LEY N° 8459 DECLARANDO ILEGALES LOS VOTOS EMITIDOS EN LAS ELECCIONES GENERALES REALIZADAS EL 11 DE OCTUBRE DE 1936, A FAVOR DE LOS CANDIDATOS A PRESIDENTE, VICE-PRESIDENTES, SENADORES Y DIPUTADOS DEL PARTIDO SOCIAL-DEMÓCRATA EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

LEY N° 8459
DECLARANDO ILEGALES LOS VOTOS EMITIDOS EN LAS ELECCIONES
GENERALES REALIZADAS EL 11 DE OCTUBRE DE 1936, A FAVOR DE
LOS CANDIDATOS A PRESIDENTE, VICE-PRESIDENTES, SENADORES Y
DIPUTADOS DEL PARTIDO SOCIAL-DEMÓCRATA
EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA
Por cuanto:
El Congreso Constituyente ha dado la ley siguiente:
EL CONGRESO CONSTITUYENTE
Ha dado la ley siguiente:
Artículo único.- Decláranse ilegales los sufragios emitidos en las elecciones del
11 de octubre último, en favor de las candidaturas a la Presidencia y VicePresidencia de la República, Senadurías y Diputaciones presentadas por el
Partido Social Demócrata, así como los que hubieran favorecido a candidatos
que, encubiertos bajo diversas apariencias, se encuentren en idéntica
situación, por estar comprendidos en las disposiciones de los artículos 53° de
la Constitución del Estado1
, 22° de la Ley N° 77802
y en la resolución del
Jurado Nacional de Elecciones de 5 de setiembre del presente año.
Comuníquese al Poder Ejecutivo, para su promulgación.
Casa del Congreso, en Lima, a los tres días del mes de noviembre de mil
novecientos treinta y seis.
Clemente J. Revilla, Presidente del Congreso.
Gonzalo Salazar, Secretario del Congreso.
G. Cáceres Gaudet, Secretario del Congreso
Al señor Presidente Constitucional de la República.
1
Constitución Política del Perú (29 de marzo de 1933): “El Estado no reconoce la existencia
legal de los partidos políticos de organización internacional. Los que pertenecen a ellos no
pueden desempeñar ninguna función política”. El mencionado artículo tuvo por finalidad
prohibir la participación del Partido Aprista Peruano en los procesos electorales. Por esta razón
dicho Partido no pudo intervenir con lista propia de candidatos, ante lo cual apoyó con sus
votos la candidatura del Partido Socialdemócrata, la misma que por ese respaldo salió
victoriosa. El Congreso optó por anular el resultado electoral.
2
Ley N° 7780, Ley de Elecciones (8 de agosto de 1933), artículo 22: “No se reconoce la
existencia de los partidos políticos de organización internacional y, en consecuencia, no
pueden ser inscritos en el Registro ni presentar listas de candidatos”.

Por tanto:
Mando se publique y cumpla.
Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los tres días del mes de noviembre
de mil novecientos treinta y seis.
O. R. BENAVIDES
A. Rodríguez 3
CONGRESO CONSTITUYENTE DE 1931
LEGISLATURA EXTRAORDINARIA
SEGUNDA SESIÓN, EFECTUADA EL DÍA LUNES 2 DE NOVIEMBRE DE
1936, PRESIDIDA POR EL SEÑOR DOCTOR CLEMENTE J. REVILLA
SUMARIO
MOCIÓN DE ORDEN DEL DÍA
De los señores MONTES, MEDELIUS y BALBUENA,
ORDEN DEL DÍA:
Consulta del Jurado Nacional de Elecciones. Fue aprobado el dictamen de la
Comisión Electoral, recaído en dicha consulta.
Se levantó la sesión.
El texto de la moción aprobada es el siguiente:
“EL CONGRESO CONSTITUYENTE acuerda declararse en sesión permanente
y continua para discutir el dictamen de la Comisión Electoral relativo a la
consulta del Jurado Nacional de Elecciones.
Acto seguido se dio cuenta del dictamen de la Comisión Electoral recaído en la
consulta hecha por el Jurado Nacional de Elecciones.
Pasó a la orden del día.
ORDEN DEL DÍA
El señor PRESIDENTE puso en debate el dictamen de la Comisión Electoral
recaído en la consulta hecha por el Jurado Nacional de Elecciones.
El señor LANATTA fundamentó el dictamen de la Comisión Electoral, como
Presidente de dicha Comisión. Apenas comenzado su discurso fue
interrumpido por el señor EGUIGUREN quién formuló algunas protestas.
El orador fue nuevamente interrumpido por el señor VARA CADILLO en el
sentido de que en Huamalíes las autoridades políticas no habían dejado
sufragar a los electores.
Continuando su intervención el señor Representante por Lima, se refirió a que
solo había concurrido a ejercer el derecho del sufragio el 52 por ciento del total
del electorado de la República. 4
Previas otras consideraciones de carácter legal que sustentaban el dictamen
de la Comisión, terminó manifestando que interpretando las leyes relativas al
punto en debate emanadas de este mismo Congreso, y cautelando los altos
intereses de la patria era que la Comisión había suscrito el dictamen en Mesa.
El señor ARCA PARRÓ se refirió a diversos puntos tratados por el señor
LANATTA en su intervención.
Dijo que el artículo 53° de la Constitución era solo una declaración de
principios.
Sostuvo el mayor valor del voto del Presidente del Jurado Nacional de
Elecciones por su carácter de magistrado del Poder Judicial, en lo que se
refería al acuerdo que adoptó el 5 de setiembre.
Entró, en seguida, al examen del proceso desde la inscripción del candidato a
la Presidencia de la República por el Partido Social Demócrata hasta el
presente, negando la facultad del Jurado Nacional de Elecciones para formular
consultas al Congreso Constituyente y para suspender los escrutinios.
Criticó otros aspectos del discurso del Representante por Lima.
Comentó los alcances del artículo 53° de la Constitución y afirmó que no
pueden ser aplicadas al caso presente porque los candidatos fueron inscritos
por los Jurados Electorales sin que se les pusiera tacha.
El señor LANATTA hace algunas interrupciones acerca del porcentaje de los
votos escrutados, que dice es de 52.4 por ciento.
El señor ARCA PARRÓ continuando su intervención dice que el Congreso crea
un problema que no se sabe quien va a resolver. Recuerda que
constitucionalmente el Poder Ejecutivo y el Congreso deben cesar el 8 de
diciembre del presente año y expresa la creencia de que el Congreso parece
que tratara de plantear la prórroga de su mandato y el del Ejecutivo.
El señor LANATTA interrumpe para declarar que en el Congreso nadie
pensaba prorrogarse ilegalmente el mandato de la soberanía popular que
terminará el 8 de diciembre de 1936; y que la resolución del problema la
abordaría con claridad y patriotismo la Asamblea Constituyente.
El señor ARCO PARRÓ termina su intervención planteando, como cuestión
previa, la de que el asunto en debate pasara a estudio de la Comisión de
Constitución.
Puesta en debate la cuestión previa el señor ARÉVALO se pronunció en contra
de ella, defendiendo el dictamen de la Comisión Electoral. Sostuvo que el
dictamen no atropellaba la autonomía del Poder Electoral, la que por el
contrario reconoce y respeta. Concluye oponiéndose terminantemente a la
cuestión previa y pide que el Congreso la rechace por impertinente. 5
El señor CASTRO POZO negó la impertinencia de la cuestión previa en
debate; la fundamentó de manera especial, considerándola perfectamente
lógica dentro de la consulta hecha por el Jurado Nacional de Elecciones. Dijo
que la consulta se refería principalmente a la interpretación del artículo 53° de
la Constitución, por lo que, en tal virtud, debía consultarse la opinión de la
Comisión de Constitución. Concluyó pidiendo que se aprobara la cuestión
previa, vista la importancia que tiene, ya que era necesario que el Congreso
previera todos los casos.
El señor ARCA PARRÓ intervino nuevamente en el debate para hacer
aclaraciones acerca del punto en discusión, exponiendo nuevas razones en
apoyo de la cuestión previa que había planteado, calificó de fallo judicial el
proyecto de ley presentado por la Comisión Electoral y sostuvo que por
intervención del Poder Ejecutivo es que el Jurado Nacional procedió a la
suspensión de los escrutinios.
El señor SAAVEDRA PINÓN expresó que, a mérito de un acuerdo tomado
libremente por el Jurado Nacional de Elecciones, a propuesta del delegado del
Poder Legislativo, era que el Poder Ejecutivo había convocado a sesiones
extraordinarias al Congreso Constituyente.
El señor EGUIGUREN formuló protestas de la intervención del señor
Representante por Loreto.
El señor ARCA PARRÓ continuó su discurso, sosteniendo que el proyecto por
su naturaleza era interpretativo del artículo 53° de la Constitución y que, por
consiguiente, debía ser estudiado por la Comisión de Constitución.
Previa una interrupción del señor MEDELIUS el orador continuó sustentando
sus respectivos puntos de vista.
El señor LANATTA interrumpió al señor Representante por Ayacucho para
declarar que la Comisión no había considerado delictuoso el hecho de haberse
fusionado dos partidos, y que la Comisión no había presentado, como se decía,
un fallo de carácter judicial sino un verdadero proyecto de ley.
Los señores CASTRO POZO y VARA CADILLO formularon algunas
declaraciones relacionadas con el punto en debate; y el señor ARCA PARRÓ
terminó insistiendo en que el Congreso debería aprobar la cuestión previa.
El señor BALBUENA manifestó que hacía algunos instantes el Congreso había
aprobado una moción declarando que las sesiones fueran permanentes y
continuas. Que esto revelaba la urgencia del asunto principal en debate y que,
en tal virtud, no procedía el aplazamiento, que en buena cuenta, significaría la
aprobación de la cuestión previa.
El señor RUILOBA MUÑIZ se declaró contrario a la cuestión planteada, por las
razones que expuso.
Al voto la cuestión previa fue rechazada. 6
A solicitud de los señores VARA CADILLO y ARCA PARRÓ, se rectificó la
votación dando el mismo resultado de la anterior, por 47 votos en contra y 7 a
favor.
Continuando el debate sobre la cuestión principal el señor SIERRA
MONTENEGRO protestó de la prisión que había sufrido durante 7 días, por
disposición de las autoridades políticas.
Prosiguió su intervención oponiéndose en forma terminante al proyecto
presentado por la Comisión Electoral, que calificó de anticonstitucional.
Sostuvo que el Partido a que él pertenece no tenía carácter internacional, y que
solo por interés se había tratado de colocarlo fuera de la ley. Terminó
manifestando que el Partido Aprista, por disciplina, había votado en favor del
candidato socialdemócrata.
El señor EGUIGUREN en un extenso discurso rebatió los conceptos emitidos
por el señor LANATTA al fundamentar el dictamen. Hizo una exposición
referente a sus actividades en la vida política del país, y afirmó que en la
campaña electoral recientemente librada y en todas las épocas en que le cupo
intervenir en el manejo de la cosa pública, no le habían guiado sino,
exclusivamente, sentimientos patrióticos para salvar a la nacionalidad. Formuló
referencias a la actuación, durante los últimos años, de las agrupaciones
políticas denominadas “Alianza Nacional” y “Frente Nacional”, acentuando las
actividades políticas del señor Amadeo de Piérola, dirigente de ambas
agrupaciones a quién censuró por su proceder; criticó a varios jefes de los
partidos integrantes de aquellas. Terminó oponiéndose al dictamen de la
Comisión Electoral.
En el curso de su peroración tuvo el orador diversos incidentes con los señores
CARRILLO BENAVIDES y SAAVEDRA PINÓN, quienes le hicieron diversas
aclaraciones e impugnaciones.
Además, interrumpieron al señor Representante por Lima los señores
MERCADO y PASTOR, para hacer aclaraciones en el sentido de que, en el
departamento de Puno, había obtenido la mayoría del sufragio, el Candidato
del “Frente Nacional”, a la Presidencia de la República.
El señor MEDELIUS, al exponer sus puntos de vista frente al asunto en
discusión, rebatió los argumentos del señor Eguiguren, refiriéndose, al mismo
tiempo, a la actuación política del señor Representante por Lima. Manifestó
que, en su concepto, el Jurado Nacional de Elecciones había procedido
legalmente al formular su consulta al Gobierno y que el Congreso estaba
capacitado para pronunciarse sobre este problema. Recordó los sangrientos
sucesos de Trujillo, Huaraz y de otros lugares de la República, así como los
asesinatos perpetrados en las personas del general Sánchez Cerro y de los
esposos Miró Quesada Laos, para demostrar el peligro que representaba para
la nacionalidad y para las instituciones tutelares de la República la captura del
poder por el Partido Aprista. Refutó las apreciaciones emitidas por el doctor
Eguiguren acerca del gobierno del señor general Benavides, citando, al
respecto, algunas leyes de importancia dictadas durante su mandato en 7
beneficio de las clases más necesitadas del país. Concluyó su disertación el
señor Representante por el Callao, manifestando que votaría a favor del
dictamen de la Comisión Electoral.
Fue interrumpido por los señores ARCA PARRÓ y EGUIGUREN, quienes le
hicieron algunas aclaraciones.
El señor CASTILLO, en una amplia disertación, expuso los puntos de vista de
la Representación Socialista frente al proyecto en debate, dejando constancia
de que, en su concepto, el Jurado Nacional de Elecciones disponía de la
capacidad legal para resolver el punto materia de la consulta. Comentó las
declaraciones emitidas por el señor ARÉVALO en las sesiones en que se
debatieron las reformas del Estatuto Electoral, para demostrar que todos los
ciudadanos tenían derecho para intervenir en el proceso electoral, cualquiera
que fuera el Partido a que pertenecieran. Se refirió, luego, a la forma como se
había desarrollado dicho proceso y el resultado de los sufragios emitidos a
favor de los candidatos de oposición. Sostuvo que el espíritu del artículo 53 de
la Constitución no impide al ciudadano que cumpliera con la obligación de
votar, por cuanto dicha disposición sólo se refería a los partidos políticos de
organización internacional. Expresó que, en su concepto, el Congreso no
estaba capacitado para pronunciarse en la consulta del Jurado Nacional de
Elecciones; y, después de extenderse en otras consideraciones, terminó
anunciando que la Representación Socialista votaría en contra del dictamen
presentado por la Comisión Electoral.
Fue interrumpido en el curso de su intervención por los señores SAAVEDRA
PINÓN y DALMAU.
Ocupó la Presidencia el señor doctor SAYÁN ÁLVAREZ.
El señor ARÉVALO, en su condición de miembro de la Comisión
Dictaminadora, fundamentó y defendió el dictamen. Precisó el alcance de sus
anteriores intervenciones a las que había hecho alusión el señor CASTILLO.
Se refirió a la patriótica actuación del gobierno del general Benavides; y, luego
de abundar en otras consideraciones de carácter legal, terminó sosteniendo
que el Congreso estaba capacitado, moral y legalmente, para absolver la
consulta del Jurado Nacional de Elecciones.
El señor ARCA PARRÓ le interrumpió, repetidas veces.
El señor ROCA, manifestó que la Representación Descentralista no estaba
conforme con las conclusiones del dictamen de la Comisión Electoral, por
considerar que el Jurado Nacional de Elecciones tenía capacidad legal para
resolver el punto materia de la consulta. Adujo diversas consideraciones acerca
de los propósitos patrióticos en que se habían inspirado los componentes del
Frente Nacional y de la intervención de éste en el proceso eleccionario. Analizó
y comentó el aspecto legal de la cuestión en debate, dejando constancia de
que el Congreso no podía pronunciarse sobre lo que correspondía resolver al
Jurado Nacional de Elecciones; y, condensando su tesis, sustentó brevemente
un proyecto de resolución legislativa que había firmado con los señores 8
Bustamante de la Fuente, Santiváñez, Tamayo, Merino, Doig y Lora, Paredes,
Delgado (don Alberto), Ruiloba Muñiz y Pastor, en virtud de la cual se declara
que el Jurado Nacional de Elecciones está plenamente facultado para resolver
el punto materia de la consulta; proposición que fue leída para ilustración de los
señores Representantes.
El señor SAAVEDRA PINÓN, en su calidad de delegado del Congreso ante el
Jurado Nacional de Elecciones y como autor de la moción materia de la
consulta, expuso los fundamentos que había tenido el mencionado Jurado para
formular la consulta; dejando constancia, al mismo tiempo, de que ésta era
pertinente y legal.
El señor FEIJOO REYNA abordó los aspectos legales de la cuestión en debate,
manifestando que, en su concepto, el Congreso debería devolver la nota al
Jurado Nacional para que éste resolviera el asunto y asumiera la
responsabilidad consiguiente. Dijo que, en su opinión, el doctor Eguiguren
había triunfado en las elecciones; y expresó que, de acuerdo con su línea de
conducta de defender las libertades públicas, votaría en contra del dictamen de
la Comisión Electoral.
El señor CASTRO POZO, en una amplia exposición, demostró que no había
disposición legal que impidiera a los miembros del Partido Aprista a concurrir a
los sufragios. Expresó que el proyecto en debate era contrario a la democracia
y, luego de ratificarse en las declaraciones de los señores ARCA PARRÓ Y
CASTILLO, solicitó que sus palabras constaran en el acta.
El señor GONZÁLEZ ORBEGOSO rectificó las declaraciones del señor
Eguiguren, respecto al desenvolvimiento del proceso electoral en el
departamento de La Libertad.
El señor PASTOR se refirió a la posición política del Partido Descentralista,
frente a los diferentes problemas políticos que se habían presentado en el país.
Después de extenderse en otras consideraciones anunció que votaría en
contra del dictamen.
El señor GUERRA manifestó que estaba de acuerdo con los considerandos del
dictamen, pero no así en su parte resolutiva. Terminó pronunciándose por la
nulidad total del proceso electoral.
El señor ARCA PARRÓ se refirió a las declaraciones del señor SAAVEDRA
PINÓN, y emitió nuevos conceptos en apoyo de sus anteriores intervenciones.
Ocupó la Presidencia el señor doctor CLEMENTE J. REVILLA.
Prosiguiendo en su discurso el señor Representante por Ayacucho, manifestó
que la parte resolutiva del dictamen originaría una nueva consulta del Jurado
Nacional de Elecciones. Insistió en que la Comisión diera a conocer el
verdadero alcance del proyecto y la suspención de los escrutinios. 9
A pedido del orador y por disposición de la Presidencia, se dio lectura al
decreto de convocatoria al Congreso a sesiones extraordinarias.
Terminó manifestando que no podría votarse el proyecto en debate, mientras la
Comisión Electoral no se pronunciara sobre los dos puntos que él había
planteado.
Durante su intervención el señor Representante por Ayacucho fue interrumpido
por el señor SAAVEDRA PINÓN, quién le hizo algunas aclaraciones.
El señor TIRADO, luego de referirse a diversas consideraciones de orden
general referentes al punto en debate, se pronunció partidario de la nulidad
total de las elecciones por las razones que expuso.
El señor GUEVARA manifestó que el Jurado Nacional de Elecciones tenía
facultad legal para resolver el asunto que había sido materia de la consulta
hecha por este organismo electoral al Congreso.
Fue interrumpido por el señor SAAVEDRA PINÓN, quien aclaró el aspecto
legal de la consulta hecha por el Jurado Nacional de Elecciones al Parlamento.
El señor Representante por el Cuzco prosiguiendo su discurso reafirmó su
anterior declaración y emitió nuevos conceptos en apoyo de ella.
Nuevamente interrumpió al orador el señor Representante por Loreto para
hacer diversas aclaraciones; y el señor Guevara, continuando, citó varios
ejemplos en apoyo de la tesis que sustentaba frente al asunto en debate.
Luego de hacer una crítica de orden legal al dictamen terminó manifestando
que, en su concepto, era el Jurado Nacional de Elecciones el que debía
declarar nulo el proceso electoral, y que sólo en este caso el Congreso se
pronunciará sobre la situación creada. Anunció que se abstendría de votar.
El señor MENDIVIL dijo que no estaba de acuerdo con el dictamen de la
Comisión por las razones que expuso. Manifestó que, en su concepto, el
Congreso debía pronunciarse por la nulidad total de las elecciones o en su
defecto declarar en receso el Jurado Nacional de Elecciones, por
incumplimiento de varias disposiciones de las leyes electorales.
Terminó anunciando que se abstendría de votar.
A pedido del señor FEIJOO REYNA el Congreso acordó que la votación del
dictamen fuera en forma nominal.
El señor CASTILLO manifestó que la votación debía reunir los votos
reglamentarios para una reforma constitucional por las razones que expuso.
Llamados los señores Representantes, votaron a favor de las conclusiones del
dictamen 58 señores Representantes y en contra 17. 10
Señores Representantes que votaron por el sí.
Sayán Álvarez, Montes, Salazar, Monteagudo, Cáceres Gaudet, Parodi, Alva,
Arévalo, Arriola, Artadi, Badani, Baiocchi, Balbuena, Bazán, Beroldo, Burga
Hurtado, Cáceres (don Dagoberto), Cáceres (don Emiliano), Calmell del Solar,
Canales, Carrillo Benavides, Casanova, Cevallos Chávez, Cordero, Cosio,
Chirinos Pacheco, Delgado (don Wenceslao), Gonzales Orbegoso, Herrera,
Hidalgo (don Juan José), Lanatta, Lizárraga, Lozada Benavente, Lozano,
Madueño, Maldonado, Maraví, Medelius, Mercado, Muñiz, Ocampo, Ortega,
Portocarrero, Prieto, Puga, Ramos, Revilla (don Pompeyo), Rodríguez (don
Segundo Sergio), Saavedra Pinón, Sisniegas, Solar, Sotil, Souza Miranda,
Tirado, Trelles, Velazco, Vivero y Zárate.
Señores Representantes que votaron por el no:
Abrill Vizcarra, Arca Parró, Castillo, Castro Pozo, Delgado (don Alberto), Doig y
Lora, Feijoo Reyna, Gonzáles Honderman, Merino, Padilla Abrill, Paredes,
Pastor, Roca, Tamayo, Vara Cadillo, Villagarcía y Villena.
Se abstuvieron de votar, los señores:
Guerra, Guevara y Mendivil.
El texto del proyecto aprobado es el siguiente.
“EL CONGRESO CONSTITUYENTE,
Ha dado la ley siguiente:
ARTÍCULO ÚNICO.- Decláranse ilegales los sufragios emitidos en las
elecciones del once de octubre último, en favor de las candidaturas a la
Presidencia y Vice-Presidencias de la República, Senadurías y Diputaciones
presentadas por el Partido Social Demócrata así como los que hubieran
favorecido a candidatos que, encubiertos bajo diversas apariencias, se
encuentran en idéntica situación, por estar comprendidos en las disposiciones
de los artículos 53° de la Constitución del Estado, 22 de la Ley 7780 y en la
resolución del Jurado Nacional de Elecciones de 5 de setiembre del presente
año.
Dada, etc.”
A pedido del señor MEDELIUS, el Congreso acordó remitir al Ejecutivo la
autógrafa del proyecto sin esperar la aprobación del acta.
Acto seguido el señor PRESIDENTE levantó la sesión.
Eran las 2 h. y 25’ a.m.
CONGRESO CONSTITUYENTE DE 1936 11
Lima, 4 de noviembre de 1936
Aprobada con las aclaraciones de los señores Mendivil, Guerra, Dalmau y
Venero.
Revilla
Monteagudo