Pérez Documet está por fin tras las rejas: Por órdenes de la jueza Antonia Saquicuray, del Quinto Juzgado Anticorrupción, fue detenido ayer.

Publicado: Miércoles 14 de noviembre del 2007 | Política | Imprimir | Compartir

| 230 Lecturas

Por órdenes de la jueza Antonia Saquicuray, del Quinto Juzgado Anticorrupción, fue detenido ayer.

Pérez Documet está por fin tras las rejas

Pérez Documet está por fin tras las rejas(1) Tuto serí­a uno de los responsables del asesinato de nueve alumnos y un profesor de La Cantuta. (2) Este hombre y Fujimori eran los jefes de Tuto.

El general capturado ayer era llamado Tuto, y en 1991 tení­a a su cargo la jefatura militar de Huancayo, que fue el lugar donde se produjo el mayor número de estudiantes y profesores desaparecidos (35 según la CVR), la mayor parte ­arrojados al rí­o Mantaro y cuyos cuerpos nunca fueron encontrados.

 

 

DATO

Detenido en Lima
Tuto acudió ayer a rendir testimonio a los juzgados anticorrupción en Lince, en el caso que se sigue contra í“scar López Meneses por delito de peculado. Al salir, miembros de la Policí­a Judicial le indicaron que estaba con orden de captura y que debí­an llevarlo ante el Quinto Juzgado, a lo que el general se resistió en medio de improperios, enfatizando su condición de alto oficial del EjÉrcito. Finalmente, fue reducido y llevado ante la jueza, que le hizo escuchar el texto de la acusación sobre el crimen de La Cantuta, en la que se encuentran comprendidos Nicolás Hermoza Rí­os, Vladimiro Montesinos, entre otros.

Por este mismo delito, el ex presidente Fujimori irá a juicio el próximo 26 de noviembre, en un proceso especial, bajo la acusación de homicidio y lesiones graves contra nueve estudiantes y un profesor universitario. 

 

 

Un año despuÉs, rápidamente se convirtió en el jefe de la División de Fuerzas Especiales del EjÉrcito (DIFE), y desde esa posición prestó diligentemente soporte militar a la intervención del sanguinario Grupo Colina en la Universidad Enrique Guzmán y Valle La Cantuta, para el secuestro y asesinato de nueve estudiantes y un profesor, esto a dos años de la dictadura del ahora procesado Alberto Kenya Fujimori Fujimori.

Luis PÉrez Documet se jactó siempre de ser un duro. Un hombre que carecí­a de temor ante un hecho de sangre. El periodista Umberto Jara presenta la versión de que fue Él quien dijo a Alberto Fujimori: ¡Señor presidente, yo mismo me voy a encargar, vamos a terminar con esos delincuentes!. Y fue un oficial bajo sus órdenes, el teniente Aquilino Portella, conocido como el ¡teniente Medina!, el que se encargó de ­identificar a los que estaban en la lista de la muerte.

En su informe final, la Comisión de la Verdad y Reconciliación señala que cuando interrogaron al general PÉrez Documet en relación al Manual de Guerra No Convencional de Contrasubversión, en el acápite que se refiere a la eliminación de miembros de la organización polí­tica administrativa (OPA) de las organizaciones subversivas, se produjo el siguiente diálogo, cuyo extracto publicamos:

!“General, ¿quÉ es lo que usted entiende cuando este Manual dice eliminar!¦?
!“Eliminar es matar.

!“¿O sea lo que usted entiende cuando lee es que la orden es matar a estos elementos?
!“Claro. La misión es Ésa. Voy y lo mato.

!“¿Quiere decir que no hay lugar a otra interpretación?
!“No. ¿O usted entiende ­otra cosa?

El teniente Aquilino Portella ha confesado que luego de los hechos de los estudiantes y el profesor de la Universidad La Cantuta le ofrecieron salir del paí­s con destino al vecino paí­s de Paraguay para esconderse y que temió, como si tuviese la culpa, por su vida.

Eso lo llevó a vincularse con el general Jorge Nadal Paiva, jefe de Inteligencia del ­EjÉr­cito, que organizó su salida hacia el lejano paí­s del Japón con el nombre, totalmente cambiado, de Carlos Rodrí­guez y ­una bolsa de viaje con la suma de veinte mil dólares. A su regreso le entregaron 30 mil dólares para que se reinstalase de manera clandestina. La obvia intención de todo esto era comprar su silencio y mantener la impunidad. Pero todo indica que esto va llegando a su fin.

La Cantuta un crimen planificado
En los documentos del Ministerio Público sobre el caso La Cantuta se indica que el 17 de julio de 1992 hubo una reunión en la DIFE, entre el jefe de esa unidad, Luis PÉrez Documet; el jefe de la Dirección de Inteligencia del EjÉrcito, general Luis Rivero Lazo; y el mayor Santiago Martin Rivas, jefe del grupo operativo Colina. Habí­a recibido la indicación de actuar sobre la universidad a la que habí­an venido haciendo seguimiento de actividades internas e identificando elementos sospechosos, y a la que suponí­an relacionada con el atentado de Tarata del dí­a anterior.

Luego de discutir los detalles, el general PÉrez Documet informó que iba a comisionar al teniente EP Aquilino Portella Núñez, del batallón 39, para apoyar a la identificación de los estudiantes que serí­an intervenidos. La mañana del dí­a siguiente de los asesinatos, el teniente Portella informó a sus jefes inmediatos y a PÉrez Documet lo que habí­a sucedido. Y estos acordaron guardar silencio. Así­ lo confesó el propio general ante la CVR, afirmando que se trataba de un asunto de honor militar.

El 18 de agosto de 1994, sin ninguna investigación, el Consejo Supremo de Justicia Militar exculpó a PÉrez Documet, Montesinos y Hermoza de toda responsabilidad en el crimen de La Cantuta.

Por Raúl A. Wiener
Unidad de Investigación

 

Notas relacionadas

– Del Castillo ayudó a dos testigos claves de caso BTR (563 lecturas)
– Insisten en elección de TC y de Defensor (57 lecturas)
– Salomón Lerner Ghitis: “Castilla cree que es un cajero” (668 lecturas)
– “Es cosa juzgada” (221 lecturas)
– Promueven desarrollo en el Vraem (37 lecturas)
– Toledo debe dejar de mecer al país (266 lecturas)
– Que devuelva el dinero (76 lecturas)
 
Tags: documettenienteestudiantescantutaportellaentiendeejercitofujimoriuniversidadaquilino,