FIPO – 409

dad, el amor, la atención, el interés y el apoyo de los negros”) proporcionarían un antídoto contra la ideología de superioridad blanca, además de promover la conversión psíquica de los negros.45

Martin Luther King, Jr. era más optimista; compartió con Douglass una firme creencia en la virtud moral de la lucha de los negros y en el triunfo final de la justicia. King veía que los blancos y los negros compartían “un solo destino”; cualquier cosa que le sucediera a un grupo afectaría profundamente al otro. West expresa que: “Su proyecto de resistencia no violenta en contra del racismo blan­co era un intento por canalizar la furia negra hacia una dirección política que conservara la dignidad negra y cambiara la sociedad estadounidense.” Sin em­bargo, dice-West, tanto Martin Luther King, Jr. como Malcom X fueron asesina­dos.46

Aunque toma en serio la realidad de la furia negra, West amplía su objetivo para incluir, además del racismo, el sexismo, la homofobia, la injusticia econó­mica y cualquier otra cosa que no permite a la gente común y corriente llevar su vida con “dignidad y decencia”. Con una metáfora que, admite, le parecería extraña a Malcolm X, West concluye su libro con una ilustración de cómo podría ser la justicia para los afroestadounidenses (y, en consecuencia, para todos). Al rechazar tanto la naturaleza excluyente del separatismo como la confusión de to­das las distinciones que parece implicar el asimilacionismo, West prefiere la ima­gen de un conjunto de jazz:

La interrelación entre la individualidad y la unidad no se basa en una unifor­midad y una unanimidad impuestas desde arriba, sino más bien en la existen­cia de un conflicto entre diversos grupos que logran un consenso dinámico, sujeto al cuestionamiento y a la crítica. Al igual que un solista en un cuarteto, un quinteto o una banda de jazz, la individualidad se estimula con el objeto de mantener e incrementar la tensión creativa dentro del grupo, una tensión que reditúa mayores niveles de desempeño, a fin de lograr el objetivo del proyecto colectivo.47

Para la mayoría de las mujeres, el separatismo no es una opción. Por prác­tica cultural y costumbre, generalmente las mujeres se asimilan en familias con los hombres. Al vivir en una sociedad patriarcal, en donde los hombres ejer­cen el poder, muchas mujeres han objetado la falta de justicia que sufren. A con­tinuación consideraremos los análisis filosóficos de una francesa (Simone de Beauvoir) y una estadounidense (Charlotte Perkins Gilman), en tanto se refieren a la cuestión de la justicia social para las mujeres.

conciencia dual análi­sis de Du Bois acerca de la división psíquica que experimentan muchos afroestadounidenses y en términos de la cual se conciben a través de la perspectiva de su propia cultura y de la cultura dominante como africa­nos y como estadouni­densesLA CREACION DEL FILÓSOFO

CornelWest (1953-)

Cornei West es profesor de filosofía y de estudios afroestadounidenses en la Universidad de Harvard. Su esposa, Elleni, es de Addis Abeba, Etiopía, y tienen un hijo, Clifton. A West se le conoce como “el preemi­nente intelectual afroesta­dounidense de nuestra generación” y “una de las voces más proféticas y con­ciliadoras de Estados Uni­dos en la actualidad”. Nieto de un ministro bautista, West combina la ética del amor en el núcleo del cris­tianismo, con la economía marxista y la astucia políti­ca de los Panteras Negras.

Filosofía social feminista

patriarcal caracterizado por la dominación de los hombres

La filosofía social ferninista comienza con el mismo tipo de evaluación que hi­cieron Delany y Douglass, King y Malcolm X. Hoy en día en Estados Unidos, las pensadoras feministas señalan que una comparación entre el promedio de suel­dos que ganan los hombres y las mujeres revela que ellas perciben cerca de 75 centavos de dólar por cada dólar que reciben los hombres. Esto ocurre incluso cuando las mujeres tienen una preparación igual o superior; una mujer con un grado universitario tiene el mismo poder de ingreso que un hombre con grado de bachillerato. Por supuesto, cualquier discusión de esta naturaleza también se

Todas las mujeres perte­necemos a la misma tribu.

DELEGADA DE ÁFRICA DEL ESTE ANTE UNA CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS