FIPO – 419

Como provincia francófona, Quebec busca tener un estatus separado de la cultura dominante de habla inglesa, que tiene estrechos lazos con Gran Bretaña. El problema es cómo satisfacer la necesidad de Quebec de una identidad cultu­ral separada, al mismo tiempo que preservar la unidad de Canadá como entidad política. Taylor afirma que quienes viven juntos en una sociedad deben llegar a un acuerdo sobre sus propósitos comunes, y no simplemente establecer proce­dimientos vacuos, desde un punto de vista moral, que prescriben reglas de jus­tedad.

Lo que se necesita es una solución pragmática, y Taylor ha invertido mucho tiempo y energía respaldando una propuesta que haría posible que la federación de provincias canadienses siguiera existiendo, pero que daría una autonomía li­mitada a la provincia de Quebec. Él hace una distinción entre los derechos fun­damentales (como la vida, la libertad, la libre expresión y el derecho a un juicio justo), los cuales deben garantizarse a todos, y los privilegios menores, que de­berán negarse bajo ciertas circunstancias.

Puesto que los derechos fundamentales no pueden comprometerse, tal vez haya que sacrificar los privilegios menores con el objeto de hacer justicia. El de­recho de Quebec a exigir que ciertas transacciones comerciales se efectúen en francés, con el fin de que prevalezca su cultura distintiva, quizá requiera que los anglófonos se adapten, del mismo modo que los francófonos ya lo han hecho dentro de la sociedad dominante.73 No es cuestión de derecho el que las tran­sacciones comerciales se realicen en la lengua nativa, tal como los francófonos lo hacen en las otras provincias.

Taylor argumenta que una ética de autenticidad debe involucrar tanto una afirmación de nuestra individuaUdad como un reconocimiento de lo que tene­mos en común:

Si la autenticidad es una verdad para nosotros… entonces quizá sólo podamos lograrla de manera integral si reconocemos que este sentimiento nos conecta a una totalidad más grande. Tal vez no haya sido accidental que, en el perio­do del Romanticismo, estuvieran vinculados el sentimiento del yo y la sensa­ción de pertenecer a la naturaleza.74

En opinión de Taylor, la fragmentación, tantas veces descrita y lamentada por la sociedad de nuestros días, surge cuando la gente llega a contemplarse de ma­nera cada vez más atómica, llevando una existencia como átomos separados, y “cada vez menos unidos a sus conciudadanos en proyectos y lealtades comu­nes”.75

El ideal de Taylor parece seguir un poco las líneas trazadas por la solución de Du Bois: el individualismo dentro de un contexto comunal. Los privilegios me­nores deben comprometerse, de modo qué los derechos fundamentales puedan ser preservados. Para Quebec, debe haber alguna adaptación a la cultura más grande, y para la mayoría anglófona debe haber alguna adaptación a Quebec. La autenticidad no sacrificará los derechos del individuo ni la integridad de la comunidad.

Comunitarismo en Africa

Si el comunitarismo es la idea antigua más novedosa de Estados Unidos, nunca ha estado pasada de moda en las sociedades tradicionales. Al hablar de la vida tribal de Eerria-, el ex presidente Jomo Kenyatta comentaba: “De acuerdo con las

Yo recuerdo; debemos recordar hasta que se nos haga justicia. Rosario Castellanos

En realidad no es la dife­rencia lo que teme el opresor, sino las simili­tudes.

cherrie Moraga