Un TLC gringo (Sobre TLC con estados Unidos)

screenshot.14Publicado: Viernes 07 de diciembre del 2007 | Columna del Director | Imprimir | Compartir | 126 Lecturas

 

Un TLC gringo

Por César Lévano

El jolgorio por la aprobación del TLC en el Senado de Estados Unidos no es compartido por todos los peruanos. Pese al bombardeo publicitario ininterrumpido desde Toledo, muchos peruanos lo consideran negativo para el país, en particular para el sector rural.

 

Hay nítida diferenciación de clase en la percepción. Una encuesta del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica encontró que el 93,2 por ciento de la clase A, la de los más ricos, está de acuerdo con el Tratado. La aprobación desciende a 63.2 por ciento en el sector de los más pobres, el D.

Cuando la encuestadora consultó si los agricultores peruanos se perjudicarán por la competencia de los alimentos baratos importados de Estados Unidos, un 71 por ciento respondió que así va a ocurrir.

Representantes de los gremios agrarios han repetido en estos dí­as que los beneficiarios del Tratado serán los grandes exportadores de la costa, que constituyen sólo el uno por ciento de la población rural.

En otras palabras, el TLC volverá más prósperos a los que se han beneficiado con la inversión estatal !“Chavimochic!“ o con crédito de bancos peruanos y extranjeros !“caso José Chlimper!“.

El diario Gestión, cálido partidario del TLC, publicó el domingo último un informe que recuerda que el TLC con Estados Unidos tuvo en México efectos desiguales: aumentó la productividad en las tierras irrigadas, pero la agricultura no exportadora y sin regadío no se benefició.

El propio Banco mundial arriba a este balance: el Tratado ha sido positivo para la agricultura exportadora mexicana; pero tuvo poco impacto entre los pequeños agricultores de los estados del sur.

El semanario londinense The Economist informó, por su parte, el 29 de setiembre último, sobre el crecimiento industrial de México en los años del acuerdo: ha seguido el ritmo de la producción industrial de Estados Unidos: baja o sube al compás de Ésta. En los últimos años, baja. Demostración de que un encadenamiento excesivo con el gigante del norte puede conducir a la quiebra en economías menores.

El economista peruano Pedro Márquez en su documentado libro Revolución de la democracia. La senda al capitalismo social (Edición Edial, octubre de este año), aporta este juicio: ¡México, cuyo modelo neoliberal es un fracaso, es hoy el más grande exportador de inmigrantes a Estados Unidos: más de 10 millones sólo de indocumentados.!

Nuestro diario señaló el 22 de noviembre que si no fuera por el dinero de la droga !“7 por ciento del PBI!“ y los 30 mil millones de dólares que cada año remiten desde Estados Unidos los emigrantes, México se hubiera hundido en el colapso. Aun así, la crisis lo acecha !“como a Estados Unidos!“.

Sin un programa de desarrollo independiente, la pobreza y la desigualdad crecen, y cunde el descontento. Y la lucha.