO DE 2009

MENSAJE DEL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DEL PERÚ,
DOCTOR ALAN GARCÍA PÉREZ,
ANTE EL CONGRESO NACIONAL, EL 28 DE JULIO DE 2009
Señor Presidente del Congreso;
Señoras y señores Congresistas de todas las bancadas presentes y los
ausentes, estoy seguro que en poco tiempo estarán presentes por la
voluntad generosa del Congreso de la República;
Conciudadanos;
Pueblo del Perú:
Al iniciar el cuarto año de gobierno, saludo a todos los peruanos en el 188°
aniversario del Perú independiente y rindo homenaje a sus héroes y a quienes con
la acción y el pensamiento han hecho grande a nuestra patria.
Nuestros antecesores nos dejaron el mandato de tener fe en el Perú y de dar la
vida por él. Recordemos, pues, en esta fecha, a nuestros policías y soldados
caídos en defensa del orden democrático, y a quienes sin haber cometido hechos
de sangre murieron planteando un reclamo.
Como manda la Constitución, mi mensaje es un informe de lo hecho y de lo que
haremos, pero esta vez lleva un pedido a todos, a todos los peruanos:
fortalezcamos la confianza, la autoestima y el optimismo.
Confianza, porque nuestro país crece y crecerá con obras para todos; autoestima,
porque somos un pueblo piloto cada vez más respetado por todas las naciones; y
optimismo, para afrontar los obstáculos con alegría, sabiendo que triunfaremos.
Faltan doce años para el segundo centenario, en el 2021, y debemos llegar a esa
fecha, y estoy seguro, como un país del Primer Mundo, desarrollado y justo.
Para eso necesitamos la refundación del Estado con las reformas de la
descentralización, la educación, la salud, la administración de justicia y la
reducción de la pobreza.
La descentralización reforma el Estado porque con ella el pueblo construye
gobiernos regionales y locales que ejecutan las obras, deciden las inversiones y
administran los servicios sociales.
Ahora, ellos tienen el 70 por ciento de los recursos para invertir en nuevas obras,
porque entre el 2005 y el 2009 se multiplicó por tres su presupuesto de inversión,
y se transfirió el mayor número de competencias y de maquinarias para regiones y
1
Fuente: Diario Oficial El Peruano, 29 de julio de 2009. 2
municipios. Claro que esos gobiernos tienen tropiezos y problemas, pero es un
largo proceso que debemos profundizar. Esa es nuestra fe.
Hace una semana, entregamos a los municipios 430 millones como restitución del
Foncomun. Ahora, propondré al Congreso duplicar el Foncomun en cuatro partes
anuales, desde el 2 por ciento hasta el 4 por ciento del Impuesto General a las
Ventas. Un aumento para obras y no para sueldos a los municipios que
mantengan o superen su recaudación predial y que trabajen por la modernización
y la competitividad.
Serán 3,500 millones más para los distritos que mejoren la vida de la gente y,
además, convocaremos al pueblo organizado para hacer directamente sus obras
en un capítulo nuevo de descentralización popular.
Lo hacemos por saber que lo bueno que hoy día vivimos lo ha hecho nuestra
gente con su trabajo y su consumo, nuestra gente que aprendió a ser empresaria
en las cosas concretas.
La segunda reforma es la educación, con la capacitación y evaluación continua de
los maestros y de los estudiantes y mayor exigencia en la calidad. Es una reforma
difícil que ya tiene grandes avances con la nueva Carrera Magisterial y con la
erradicación del analfabetismo, en la que ya se ha cumplido un 50 por ciento y que
concluirá en el 2011.
En tercer lugar, la reforma de la salud, para ofrecer y hacer sostenible un Seguro
Universal para todos los peruanos ya es ley. Se ha iniciado en Huancavelica,
Apurímac y Ayacucho, y continuará el año próximo en otros ocho departamentos.
En cuarto término, la reforma de la administración de justicia, para acelerar los
procesos y evitar el gran número de presos sin sentencia. Eso se logrará con el
nuevo Código Procesal Penal, que ya se aplica en siete departamentos y que
estará vigente en todo el país al terminar el Gobierno.
Se requiere una reforma en la relación de los funcionarios del Estado con el
pueblo, al que deben tratar con más eficiencia y más respeto. Ha comenzado con
el concurso público para nombrar gerentes del Estado ajenos al partidarismo y las
influencias, y continuará, como se ha hecho ya en el magisterio, con la evaluación
y la capacitación de todos los empleados del Estado, para que gane más el más
preparado y el que sirva mejor al pueblo. En esto hay que acelerar porque debo
reconocer que el Gobierno ha ido muy lento.
Una sexta reforma es la reducción de la pobreza. Hace 4 años, la pobreza llegaba
al 50 por ciento, y se ha logrado reducirla al 36 por ciento, porque es un país que
quiere trabajar, consumir y crear. 3
Reduciremos a menos del 30 por ciento la pobreza monetaria y la pobreza en
servicios básicos, y en unos años más la erradicaremos. Tengamos confianza,
seamos optimistas como buenos peruanos.
Además, la seguridad, que es un clamor popular. Todos los policías a las calles y
más energía ante la delincuencia y los rezagos del terror. Ya hay más personal,
más vehículos, mejores leyes, más armas. Señor ministro, úselos con severidad y
sin vacilación porque tenemos mucho retraso.
Estas son las metas de las que no debe desviarnos ningún hecho pasajero.
Peruanos: en este mundo en que la velocidad y la capacitación son esenciales, no
hay un minuto que perder. La infraestructura, el empleo, la inversión, la
redistribución son tareas urgentes. Si no las cumplimos ahora, lo harán antes otros
países y nos dejarán en el atraso. Por eso, mi obligación es lograr el cambio con la
mayor velocidad. He querido sacudir las energías positivas del pueblo. Que no nos
ganen. Si eso a veces parece intolerancia, dureza o lejanía a algunos, les pido
disculpas a quienes así lo sienten, pero estamos en medio de una batalla y
debemos ganarla.
Los errores cometidos en imprevisión y las demoras en ejecución se superarán,
pero el balance será positivo. Yo quiero profundamente al pueblo, como lo quiso
Haya de la Torre, y sé que el total de las obras de este gobierno hará que el
pueblo me absuelva en su corazón.
Como prueba del avance, en tres años, 2 millones de peruanos tienen ya agua
potable y alcantarillado por primera vez en sus hogares, con 3 mil obras en mil 200
localidades. Además, en tres años, un millón 400 mil peruanos han recibido en sus
hogares la electricidad para la educación, la producción y la seguridad. Son 3 mil
400 pueblos de todo nuestro país.
Mi cariño por el pueblo más pobre no está en palabras o gestos sino en obras
concretas. Y les ofrezco que estas cifras se duplicarán en dos años.
Es un trabajo maravilloso y colectivo. No es un gran edificio ni una gran y larga
avenida en un solo lugar, es mucho más que eso. Son más de 600 mil postes
eléctricos instalados en las selvas, las alturas y los desiertos, y 60 mil kilómetros
de alambres conectados.
Rindo homenaje a los miles y miles de obreros y profesionales que lo han hecho.
Sepan, que estén donde estén, que su trabajo de llevar la luz, el agua, las
vacunas, el alfabeto y el título a 4 mil o 5 mil metros de altura es maravilloso. Pero,
hay, hermanos, muchísimo más que hacer.
En tres años se han entregado 560 mil títulos de propiedad en las ciudades y el
campo para cumplir la meta de 800 mil familias en un país de propietarios. En tres
años, un millón 500 mil personas han pasado por los círculos de alfabetización y
se ha logrado alfabetizar eficazmente a más de un millón. 4
Se ha vacunado a 20 millones de personas contra la rubéola y 9 millones 500 mil
en tres dosis contra la hepatitis B. Y si en el 2005 teníamos 5 millones de teléfonos
celulares, hoy tenemos 22 millones fortaleciendo la comunicación y la libertad de
nuestro pueblo. Además, las cifras lo demuestran: la compra de ropa, de calzado,
de alimentos y el pago por estudios creció en 25 por ciento. Porque el país tiene
un nuevo espíritu: producir, consumir, trabajar, estudiar, vivir. Ese es el nuevo
Perú.
Es cierto que estos datos y sus beneficiarios hablan de millones. Y qué culpa
tenemos, si hemos trabajado. Cada ministro puede venir aquí y leer la lista de
localidades y familias, una tras otra, si así se lo pide el Congreso.
Y en todo ello, y en los 11 millones de asegurados por el Seguro Integral de Salud,
y en las 460 mil familias protegidas por Juntos, en las compensaciones por
violencia a 800 comunidades, en los programas alimentarios del Pronaa, el
Gobierno Central ha invertido en tres años un total de 19 mil 500 millones a favor
de los pobres, como lo hubiera hecho Víctor Raúl Haya de la Torre. Pero, yo
mismo digo que no es suficiente y que pudimos hacer más.
Se ha desafiliado de los fondos de pensiones a 56 mil peruanos que vuelven a la
ONP. Algo más, en el 2001 se ofreció reponer en su trabajo a quienes fueron
injustamente despedidos tras el golpe. Ahora, puedo decirles que la cuarta y
última lista con 7 mil despedidos, trabajada por las centrales sindicales y el
Ministerio de Trabajo, será publicada esta semana, haciéndose un total de 30 mil
trabajadores a los cuales se ha hecho justicia.
Señores, como parte del proceso de inclusión y reconocimiento a los más
humildes se ha pagado 1.500 millones de soles a los jubilados de la 19990 y 95
mil de ellos han recibido o recibirán 10 mil soles cada uno por los devengados de
la pensión mínima que reclamaban.
Eso cuesta 900 millones, pero el Gobierno escogió el camino de la justicia, y aquí
vale mencionar especialmente que, en favor de las personas con discapacidad, se
incluyó 62 millones en el presupuesto de este año, para facilitar la accesibilidad
urbana y ahora, a la vanguardia del mundo en este tema, tenemos una ley que
establece las infracciones y sanciones por incumplimiento de los derechos de
accesibilidad, trabajo y educación de las personas con discapacidad.
Además, el Banco de Materiales ha liberado de una deuda de 592 millones a 270
mil peruanos que sufrían la mayor pobreza o que por las catástrofes naturales se
endeudaron con pequeños créditos, que luego crecieron por los intereses y las
multas. Pero, también se han asfaltado más de mil 500 kilómetros de grandes
carreteras.
En tres años, la inversión privada ha sido de 42 mil millones de dólares. El sector
público, por su parte, ha invertido 10 mil millones de dólares en obras, y nuestras
reservas, que eran de 14 mil millones al comenzar el Gobierno, son ahora de 32 5
mil millones. Escúchenme, escúchenme: nada malo ni sorpresivo puede ocurrir en
nuestro país sólido y estable.
El mundo lo sabe y 70 jefes de Estado que llegaron al Perú a las cumbres de
América y Europa y APEC lo reconocieron y lo admiran.
Tengamos nosotros también orgullo de nuestro gran Perú, porque todo eso, más
que obra del gobierno o de mi gobierno, es obra del Perú entero, de su nuevo
espíritu de emprendimiento, de su juventud, que estudia, se esfuerza y nos da
triunfos en el vóley, el boxeo, la tabla, y a la que hay que apoyar y financiar con
toda fuerza.
Claro que tuvimos problemas y errores, pero con menor inflación que
Argentina, Chile o Venezuela, que tuvo una inflación de 33 por ciento, y con
mucho mayor crecimiento que ellos. Y logramos terminar este tercer año con los
logros sociales que hemos señalado y anuncio que duplicaremos.
Quisiera, señor presidente, ahora, plantear dos grandes objetivos para este año:
defender el orden democrático y salvar, salvar al Perú de la crisis mundial
fortaleciendo la inclusión social.
Primero, la defensa del orden democrático porque el desorden y el conflicto
violento son algo que el pueblo rechaza y teme. Los trágicos sucesos de Bagua
sobre los que ya hice reflexión autocrítica, el desorden en Andahuaylas o en
Sicuani han traído a la memoria del Perú los terribles años de la violencia, y vuelve
la idea de que a pesar del avance estamos condenados al desorden.
Quiero decirles que no es así, y que defenderé el cumplimento de la ley y el orden
democrático. Nada hay peor que la confusión y el caos, que, como el terrorismo,
ahuyentan la inversión, destruyen la paz, destruyen el empleo y benefician a los
países competidores.
Dialogaremos, sí, para tratar los pedidos, pero con plazos concretos, sin violencia
ni amenaza y en términos legales, para evitar que el diálogo sea aprovechado por
los agitadores y por quienes mienten al país.
Todas las autoridades, todas, deben asumir su responsabilidad en el diálogo y no
ponerse de perfil; deben asumir su responsabilidad en el trato de los problemas y
en la sanción a los violentistas. Porque la violencia y el desorden, señores, no
tiene sitio ni justificación dentro de una democracia.
Nuestra democracia tiene plazos de renovación, sin reelección que limita los
poderes. El pueblo elige al Gobierno Central, pero existen poderes
independientes, como el Congreso y el Poder Judicial. Además, en democracia
hay libertad de expresión y prensa libre. En la democracia, todos están
capacitados para protestar, para proponer y para escoger cada cuatro o cinco
años nuevos gobernantes. 6
No hay, pues, sitio para la toma de carreteras o el crimen. Es más, nuestro país
tiene una democracia mucho más profunda que la que existe en otros países,
porque más allá de la elección de poderes independientes y de la libertad de
expresión, nosotros hemos creado un cuarto poder, para dar más participación al
pueblo. Hemos creado 24 gobiernos regionales elegidos por el pueblo, con
presidentes y consejeros. Además, tenemos mil ochocientos gobiernos
municipales elegidos. Todos ellos tienen el 70 por ciento del dinero para invertir y
en cada uno hay asambleas populares de presupuesto participativo que deciden
las obras y los gastos.
En esta amplísima democracia electiva y descentralizada, el Presidente de la
República preside los grandes objetivos y formula grandes políticas, pero ya no
gobierna las obras concretas. Ya ni el jefe del hospital, de un departamento, o de
la UGEL, ni los directores regionales de salud o educación, que los nombran, son
designados por el Presidente sino por cada gobierno regional.
En nuestra democracia, el pueblo participa de muchísimas maneras. En las
asambleas que deciden los presupuestos de los municipios y regiones, en la
elección de los alcaldes, regidores, presidentes y consejeros regionales. Además,
el pueblo tiene el poder de revocarlos después del primer año. Pero el pueblo
también participa a través de más de 3 mil radios y 200 canales de televisión
privados, a lo largo de todo el país, donde miles de periodistas y analistas dan su
opinión y se expresan los ciudadanos a través de sus quejas telefónicas y
entrevistas. Además, todos pueden hacer las denuncias que deseen ante miles de
fiscales y jueces que son independientes, y la huelga pacífica es un derecho
consagrado.
Es, pues, una democracia múltiple y participativa en la que no hay sitio para la
violencia, porque todos, con inteligencia, trabajo y paciencia, todos, sin caprichos
inmediatistas, podemos actuar a través de la ley. Nada justifica, entonces, que un
reclamo degenere en violencia que afecta el derecho de otros ciudadanos. Tal vez
no hay recursos para construir al mismo tiempo las obras que cada uno quiere, tal
vez hay demora en el gasto y demora judicial en tratar las denuncias, pero
también hay una enorme falta de cultura democrática, pues por el bajo nivel de
nuestra educación y problemas de estructura familiar aún mantenemos actitudes y
conductas ajenas de la democracia.
En nuestro país, quién lo duda, hay muchísima violencia familiar contra la mujer y
los niños, el feminicidio y el abuso contra los homosexuales aumentan y se abren
paso el pandillaje y la violencia.
Muchos creemos que dialogar debe ser ganar siempre, no sabemos negociar o
esperar, y por eso tenemos millones de expedientes y reclamos judiciales. Y el
reclamo pasa a la amenaza y a la violencia. Unos quieren que las multas por
conducir en estado de ebriedad o por pasar las luces rojas sean mínimas. Otros
quieren más sueldo aunque trabajen menos horas. Todo eso no es democrático y, 7
en muchos casos, si se elige una autoridad municipal, el perdedor utiliza su radio
para denunciarlo y movilizar a los desinformados para vacar al elegido.
Cuántos casos hay de éstos, cualquiera puede movilizar una turba, linchar a un
alcalde insultándolo, aunque sea inocente. ¿Quién le devuelve la vida al alcalde
Torres Cayo Mamani, de Ilave? ¿Quién devuelve la vida a los 25 policías a los que
se acusó de imponer la privatización de las tierras indígenas? ¿Dónde está la
honra de los que son insultados?
Son conductas antidemocráticas que no debemos permitir más en el Perú; el
orden democrático nos exige usar el gran número de canales de expresión y
participación, en vez de jugar a derribar las instituciones o inyectar mentiras y
agitar pasiones. Por ejemplo, decir que una hidroeléctrica es para llevarse a otro
país las aguas del río o dejar sin agua a la agricultura, es una maldad. Y dicen:
“No hagas aquí la hidroeléctrica, pero dame la electricidad que se produce en
otros lugares”. ¿Qué justicia lógica tiene eso?
Decir que una ley que evita la destrucción del bosque por la tala ilegal y la minería
informal es para quitar a 300 mil nativos los millones de hectáreas que tienen, es
otra falsedad. Miren la diferencia: en Brasil, hace dos semanas se han parcelado y
titulado 77 millones de hectáreas de la Amazonía. Pero allá no se han lanzado
mentiras ni se ha hecho escándalo. ¿Y saben por qué? Porque Brasil es un país
muy grande al que los modelos extremistas del continente no pueden penetrar,
para fomentar la violencia. En cambio, en el Perú, sí creen poder hacerlo
empujando el desorden e insultando al Perú en el extranjero. Este factor externo,
aunque no sea el único, es fundamental.
Hablemos francamente. En el mundo global y sin fronteras de hoy no hay
diferencia entre el frente interno y el frente externo. Eso sería engañarse, hay un
solo frente. Cuando alguien bloquea el avance minero del Perú, ¿quién se
beneficia evitando que el Perú sea un gran productor de cobre?, ¿quién se
beneficia cuando se impide que las riquezas bajo la tierra, el gas o el petróleo se
usen para aumentar el potencial y el empleo en el Perú?
En este mundo competitivo no podemos ignorar esa realidad, porque hoy
nuestra democracia tiene como adversario el modelo estatista y autoritario; la
democracia es éticamente superior, pero es frágil porque sus libertades pueden
ser aprovechadas contra ella; en cambio, en el modelo autoritario y centralista se
domina al Parlamento, se controla el Poder Judicial, se avasallan a la prensa y la
televisión, se reeligen los gobernantes. Y ese modelo lleva a la miseria y al
desempleo porque afirma que sólo se puede progresar con la inversión del
Estado. Además, allí los ciudadanos viven del subsidio de quien manda y no
desarrollan sus capacidades ni sus energías productivas, como sí lo está
haciendo, gracias a Dios, el pueblo del Perú, con sus estudios y su esfuerzo
emprendedor. 8
Pero, yo digo que nuestra democracia no es perfecta. Seamos críticos, actuemos.
En primer lugar, debemos fortalecer a los gobiernos regionales, instituyendo, de
una vez, una segunda vuelta que le dé mayoría social a sus autoridades y
contribuya así al orden democrático, ¡qué estamos esperando para tomar esa
decisión!
Debemos establecer la renovación de la mitad del Congreso a la mitad del
Gobierno, para dar más oportunidad a la opinión del pueblo. Y si eso no logra la
aprobación en el Parlamento, propondré un referéndum para que el pueblo decida.
Tercero, necesitamos defender, necesitamos defender a los consumidores en las
cosas concretas y diarias, como el sobrecosto de la tarjeta de crédito, que es
abusivo, las reconexiones telefónicas y de agua, los precios y la calidad de los
servicios de salud y educación. Y para ello presentaré al Congreso, en septiembre,
un proyecto de Código del Consumo que espero sea aprobado.
En cuarto lugar, debemos defender y depurar nuestra democracia de los
corrompidos y corruptores aplicando cuanto antes los artículos del nuevo Código
Procesal Penal a esa lacra, para que su sanción sea veloz y recluirlos en la nueva
colonia penal de la Selva que estamos construyendo, para que ahí trabajen.
Pero, sobre todo, debemos dar más participación directa al pueblo; el pueblo
propone pero no ejecuta. Debemos darle participación en la ejecución de las obras
y en el uso de los recursos. Cada comunidad nativa que esté en la zona de la
explotación del gas y del petróleo debe ser un núcleo ejecutor de sus obras, que
reciba directamente el dinero para que no se quede en las ciudades, en burocracia
o en proyectos urbanos. Eso, eso acercará la riqueza de los recursos naturales a
los más humildes en la Amazonía y en la Sierra.
Yo, señores, he creído y creo en la descentralización regional y municipal; ayudé a
construirla en la Constitución de 1979. Pero la experiencia me enseña que hay
que ir mucho más allá, hacia la descentralización popular; hay que entregar parte
del dinero que los ministerios, las regiones y los municipios no alcanzan ni a
gastar, a las miles de comunidades andinas, nativas, a los asentamientos
humanos, a los grupos de jóvenes; ellos, hasta ahora, sólo proponen, pero en
adelante harán directamente sus canales, sus caminos, sus escuelas y postas de
salud, y el nivel de ejecución del gasto allí sí se elevará.
Si la descentralización que comenzó desde arriba no es suficiente, vamos a una
descentralización popular, no burocrática, para los olvidados y los más humildes.
Esa participación del pueblo sí afirmará el orden democrático. La mejor manera de
dialogar es gastar entregando al pueblo los recursos; ésa es la mejor manera de
poner coto a cualquier protesta o reclamo, haciendo que el pueblo mismo gaste en
su favor, y esto, adelantándome a cualquier respuesta, no es populismo ni
desorden. 9
En muchos países del mundo y en la propia Alaska de los Estados Unidos, el
canon se entrega a las familias para que ellas lo utilicen, y se entrega a los grupos
organizados de vecinos para que ellos hagan las obras que necesitan. Si los
ministerios, las regiones y los municipios no pueden ejecutar con mayor velocidad,
qué vamos a esperar; convoquemos a la juventud para ejecutar rápidamente las
pequeñas obras.
Yo tengo un pacto sagrado con la juventud del Perú. A partir del mes de
agosto, los jóvenes de 18 a 28 años podrán constituir núcleos ejecutores juveniles,
escoger con sus municipios y comunidades una obra, asesorarse con un
profesional y construirla; cientos de escuelas, centros de salud, caminos vecinales,
veredas, muros de contención, defensas ribereñas pueden ser ejecutadas por cien
mil o más jóvenes en todo el país, con parte de los presupuestos no utilizados.
¿Querían una respuesta para la reforma del Estado? Ésta es la respuesta para la
reforma del Estado: más recursos directamente al pueblo, más descentralización
popular.
Hay 23 mil millones para la inversión en este año. Dinero hay, pero en el mejor de
los casos, con gran éxito se lograría invertir en un 80%, pero quedarían 4 mil 500
millones o más sin uso en los bancos. Si los núcleos ejecutores, comunidades,
asentamientos humanos y grupos juveniles hacen 4 mil obras en canales,
represas, escaleras, cada una por valor de medio millón, se habría utilizado
solamente 2 mil millones, pero se hubiera movilizado más de 200 mil personas en
obras directas con resultado productivo y sin ninguna burocracia ni demora. No
tengamos miedo al pueblo. Se han hecho muchos esfuerzos en este camino,
rescato el antecedente de la Cooperación Popular; esta vez digo: la
descentralización popular para entregarle al pueblo el uso y el manejo de los
recursos que requiere.
Además, debemos permitir con rapidez que las empresas que trabajan recursos
naturales paguen sus impuestos con obras directas para los cientos de
comunidades, y así evitaremos que el dinero de los impuestos se pague en Lima,
se envíe el canon al gobierno regional y algunos municipios, pero casi nunca o
nunca llegue donde los asháninkas y los awajunes.
Y aquí mi invocación a los responsables del Fondo Minero. Señores, ustedes
tienen un depósito de 1,500 millones, de los cuales sólo se han ejecutado 400
millones; ustedes son empresarios y no tienen las restricciones de la
administración. Por enésima vez les digo: ¿por qué esperan tanto para entregar
esos cientos de millones en obras o maquinaria al pueblo o a sus núcleos
ejecutores? ¿Quieren ustedes estabilidad democrática? Contribuyan a la
estabilidad democrática trabajando de una vez.
Y claro que todas las autoridades debemos buscar el diálogo con los sectores
sociales, pero con plazos establecidos, repito, sin medidas de fuerza o amenaza
de ellas, y sin aceptar condiciones ilegales o el uso de la mentira por la agitación. 10
Esta es mi convicción, necesitamos más democracia racional y fraterna, sin toma
de carreteras ni crímenes.
Yo confío en que la inmensa mayoría de peruanos, especialmente las mujeres y
madres que me escuchan, me ayudará a afirmar el orden democrático, a mantener
la paz y a rechazar la intromisión extranjera en nuestro destino; desde donde esté,
cada peruano debe rechazar en voz alta al agitador poliquitero y violentista. Y
sepan que nosotros apoyamos la inversión y la empresa porque dan trabajo, pero
defenderemos siempre al país en su conjunto.
Por ejemplo, en los asuntos de Doe Run y del uso del gas en el futuro tenemos
una clara posición. Doe Run es una refinería en La Oroya que tiene compromisos
firmados para terminar con la contaminación ambiental en los próximos meses,
pero sólo los ha cumplido parcialmente y, según parece, acostumbra movilizar a
sus trabajadores con la amenaza del desempleo, tomando la carretera para
presionar al Estado y lograr que se alargue por otros años la solución ambiental.
Si la empresa aporta nuevo capital y da al Perú garantía económica suficiente de
que esta vez sí cumplirá, el Estado podrá conversar y concertar; de lo contrario, la
ley será aplicada implacablemente. No podemos aceptar presiones y las leyes
deben cumplirse por quienes deben respetar los estándares ambientales.
Y en cuanto al uso del gas, ha surgido el temor de que el gas no sea suficiente
para el consumo nacional y para la exportación o que se utilice para exportarlo
dejando sin energía al país; déjenme ser claro, invocaremos el trato directo con las
empresas, promoveremos que se pongan en valor comercial más reservas o más
descubrimientos, como estoy seguro puede hacerse ya, pero nuestro compromiso
es que en ningún caso el uso nacional interno actual o posible para la electricidad,
los vehículos o la industria sea detenido o sacrificado en beneficio de las
exportaciones.
El gas es para el desarrollo del Perú y después para la exportación, si existe de
manera suficiente. Pero, lo que lo sí deberán investigar el Ministerio Público y el
Poder Judicial es por qué antes, sacrificando y entregando el mercado nacional,
se cambiaron las leyes con normas de menor jerarquía, lo que constituye un delito.
Así, pues, nuestro compromiso es afirmar el orden democrático y garantizar que
todos obedezcamos a la ley y respetemos los plazos y los procedimientos que la
democracia establece.
Tratemos ahora el gran tema de la crisis internacional y las medidas con que la
enfrentamos. La crisis que estalló a fines del año pasado ha originado la caída del
consumo mundial y la reducción de los ingresos del Estado; nuestro trabajo es
salvar al Perú de esa crisis y evitar que afecte a los más humildes; ¿Podremos
hacerlo? Respondo que sí y que trabajamos para que al terminar este año
podamos tener un país con crecimiento positivo, con aumento del empleo y con
mayor bienestar social, y para que en el año 2010 y el 2011 tengamos un 11
crecimiento superior al 6% con estabilidad económica y con empleo. Ése es mi
deber y les pido que me ayuden a cumplirlo.
Tengamos confianza, seamos optimistas, como buenos peruanos; el mundo sufre
un gran transtorno, pero se recuperará en breve y por razones lógicas; jamás el
mundo ha tenido tanto dinero en los bancos privados y públicos ni tanta capacidad
de producción con alta tecnología, jamás ha tenido un mercado de miles de
millones de consumidores activos e interconectados; además, tiene la velocidad
del Internet y del dinero electrónico, y esa velocidad es el mejor instrumento para
reconstruir la economía mundial; eso ocurrirá o ya está ocurriendo.
Pero, después de la crisis, ¿qué? Respondo que el Perú debe estar preparado y
continuar ahora su inversión en carreteras, puertos, aeropuertos, servicios de
agua y alcantarillado, electrificación, pero también en fábricas, minas, telefonía,
supermercados, para crear más empleo y para ganar los mercados mundiales
cuando pase la crisis. Entonces, entonces subirán los precios de los productos
agrarios y los minerales que vendemos al mundo, crecerá el mercado para los
textiles y metal-mecánicos y tendremos más recursos. Pero para ese momento
debemos ser más capaces y garantizar más orden democrático.
Peruanos, peruanas, tengan confianza en el Perú. El Perú tiene grandes
condiciones para superar esta situación; en el 2005 apenas produjo 80 mil
millones de dólares, pero este año producirá 130 mil millones de dólares, es decir,
60% más. El Perú tiene el ahorro de los últimos años que guardó para este
momento, con un buen Ministerio de Economía, en vez de caer en la demagogia
de gastarlo todo; nuestro sistema financiero es uno de los más sólidos del mundo,
con una tasa muy pequeña de atraso en los pagos y el mundo reconoce todo esto,
calificando al Perú en los primeros lugares económicos con el grado de inversión.
Hace unas semanas salimos a vender bonos peruanos, papeles, pagaderos en el
año 2025 y con un interés menor al 7%. Creíamos obtener mil millones y de pronto
nos ofrecieron 5 mil millones; ningún país ha podido hacer eso, el Perú sí;
tengamos confianza en él.
Para fortalecer el consumo, el crédito mantendrá su crecimiento. El crédito
aumentó 45% en el último año, especialmente en provincias, donde creció 54%. El
Banco de la Nación ha otorgado 629 millones en 200 mil créditos a la micro y
pequeña empresa y ha otorgado 4 mil millones en un millón 100 mil créditos para
los trabajadores, jubilados y policías. Y continuará haciéndolo.
Para apoyar el crédito que reciben las mype se ha creado el Fondo de Garantía
Empresarial por 300 millones; para defender a los exportadores se aumentó la
devolución de impuestos o draw back de 5% a 8%, con un aporte estatal de 360
millones de soles, y para apoyar el empleo, contamos con una Ley de Micro y
Pequeña Empresa, que permite su formalización con una tributación reducida. 12
Si los pequeños empresarios, ¡por Dios escúchenme!, si los pequeños
empresarios utilizan esta ley, sus empresas podrán aprovechar el draw back, el
sistema de facturas, el aseguramiento creado por el Estado con un valor 150
millones; si son formales podrán tener crédito más barato, vender a las grandes
empresas y beneficiarse con los mercados internacionales. Pero, además, sus
trabajadores tendrán jornada laboral, vacaciones, seguro social y jubilación, para
lo que el Estado aportará la mitad de todos los recursos. Justo es decir que
tenemos retraso en esto, pero que estamos dispuestos a recuperar el tiempo.
Para aumentar el consumo familiar, el Estado ha otorgado una gratificación
excepcional de 320 millones; además, el Estado ha reconocido a los pensionistas
su pensión mínima y los devengados de los años pasados, y hasta el mes de julio
hemos pagado ya 157 millones a 28 mil pensionistas, y en diciembre se habrá
pagado 400 millones a 47 mil pensionistas.
Y no olvidemos algo que olvidamos frecuentemente. En julio del 2006, un galón de
gasolina de 90 octanos costaba 12 soles y 99 centavos; hoy cuesta 9 soles y 55
centavos con el mismo precio del barril del petróleo. Es un hecho a favor del
pueblo.
Para impulsar el crecimiento, hemos abierto mercados en los que antes los
productos peruanos pagaban impuestos y aranceles. Hoy, con los Tratados de
Libre Comercio con Estados Unidos, China, Canadá, Singapur, Tailandia, y los
que se negocian con la Unión Europea, Japón y Corea, nuestros productos
tendrán acceso a 3 mil millones de consumidores sin pagar aranceles y se creará
más empleo en el Perú.
En los tres años de gobierno se ha logrado exportar 79 mil 600 millones de
dólares, más de dos veces que entre el 2003 y el 2006; para impulsar ese trabajo
se ha dado la Ley de Facilitación del Comercio Exterior, la nueva Ley de Aduanas
y se ha creado el Servicio Exporta Fácil de Serpost y la Ventanilla Única de
Comercio Exterior. Además, como parte del trabajo del Ministerio de Comercio
Exterior, en los tres años han llegado al Perú 5 millones 300 mil turistas
extranjeros atraídos por la maravilla que es Machu Picchu, y a los que hay que
orientar ahora a nuevas maravillas como Kuélap, Chan Chan o las pirámides de
Túcume. El turismo es un instrumento esencial para la reactivación descentralista.
Confío en que con todo ello, y con la reducción de los trámites en los que estamos
empeñados, los proyectos privados puedan continuar avanzando.
Invoco a los empresarios grandes y pequeños, nacionales y extranjeros; invoco a
los inversionistas a acelerar sus trabajos y proyectos, no pierdan la confianza,
adelante los grandes supermercados, las minas de Tía María, Quellaveco, Las
Pampas, Michiquillay, las petroquímicas de Ilo, Marcona y Pisco, la puesta en
valor de las reservas de gas y petróleo, la construcción de edificios y viviendas;
adelante y láncense en nuevos proyectos, como el sistema de autopistas urbanas
para la Gran Lima, o el gran puerto y el tren de Bayóvar. 13
Apoyemos a la pequeña empresa para la ampliación de sus capacidades y su
formalización. Y todo ello, dentro del respeto a la naturaleza y el medio ambiente;
somos pobres, pero avanzados en ese tema. El Ministerio de Ambiente ya ha
precisado los estándares de calidad del agua y del aire y los límites permisibles de
emisión de la industria pesquera que serán asegurados por el nuevo organismo de
evaluación y fiscalización ambiental.
Se ha lanzado, como ustedes saben, un Plan Anticrisis con un valor adicional de
12 mil 500 millones de soles para impulsar el gasto público, es por eso que este
año tenemos un presupuesto de inversión de 23 mil millones de soles en todos los
niveles; 7 mil millones, es decir el 30%, para el Gobierno Central; 12 mil millones
para los gobiernos locales, y 6 mil millones para los gobiernos regionales.
Cuando los señores parlamentarios pidan, pues, una nueva obra, no se dirijan
solamente a Palacio de Gobierno, que tiene el 30%, sino a la suma enorme de
recursos que tienen los gobiernos regionales y locales. Nuestra primera obligación
es gastar todos esos recursos y saludo el propósito enunciado por el nuevo
presidente del Congreso de desplazar a nuestros congresistas a cada lugar para
facilitar e impulsar y exigir que se gasten los recursos o que se entreguen a los
núcleos ejecutores comunales.
Hemos reducido otra vez los trámites en las licitaciones y contratos, manteniendo
siempre el requisito de calidad en la inversión. Les exijo y ordeno a las
instituciones que dan las autorizaciones: No busquen argumentos para decir “No”,
busquen razones para decir “Sí”, ayudar a la inversión y al Perú.
Un elemento fundamental es el pago de los impuestos con obras. La empresa
debe beneficiar a las comunidades y asentamientos cercanos haciendo obras y
reducir ese costo del pago de los impuestos. Ésa es inversión social y le da
cohesión al país.
Para impulsar la construcción se ha reducido el interés del crédito hipotecario a
10%, y a 3% la cuota inicial en los proyectos sociales del Estado. Se han
aumentado los fondos hipotecarios, se ha autorizado que los constructores
puedan depreciar el valor de sus edificios en cinco años en vez de hacerlo en 30
años; la pelota está en cancha de los constructores y empresarios.
Cofide ha dado créditos por 1,500 millones de dólares y ha creado un Fondo de
Garantía de la Empresa por 300 millones de soles y como parte de la reactivación
se ha comprado a las mype del Perú 150 millones de soles en zapatos, buzos y
uniformes para beneficiar a un millón y medio de escolares en las zonas más
pobres del país.
Pero todo esto, todo esto debemos hacerlo con más rapidez. Por eso me dirijo a
los municipios del Perú para pedirles que otorguen las licencias con mayor
velocidad, las licencias de construcción, de instalación de antenas satelitales o 14
telefónicas y salgan a buscar ustedes a los inversionistas, como lo hago yo para
que se multipliquen la construcción y la infraestructura.
Señor Presidente, haré, ofendiendo tal vez la paciencia de algunos señores
parlamentarios, un muy rápido recuento del trabajo de los sectores, porque así lo
manda la Constitución.
La obra de Transportes avanza. En tres años, se han asfaltado más de mil 500
kilómetros de carreteras y completaremos en los cinco años, 4 mil kilómetros de
carreteras, es decir, 40% más de pistas asfaltadas. La principal es la Interoceánica
Sur por la que tanto peleó el pueblo y lucharon los departamentos del sur. Tiene 2
mil 600 kilómetros de longitud y conecta al Perú con Brasil. Ya han sido
terminados 795 kilómetros por un valor de 2,000 millones de soles y acabamos de
entregar 770 millones más para continuar esa obra que estará terminada,
irremediablemente, al concluir mi gobierno.
La Interoceánica del Norte, entre Yurimaguas y Paita, ya completó 120 kilómetros
asfaltados y 400 kilómetros rehabilitados, y sigue la obra para asfaltar la carretera
Marginal entre Tarapoto y Tingo María. Además, entre Tingo María y Pucallpa se
ha culminado el asfalto de 177 kilómetros. Con eso, la producción de alimentos de
esa zona llegará a tiempo y en buenas condiciones al resto del país.
Se ha recomenzado la carretera de Lima-Ica en la interconexión de Cerro AzulCañete, y en breve plazo entregaremos decenas de kilómetros de doble pista de
alta velocidad. Ha sido concesionada la Carretera del Sol, entre Pativilca y Trujillo;
la carretera del Sólido Norte, desde Trujillo hasta Sullana, por 600 kilómetros y las
obras comenzarán en noviembre.
En breve plazo, en breve plazo concesionaremos la autopista de Ica a Nasca y
continuaremos luego hasta Arequipa, Moquegua y Tacna, completando una sola
autopista de alta velocidad a lo largo de toda la costa. Además, otras carreteras,
como la de Abancay a Ayacucho, ya iniciada entre Quishuara y Abancay; y en el
mes de agosto comenzaremos, de todas maneras, entre Andahuaylas y
Chincheros. La carretera de Alfamayo a Quillabamba, la de Humajalso, la de
Huarmey a Huamba Baja, entre otras, y sobre todo el Proyecto Perú, en nueve
puntos que unen Costa y Sierra con un total de 3 mil kilómetros, como la carretera
Cañete-Yauyos-Chupaca o la que va de Huaral a Accos.
Además, anuncio que la modernización del tren de Huancayo a Huancavelica, que
ya está avanzada en un 75%, podremos entregarla en breve plazo. Y en las
próximas semanas se convocará la construcción del muelle de minerales
herméticos del Callao, que pondrá fin a la contaminación mineral en ese puerto.
En el Callao avanza el primer puerto del Pacífico Sudamericano. El Gobierno
adquirió las dos primeras grúas pórtico para el Muelle 5 y continúa la obra del
Muelle 6, donde ya se ha hecho el relleno del mar para la creación del patio de

contenedores de veinte hectáreas. Y en el mes de marzo serán instaladas seis
grúas.
De igual manera, comenzará la obra del puerto Trinacional de Paita que completa
el corredor entre la gran ciudad industrial de Manaos en Brasil, Yurimaguas y
Paita, y que tiene un gran valor de conexión con los puertos de Ecuador. Y en
cuanto al puerto de Bayóvar, quiero anunciarles que trabajaré sin descanso con
las empresas mineras y las regiones para que sea el punto terminal de un tren que
partiendo de Cajamarca y su polo cuprífero pase por Chota y atravesando el
cauce del río Chancay y las Pampas de Olmos llegue al nuevo puerto, éste será
otro proyecto que dejaremos en marcha.
En el sector de Comunicaciones el avance ha sido extraordinario. El día de hoy
están operativas 22 millones 800 mil líneas móviles, 4 veces más que en el 2005,
y digo, entre paréntesis, que tal vez por ese alto número no puedo alegrarme lo
mismo del servicio que se está ofreciendo, y pido a las empresas mejorarlo cuanto
antes. No es sólo cantidad sino calidad lo que quiere el Perú.
Esas 22 millones 800 mil líneas son cuatro veces más que en el año 2005 y
tenemos 2 millones 900 mil teléfonos fijos; pero en tres años la telefonía fija ha
llegado a 312 nuevos distritos donde no existía, y la telefonía celular ha llegado a
824 nuevos distritos. ¡Sí señor! Hoy, hay mil 422 distritos del Perú que están
interconectados telefónicamente y el número de conexiones de Internet de banda
ancha se ha duplicado y es hoy de 772 mil conexiones.
Esto no es solamente comunicación, es información y libertad para todos los
peruanos. El ciudadano informado no es un ciudadano fácilmente influenciado por
las mentiras. Esta es la enorme importancia que tiene la comunicación.
Este año se otorgará la concesión de un cuarto operador de telefonía móvil para
fomentar la competencia y bajar los precios aun más. Y se ha dado un paso
trascendental, por el cual agradezco a Dios, hemos adoptado la norma japonesa
ISDB para la televisión digital que abrirá un nuevo capítulo tecnológico en la
calidad y en la historia de las comunicaciones del Perú.
En el agua potable y el alcantarillado, se han construido 389 mil conexiones de
agua potable y de alcantarillado para más de 2 millones de personas en todo el
país, con una inversión ya hecha de 2 mil 700 millones de soles. Todo eso está en
la lista de localidades y la lista de personas y familias que tienen sus contratos.
Sólo en Lima se han hecho 120 mil conexiones con 900 kilómetros de nuevas
redes de agua en Carabayllo, Sargento Lores, Valle Amauta, Mi Perú, Manchay,
Huaycán y Zapallal, donde están mis amigos los dirigentes populares. Además, se
ha inaugurado la nueva planta de agua de Iquitos, inmensa obra que Iquitos ha
recibido; se trabaja en Piura y Castilla y en el drenaje pluvial de Huánuco, entre
otras. 16
Pero hay más obras en trabajo. La nueva planta de Huachipa, que avanza, que
beneficiará a 2 millones 500 mil habitantes de la zona norte de Lima y que vale
800 millones de soles, la entregaremos en 20 meses al servicio de la zona norte
de Lima. Pero, esa planta no serviría si no aumentamos la descarga del río Rímac.
Por eso, en breve plazo comenzará la construcción de la derivación de
Huascacocha, que traerá 78 millones de metros cúbicos anuales a través de sus
túneles, para ser captados por esta planta de Huachipa.
Y ahora, con la opinión de la Contraloría, se iniciarán las obras de la planta de
Taboada, para tratar las aguas servidas, limpiar la bahía. Y además avanzamos
en la nueva planta de desalinización del agua de mar para 6 distritos del sur de
Lima. Estas son las obras que hacemos en favor de las mayorías y de los más
pobres.
En cuanto a la vivienda, demás está decir, porque a la vista de todos y en las
calles está, que se han construido y financiado 122 mil viviendas, con un valor de
7 mil 900 millones de soles con los fondos de Mivivienda y del programa Techo
Propio, y otras 48 mil con el apoyo del Banco de Materiales.
A ello deberíamos añadir la construcción de 37 mil viviendas familiares hechas por
el sector privado. Pero, actualmente se edifican once grandes proyectos que
tendrán un valor de 587 millones de dólares. Se ha invertido 470 millones en el
mejoramiento urbano con los proyectos Mejorando Barrios y Pueblos. La Costa
Verde ha recibido 26 millones en fondos y en el 2011 tendremos quince kilómetros
lineales de malecón, áreas deportivas y culturales para el pueblo.
Además, a los municipios de Lima se entregaron en el año 2008, 100 millones y
en el año 2009 otros 100 millones, permitiendo la pavimentación de 600 calles de
Lima. Finalmente, se han registrado y entregado 555 mil títulos de propiedad de
los cuales 296 mil son urbanos y 257 mil rurales con una inversión de 191 millones
de soles.
En el área de electrificación, que causa asombro en algunas personas, se ha
cubierto ya 3 mil 405 centros poblados, con una inversión de 607 millones. Si
alguna comisión del Parlamento desea, podría acompañarla a verificar, no todas,
pero algunas de esas obras.
Para los próximos meses hemos entregado 230 millones más, que permitirán otros
mil 600 centros poblados electrificados. Les aseguro, les juro que hasta el año
2011 electrificaremos 10 mil 700 pueblos con 2 millones 800 mil habitantes y con
una inversión de mil 910 millones, porque la luz da confianza y libertad.
Pero no puedo conectar viviendas con una electricidad que no crece y para
responder a la duda, siempre la duda, quiero decirles que la generación de
electricidad aumenta para garantizar el crecimiento y la inversión productiva. En
los próximos doce meses, sólo en los próximos doce meses, la producción
eléctrica crecerá mil 121 megavatios, es decir 27% más que hoy. Por ejemplo, 17
hace cinco días pusimos en marcha la central Kallpa II, con 194 megavatios, y se
inició la central Kallpa III; y hace tres días iniciamos las obras de la nueva central
de Machu Picchu, por 148 millones de dólares.
En cuanto al gas, su consumo ha pasado de 220 millones de pies diarios en el
2006 a 338 en el 2008, los vehículos gasificados subieron de mil 800 en el 2006 a
66 mil en el 2009. La producción diaria de petróleo ha aumentado en 20 mil
barriles y se prepara la construcción de plantas petroquímicas en Pisco, Marcona
e Ilo. Y aquí quisiera ratificar que el total, el completo apoyo del Gobierno al
proyecto del Gasoducto Andino del Sur, Kuntur, que, como he mencionado, tendrá
asegurado el gas de todas maneras y estamos convencidos que al superarse la
crisis del financiamiento internacional se iniciarán sus trabajos. El gasoducto, con
mil millones, y la Interoceánica, con mil 500 millones de dólares de inversión,
revolucionarán la economía del sur, que dejará de ser la zona olvidada de nuestra
patria.
La agricultura ha continuado su crecimiento. En el año 2008 fue de 6.7% su
crecimiento, produciéndose más arroz, papa, maíz, carne y lácteos. Y a pesar de
esa mayor producción, señores, los precios al productor aumentaron,
contribuyendo a una reducción de la pobreza monetaria en el ámbito rural.
Me llenó de orgullo ver que el precio de papa se pagaba un poco más en las
zonas de producción para dejar a los campesinos algunos recursos adicionales.
Es por eso que en esta campaña se han sembrado 50 mil hectáreas más que en
el año 2007.
El crédito agrario llega a 3 mil 47 millones, 50% más que el año anterior; se han
completado 303 pequeños sistemas de irrigación, para 33 mil hectáreas, que han
generado 44 mil 500 empleos temporales; con la forestación de 40 millones de
plantones se crearon 44 mil empleos y se completó la construcción de 12 mil 367
cobertizos de ganado en la sierra.
Un capítulo especial es el de los grandes proyectos que garantizan el futuro
alimentario y exportador del Perú y tienen como ejemplo a Chavimochic, que
trabajamos con el actual presidente y que ya ha creado 70 mil empleos. En el
segundo semestre contrataremos las obras que afianzan las primeras etapas y
comenzaremos la tercera, que llevará el canal hasta las pampas del Milagro, en el
norte de Trujillo.
Pero, las aguas del río Santa deben también servir para que el proyecto Chinecas
beneficie a Chimbote, Casma y Nepeña. Es imperdonable que no se haya
avanzado suficiente. El Gobierno está dispuesto a hacer el mayor esfuerzo en
coordinación con las autoridades regionales de Áncash para impulsar esta
irrigación. Yo confío en que antes de terminar este año podamos tener un acuerdo
que nos permita relanzar de inmediato el proyecto. 18
En 1989 iniciamos la gran obra de Olmos y el congresista Humberto Falla
comenzó la perforación del túnel. Acabamos de concluir el embalse Limón, con 44
millones de metros cúbicos del río Huancabamba, y en el mes de diciembre
entregaremos completo el túnel más grande que se haya hecho en la cordillera,
con más de 20 kilómetros de extensión y que traerá el agua para las primeras 40
mil hectáreas.
Luego, luego, la segunda etapa irrigará otras 50 mil hectáreas. Eso será en el
próximo gobierno, y tendremos, con 100 mil empleos, el más grande proyecto
hecho en Sudamérica para cultivos modernos.
En el norte, en el proyecto del Alto Piura, el Gobierno cumplió ya con entregar 75
millones para comenzar las obras del embalse Tronera Norte y el túnel que llevará
las aguas hasta el Valle Viejo y las tierras nuevas para 32 mil hectáreas,
aumentando la oferta exportable y el trabajo en Piura.
Y, en el segundo semestre culminaremos, señor presidente regional de Arequipa,
la concesión de la segunda etapa de Majes. Hace veinte años construimos la
represa de Condoroma y entregamos las primeras 12 mil hectáreas de ese
proyecto. Ahora, con la ayuda de Dios, iniciaremos la represa Angostura, que nos
permitirá ampliar en otras 38 mil hectáreas el proyecto. Con ésta y otras obras, el
Gobierno dejará al país un total proyectado de 200 mil nuevas hectáreas de
cultivos de exportación.
Para la agricultura de nuestra Sierra y Amazonía continuamos otras irrigaciones
importantes, como Lagunillas, en Puno, donde hemos entregado ya las primeras 2
mil 500 hectáreas y aguardamos la continuidad de las obras para entregar otras
10 mil hectáreas y además dar agua potable a Juliaca y Puno.
La irrigación de Sambor-Huaypo, que he sobrevolado hace 48 horas, con 2 mil
500 hectáreas en la pampa de Anta, avanza. Y quiero decirles con orgullo que a
ella dediqué el recorte presupuestal, la austeridad del 50% de los gastos de
Palacio de Gobierno, para que todo lo que no se comió ni se bebió en Palacio
quede en las pampas de Anta como un proyecto de desarrollo.
Además, comenzaremos la irrigación de Quengococha, en Cajabamba,
largamente esperada. Se ha orientado la acción del Banco Agrario a la sierra, para
colocar 300 millones en 160 mil créditos directos y apoyar la acción de Foncodes y
Pronamachcs en canales y cobertizos, así como la promoción de Sierra
Exportadora. Y con las carreteras de Tingo María, Tarapoto y Yurimaguas y la de
Tingo María-Pucallpa sé que impulsaremos fuertemente la oferta agraria y
maderera de nuestra Amazonía.
En el sector de la salud, nuestro proyecto central, gracias al Parlamento, es
integrar las 7 mil postas médicas y centros de salud del ministerio con los
hospitales y centros de Essalud para crear el Aseguramiento Universal progresivo
y sostenible. Essalud va a tener 8 millones de afiliados, es decir, 2 millones más 19
que en el año 2006. Ya ha construido y terminado seis hospitales y culminará
otros diez en el 2011, entre ellos el hospital geriátrico de San Isidro, los nuevos
pabellones del Marino Molina y el Sabogal en el Callao, el Instituto Nacional del
Corazón, con la más alta tecnología, el nuevo hospital Luis Negreiros, y los
hospitales de La Oroya, Huamanga, Moyobomba y, posteriormente, el hospital del
Cono Este de Chiclayo, que está virtualmente terminado.
Además, Essalud se descentraliza con la construcción de las primeras 31
Unidades Básicas de Atención Primaria, pequeños hospitales para la prevención y
el tratamiento de los temas básicos, y concluirá construyendo 100 hasta el 2011.
El Ministerio de Salud comienza en septiembre la construcción del gran Hospital
del Niño, y en este año ha invertido 180 millones en la rehabilitación y
equipamiento de sus postas y centros de salud. Adquirió tres grandes hospitales
de campaña que nos ponen en pie de responder a cualquier desastre, y en tres
años ha cumplido dando 46 millones de atenciones para los 11 millones de
asegurados que ahora tiene el SIS, con un costo de 512 millones de soles.
Essalud ha adquirido 12 mil, sí, 12 mil máquinas hospitalarias, entre ellas cinco
aceleradores lineales de la más alta tecnología, máquinas de gammagrafía, de
ecografía, tomografía helicoidal y 267 máquinas de hemodiálisis. Y nos
proponemos, este año, señor ministro, concertar una política de reducción del
precio de los medicamentos, para lo cual requiero al Ministerio y a la Seguridad
Social iniciar un diálogo con los laboratorios nacionales y extranjeros, porque
todavía el pueblo del Perú paga medicamentos más caros que en otros países. El
Perú enfrenta en este momento el grave peligro de la gripe A/H1N1. Se han
adoptado las medidas necesarias, pero pido a todos los ciudadanos su
colaboración con precauciones y medidas de higiene, porque solo una acción
integral puede conjurar ese gran peligro.
Debo mencionar que el sistema de salud, sus técnicos y profesionales y otras
autoridades, muy especialmente el gobierno regional del Callao, han actuado con
gran decisión, por lo que los efectos de la pandemia parecen hasta ahora mejor
controlados que en otros países.
La reforma de la educación avanza de una manera irreversible. Se han
capacitado 129 mil docentes, 129 mil en las universidades, con una inversión de
303 millones de soles pagados a estas universidades. Además, se evaluó a 182
mil docentes para la contratación de ingreso a la nueva Carrera Pública
Magisterial, que establece el mérito y la calidad como condición para el ascenso
en el grado y en el salario. Además, ya se han efectuado tres evaluaciones a 500
mil estudiantes del segundo grado de primaria, para establecer una línea de base
y seguir sus progresos.
Ahora el ingreso a los institutos pedagógicos ya no es como antes; es más
exigente, y este año, de 18 mil postulantes, pudieron ingresar mil 500 con una
nota superior a 14. Queremos a los mejores como maestros del pueblo. Se apoyó 20
a 35 mil profesores en adquisición de laptops y en los próximos meses se
completará la distribución de 292 mil computadoras a los alumnos de las escuelas
unidocentes y rurales.
Ya existen mil 231 puntos de televisión educativa digital y en julio del 2010 serán 5
mil puntos, con 100 mil docentes y un millón 800 mil estudiantes. Para rehabilitar
las aulas y el inmobiliario, en los últimos 18 meses hemos entregado directamente
a cada uno de los 40 mil planteles, en la persona de su director y el presidente de
los padres de familia, un total de 560 millones de soles para que cada uno haga
las obras, y estoy profundamente satisfecho del uso eficiente y honesto que se ha
hecho de ese dinero.
Y el Perú tiene hoy nuevos museos en Chavín, Moche, las Tumbas Reales y otros.
Pero el proyecto de mayor trascendencia histórica sigue siendo el de la
erradicación del analfabetismo, eso compromete mi corazón y mi vida: ya han sido
atendidas un millón 500 mil personas, 280 mil que están en proceso y una
auditoría internacional del convenio Andrés Bello, con técnicos de cinco países, ha
comprobado que más de un millón está debidamente alfabetizado y, además,
adiestrado en operaciones matemáticas básicas, y concluye que en el año 2011 el
Perú podrá ser declarado territorio libre de analfabetismo.
En el área del trabajo y la promoción del empleo, se ha creado en el sector público
el Contrato de Administración de Servicios (CAS) para dar vacaciones, jornada
laboral y seguridad social a los 80 mil trabajadores que antes se denominaban de
Servicios no Personales.
Gracias a sucesivas leyes del Parlamento y disposiciones del Poder Ejecutivo, la
tercerización y la acción de los services ha disminuido en 40 por ciento hasta
ahora y continuará disminuyendo. Se sancionan los actos discriminatorios contra
las trabajadoras del hogar, a las que se obliga a vestirse de blanco al lado de sus
patrones.
Se ha pagado jubilación adelantada, compensación, económica y se ha
reincorporado a 9 mil 800 trabajadores estatales despedidos arbitrariamente en los
años noventa. Y como he anunciado, se publicará la cuarta y última lista con 7 mil
trabajadores.
En la justicia, trabajamos con el Poder Judicial aplicando el nuevo Código
Procesal Penal, en La Libertad, Tacna, Moquegua, Arequipa, Tumbes, Piura y
Lambayeque. En los próximos doce meses, su aplicación se extenderá a Cusco,
Puno, Madre de Dios, Cajamarca y San Martín.
Esa es una profunda reforma que trae celeridad, oralidad y transparencia a la
justicia y que evitará el hacinamiento de presos, sin sentencia o sin libertad. Para
ello también se han establecido cuarenta y cinco sedes de defensa de oficio y
quince centros de asistencia legal gratuita que atendieron más de 4 millones de
personas, logrando 27 mil conciliaciones extrajudiciales. 21
Crecer y redistribuir, crecer y descentralizar, pero dentro del orden democrático,
erradicando la violencia y combatiendo la delincuencia.
Nuestra Policía, que fiel a su historia sigue entregándonos héroes, cuenta ahora
con 2 mil 100 vehículos a los que mañana incorporaremos 600 y 480 motocicletas
más; también cuenta con 5 mil 200 computadoras para mejorar su labor. Ha tenido
grandes avances en la lucha contra el narcotráfico y el lavado de activos, nadie lo
puede dudar –salvo los desinformados–, y en acción conjunta con Devida se ha
logrado que prácticamente no existan cultivos ilícitos en San Martin, reduciendo la
pobreza de 60% a 33%, con beneficio para 40 mil familias y con cultivos
alternativos; 68 toneladas de droga es lo que ha capturado la Policía con su
trabajo.
Se crearon ocho nuevas escuelas de formación de suboficiales y de las 27
escuelas que ya existen se han graduado 16 mil 500 nuevos policías. Se capturó
498 sospechosos de terrorismo, se ha pagado gran parte de la deuda social, se
incrementa la ración en el VRAE y en el Huallaga y se han aumentado los pagos
por desplazamiento y a la Policía y nuestras Fuerzas Armadas. Confío, porque
confío en su profesionalidad, que logren erradicar absolutamente los rezagos del
terrorismo que todavía amenazan a nuestra patria.
En cuanto al sector Defensa, puedo anunciar con satisfacción que están casi
completamente efectuadas las inversiones del Núcleo Básico por 2,000 millones
de soles. El Perú, como país pacífico, contará después de muchos años de
abandono con una moderna capacidad disuasiva. En la Aviación, con la puesta a
punto y armamento de todos sus aviones; en la Marina, con la reposición de los
torpedos y misiles; en el Ejército, con los sistemas antitanques, los helicópteros
MI-17 repotenciados y las nuevas divisiones blindadas que se presentarán al
pueblo de Lima. Aquel que quiera agredir a nuestra patria, tendrá una terrible
sorpresa: el Perú está preparado para defenderse en todos los campos.
Pero la más significativa e histórica reforma, grande como la descentralización,
grande como la erradicación del analfabetismo será que, por primera vez, vamos a
crear un Ejército profesional. Vamos a sustituir progresivamente el tradicional
procedimiento de la tropa de reclutas con la ampliación del reenganche de
licenciados y técnicos que, estoy seguro, nuestro Parlamento aprobará.
Tendremos una tropa profesional con muchos años de experiencia y con derechos
a la seguridad social y a la jubilación.
Esto contribuirá decisivamente a la defensa de la patria que, en defensa de sus
derechos, justamente, presentó en marzo la Memoria ante la Corte de La Haya y
confía plenamente en su fallo de justicia.
Señor Presidente, conciudadanos, hagamos el mayor esfuerzo, cada uno en sí
mismo, para fortalecer la confianza en la Patria y la defensa del orden
democrático. ¡Por Dios! Que no nos gane el afán autodestructivo y divisionista que
tantas veces detuvo a nuestro país en el umbral del triunfo. 22
Donde estemos, en el hogar, en la fábrica o en las aulas, combatamos la duda, el
temor y la violencia. ¡Peruanos! Faltan apenas doce años para el bicentenario de
la patria independiente, tenemos poco tiempo para actuar, avancemos más
rápidamente refundando nuestro Estado. Marchemos a la carga por el desarrollo y
la justicia.
¡Que Dios bendiga sus hogares!
¡Viva el Perú!